Al instante

MI CAFÉ: No se preocupen, Colombia tiene TLC

Por William Giraldo Ceballos

(periodismosinfronteras.org)

Como decíamos ayer, la caída del precio internacional del petróleo no tendría por qué tener tan preocupado al Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ni al presidente Juan Manuel Santos ordenando “austeridad” en el quehacer gubernamental porque Colombia no es un país petrolero y en los últimos años negoció y firmó los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, Corea, con la Comunidad Europea…con cerca de 50 países.

No hay que olvidar lo dicho por el presidente Santos Calderón desde Cartagena el 12 de octubre de 2011:

(starmedia.com)

(starmedia.com)

“Hoy es un día histórico para las relaciones entre Colombia y los Estados Unidos. Un día histórico para la inserción de Colombia en el mundo.

“Y es un día histórico para los empresarios y trabajadores colombianos”.

Después de agradecer a sus ministros y a los del gobierno del ex presidente Alvaro Uribe por la gestión del acuerdo, Santos Calderón les dijo a los colombianos que “con este tratado creceremos por lo menos un uno por ciento más de lo que venimos creciendo, durante el resto de nuestras vidas.

“Con este tratado generaremos por lo menos 250 mil nuevos puestos de trabajo.

“Con el TLC aumentarán nuestras exportaciones , se calcula que mínimo en un seis por ciento.

“Con este TLC  llegará mucho más inversión para la infraestructura, más inversión para la industria, más inversión para el desarrollo rural”.

Eso descarta la necesidad de vender Isagen que tanto desvela al ministro Cárdenas.

En otro aparte de su breve intervención, Santos Calderón enfatizó: “Llegó el momento de pensar en grande y de trabajar para para tener una implementación exitosa y poder aprovechar bien este tratado, que es en términos  comerciales el más importante que hemos firmado en nuestra historia”

Colombia, desde entonces, cuenta con un mercado para sus productos compuesto por 300 millones de consumidores norteamericanos, según sus palabras.

Otro día, en junio de 2013, el Ministro de Comercio Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, habló del acuerdo comercial con la Comunidad Europea y dijo que “mientras abramos más fronteras a nuestros empresarios, más consumidores vamos a obtener y, por ende, más exportaciones podremos lograr para bien de nuestra economía.

(eluniversal.com.co)

(eluniversal.com.co)

“Los acuerdos comerciales son una gran oportunidad para generar más empleo, lo que se traduce en una mejora evidente de la calidad de vida de los colombianos. En este contexto, nuestro propósito es llegar a más de 1.500 millones de personas en 2014, a través de 16 Acuerdos Comerciales que abarcan a más de 50 países.

“Así mismo -decía el ministro Díaz-Granados- la meta de este gobierno es lograr un nivel de exportaciones no minero-energéticas superiores a US$22.000 millones en 2014. En tanto, una meta nacional es triplicar este tipo de exportaciones en 2021, llegando a US$45.900 millones”.

Por eso no se justifican las “medidas de urgencia” adoptadas por el equipo económico del presidente Santos con las cuales se aceleró la devaluación del peso con sus consecuentes efectos sobre el aumento exponencial de la deuda externa, el encarecimiento de los productos de consumo que importa el país, las pérdidas que acumula hoy el Banco de la República, no solo por su portafolio de inversiones de las reservas internacionales, sino por sus intervenciones en el mercado doméstico para mitigar la revaluación de los últimos años,

Han ganado maliciosamente no solo los subsidiados exportadores de flores, de banano, de petróleo y de café, sino los narcotraficantes que diariamente alimentan el mercado interno de divisas.

En contraste, el precio del café en los supermercados de los 300 millones de consumidores norteamericanos no ha subido en los últimos diez años.

Si los colombianos se atienen al modelo económico definido a partir de tratados y convenios comerciales con medio mundo, no tienen de qué preocuparse y menos el gobierno que en la presente década marcó el derrotero para que el país no dependiera más de las exportaciones minero-energéticas.

Es bueno tener memoria de las cosas buenas que les pasan a los colombianos, no?

 

Ir a la barra de herramientas