Al instante

Martes de la luenga lengua: Spoiler

Recopilación y apuntes de Oscar Domínguez Giraldo

Imagen resumenlatinoamericano.org

Quisquillas de alguna importancia

Por Efraim Osorio (La Patria, de Manizales)

La ‘coreografía’, bien dirigida y debidamente ejecutada, es lo que hace hermosos, armoniosos y espectaculares los llamados Musicales, como los que se presentan diariamente en los teatros de Broadway, de Manhattan, New York, y los que tuvimos la ventura de admirar y disfrutar en películas norteamericanas. ‘Coreografía’ es, en general, el “arte de componer bailes”. La ‘corografía’, en cambio, es “la descripción de un país, de una región o de una provincia”. En el recién inaugurado espectacular centro cultural del Banco de la República, regalo sinigual para Manizales, un amigo vio la representación gráfica de alguna región de Colombia con la siguiente inscripción: ‘Coreografía de…’. Evidentemente, se trataba de una ‘corografía’, sustantivo que viene del griego ‘corografía’ a través del latín ‘chorographia’ (topografía). ‘Coreografía’, de ‘corógrafo’ (de ‘coreia’, baile, y ‘grafo’ -dibujo, escritura, inscripción, cuadro, etc.). Así como en muchas otras palabras, es una sola vocal, o una sola consonante, la que hace la diferencia.
* * *
El signo ortográfico ‘dos puntos’, por su carácter de enunciativo, precede a las enumeraciones, verbigracia, “las virtudes teologales son las siguientes: fe, esperanza y caridad”. Sin embargo, suprimidas las palabras ‘las siguientes’ de esta oración, deben eliminarse también los ‘dos puntos’, así: “Las virtudes teologales son fe, esperanza y caridad”, en la que ese signo ortográfico no tiene cabida, porque inmediatamente después del verbo ‘ser’ no puede haber ninguno -con excepción de las frase incidentales, si las hubiere, que, necesariamente, van entre comas, verbigracia, “los colombianos somos, con muchas excepciones infames, honestos, trabajadores y responsables”-, pues rompería el enlace natural del verbo y los otros elementos que constituyen el predicado en la oración, como sucedió en la siguiente información del columnista Guillermo Perry: “…los otros mensajes del Papa para Colombia son: tolerancia absoluta con las diferencias de ideas, religiones y preferencias sexuales…” (El Tiempo, 10/9/2017). Enlace o continuidad que tampoco se puede romper con ningún signo de puntuación entre la preposición y el complemento que introduce, norma infringida en la frase del columnista Cristian Valencia: “…podrían usar ese dinero en: colegios, centros de salud, vías de comunicación…” (El Tiempo, 5/9/2017). Sin ninguna duda, ahí esos ‘dos puntos’ están de más, como la gran mayoría de las candidaturas a la presidencia de este nuestro pobre país. Los ‘dos puntos’, además, anuncian explicaciones, especificaciones, aclaraciones y muchas otras cosas de acuerdo con la idea del redactor.
* * *
Tuve que quedarme con las ganas de saber qué quiso decir el columnista Carlos Castillo Cardona con este titular de su escrito: “Cómo entecar a un papa” (El Tiempo, 6/9/2017). Porque, en primer lugar, el verbo ‘entecar’ se emplea únicamente como pronominal, ‘entecarse’, y, en segundo lugar, sólo significa, en Burgos, de acuerdo con El Diccionario, ‘enfermar, debilitarse’. En León, según la misma fuente, ‘obstinarse, emperrarse’. Antiguamente significaba ‘molestar, fastidiar’. Su adjetivo, ‘enteco-a’, quiere decir ‘enclenque, endeble, raquítico’. Releí la columna para ver si encontraba algo que tuviera relación con lo hasta aquí escrito, y llegué a la conclusión de que, para ese título, el único sinónimo adecuado de ese verbo sería el anticuado de ‘fastidiar’. Y el Papa no se sintió en ningún momento ‘fastidiado’, pues terminó su visita con estas palabras: “Ustedes me han hecho mucho bien”. Me quedé, pues, con el deseo de saber qué quiso decir el columnista con ‘entecar’.
* * *

