Al instante

MI CAFÉ: Arepa paiso-gringa y el “daño ambiental” de Barrancabermeja

Por William Giraldo Ceballos

Arepas paisas Foto tecnas.com.co

La noticia radial destacaba hace unos días la elevada productividad del terminal marítimo de Santa Marta, recientemente modernizado y que en tiempo récord logró desembarcar miles de toneladas de maíz traídas a Colombia por un gigantesco buque carguero.

El reportero centró su información en solo uno de los hechos que integraban la noticias. Se quedaron por fuera  observaciones tales como que Colombia, gracias al TLC puede importar todos los alimentos de origen agrícola que antes producía para su autoabastecimiento : arroz, trigo, soya, yuca y hasta carnes de res y de pollo.

Las tortillas que fabrican los mexicanos de Bimbo en Cundinamarca y las arepas antioqueñas tienen más de gringas, por el origen el maíz traído de Estados Unidos, que por su origen montañero.

Para despejar dudas 

Unas preguntas que podrían ayudar  a los indecisos votantes del plebiscito:

¿Ustedes creen que los Santos, Juan Manuel y Enrique, pertenecen a la clase social de los negociadores de las FARC?

¿Sienten que las FARC son una amenaza  para los que viajan en los Transmilenios o a los que están endeudados hasta el cogote por tener casa y carro?

¿Cuántos generales que combatieron a la guerrilla en los últimos 60 años, murieron durante el conflicto?

¿Saben cuántos campesinos integrantes del ejército y de la guerrilla murieron en los últimos doce meses  y cuántos en promedio murieron cada año entre el 2000 y el 2012?

¿La paz fue un derecho del cuál gozaron los colombianos durante los gobiernos anteriores a la administración Santos?

¿Cuáles serían las soluciones a la guerra en manos del Centro Democrático si fracasan los acuerdos de paz en el plebiscito?

¿Cree que los generales en retiro y activos que participaron en los diálogos de La Habana traicionaron a la aristocracia militar?

¿Le molesta que dirigentes campesinos legislen y reciban las millonarias “dietas” que cobran los actuales  representantes “del pueblo” en el Congreso de la República?

¿Una democracia representativa debe excluir a quienes no pertenecen a la clase dirigente tradicional?

¿Usted vota en las elecciones  o es  abstecionista tradicional?

Mentiritas 

Tituló El Tiempo que “se acabó la espera” para la construcción del metro para Bogotá y a renglón seguido informó que el proceso de contratación concluirá dos años después.

Es decir, la espera sigue, porque horas  después el alcalde Enrique Peñalosa declaró que aún falta adelantar algunos trámites: que el Consejo de Política Económica y Social, CONPES, le de aprobación a la obra y garantice su financiación y que luego vendrá el proceso de licitación con todos sus perendengues de pliegos para la adjudicación del contrato o de los contratos, etc.

Además el alcalde y el presidente Santos hablaron del millonario ahorro que por kilómetro se obtendrá con la construcción elevada del metro y dieron cifras del costo total.

Todo, dicho con cifras basadas en la tasa de cambio (dólar por pesos) de hoy. Y que no habrá sobrecostos.

¿Estarían anunciando la congelación de la devaluación que cada día le permite a los poquísimos exportadores colombianos obtener mayores utilidades en pesos por cada dólar que reciben de la venta de sus mercancías al exterior?

Amanecerá y veremos.

Los manaderos de petróleo

Ciudadanos barramejos denunciaron ante los medios de comunicación la grave contaminación que está generando el petróleo en barrios de Barrancabermeja.

Los manaderos de petróleo fueron descubiertos en la zona por el conquistador y colonizador español Gonzalo Jiménez de Quezada, durante su viaje aguas arriba por el río Magdalena al adentrarse en los territorios del Nuevo Reino de Granada.

La explotación industrial del petróleo colombiano comenzó avanzado ya el Siglo XX con la llegada de las petroleras norteamericanas Tropical y Standard Oil.

Desde esa época la migración de colombianos hacia Barrancabermeja en búsqueda de oportunidades alrededor de la industria petrolera no ha cesado y de manera progresiva florecieron viviendas regulares e irregulares sobre el suelo petrolífero y sus constructores y habitantes desconocieron voluntaria o involuntariamente el hecho natural y el desarrollo industrial que tendió redes subterráneas para la producción y refinación del crudo.

Con su aparente inocencia los pobladores culpan a ECOPETROL del que llaman “daño ambiental” provocado por la que suponen ellos, irresponsabilidad de la empresa.

Y es todo lo contrario. Bastaría con preguntar por qué los alcaldes de Barrancabermeja permitieron asentamientos humanos sobre una zona que históricamente ha sido petrolífera?

Los nativos que encontró la expedición española de Jiménez de Quezada y en los comienzos del Siglo XX, los comerciantes José Rueda Domínguez y Benjamín Bohorquez aprovechaban para sus actividades el petróleo que brotaba a la superficie en la región.

Para mal de males, como siempre, lo que falta ahora es que las autoridades ambientales de Santander y las administrativas de Barrancabermeja, ordenen la reubicación del distrito de producción y de las plantas de refinación en otra región para no afectar la ciudad que se construyó alrededor del petróleo e invadió el suelo que durante más de 80 años le ha dado riqueza a Colombia.

 

 

 

 

 

 

Ir a la barra de herramientas