¡Cuándo aprenderán! Es muy distinto ser ‘montañero’ -yo soy orgullosamente de ascendencia montañera- y otra, pertenecer a la organización criminal ‘Los Montañeros’. En una información de la sección ‘Sucesos’ se lee: “Tres montañeros aceptaron asaltos a siete fincas” (LA PATRIA, 7/9/2017). ¿Tres campesinos? ¡Bah! Los apodos, seudónimos, remoquetes, sobrenombres, alias, etc. son nombres propios, razón por la cual se deben escribir con mayúscula inicial, incluido el artículo, si éste forma parte del nombre. Es la norma.
* * *
Así se expresó el columnista Fernando Quiroz: “Dos o tres estaciones más adelante se me ocurrió que tal vez de eso se trata el paso por este mundo…” (El Tiempo, 5/9/2017). Señor, escriba cien veces esta frase: “Se me ocurrió que tal vez eso es (o, en eso consiste) el paso por este mundo”. A ver si así…

SALÓN INTERNACIONAL DEL AUTOMÓVIL

Por Fundación para el español urgente

Con motivo de la celebración del Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort, que se celebra estos días, se ofrecen las siguientes claves para una buena redacción:

1. Fráncfort, mejor que Frankfurt

El nombre en español de la ciudad donde tiene lugar este salón es Fráncfort, con tilde, mejor que Francfort Frankfurt.

2. Las marcas, en mayúscula

La marca de los vehículos se escribe en mayúscula, aunque se aluda a un coche específico: «Nada de especial en el diseño de un Hyundai i20 o de un Kia Ceed». Además, de acuerdo con la Ortografía de la lengua española, el plural es regular si acaba en vocal (los Ferraris) e invariable si acaba en consonante (los Fiat).

3. Start and stop, alternativas

Sistema de parada y arranque (automáticos) sistema de arranque y parada (automáticos) son expresiones preferibles a sistema stop & start sistema start & stop respectivamente. Así, en «Por primera vez en Peugeot, un sistema Stop & Start con alternador reversible se ha adaptado al funcionamiento de una caja de cambios automática», habría sido mejor escribir «… un sistema de parada y arranque automáticos con alternador…».

4. Renovado, mejor que facelift

Renovado o modelo renovado son alternativas en español a facelift, de modo que, en lugar de «Un facelift del Sportage y un Optima híbrido mejorado completarán la feria», habría sido preferible escribir «Un Sportage renovado y…» o «Un modelo renovado del Sportage y…».

5. Downsizing es reducción de cilindrada

Reducción de cilindrada menor cilindrada son traducciones posibles en este contexto de downsizing, por lo que la frase «El contra del downsizing es que, a largo plazo, el motor puede durar menos» podría haberse escrito así: «El contra de reducir la cilindrada (de los motores) es que, a largo plazo, el motor puede durar menos».

6. Spoiler, anglicismo innecesario

Spoiler trasero es un anglicismo innecesario, sustituible en español por alerón trasero, definido en el Diccionario académico como ‘en un automóvil, especie de aleta que se coloca sobre la parte superior trasera de la carrocería, originalmente con fines aerodinámicos’.

7. Motores boxer

Un motor boxer es en español un motor de cilindros opuestos, de modo que una noticia como «El motor boxer y la transmisión son completamente nuevos» habría sido preferible escribirla así: «El motor de cilindros opuestos y la transmisión son completamente nuevos».

8. Prototipo, equivalente a concept

Prototipo es un equivalente adecuado del anglicismo innecesario concept. Así pues, en lugar de «Maserati ha presentado en el Salón de Ginebra el Alfieri, un concept 2+2, para celebrar el centenario de la marca», lo apropiado habría sido escribir «Maserati ha presentado en el Salón de Ginebra el Alfieri, un prototipo 2+2, para celebrar el centenario de la marca».

9. Modelo único, traducción de one-off

Un one-off equivale en español a un modelo único. Lo apropiado, por tanto, en vez de «El regalo de cumpleaños que se ha hecho la marca es esta unidad ‘one-off’, destinada a la colección», habría sido «El regalo de cumpleaños que se ha hecho la marca es este modelo único, destinado a la colección».

10. Led, plural ledes

El sustantivo led se escribe en minúscula, pues así aparece recogido en la vigesimotercera edición del Diccionario académico. Su plural es regular: los ledes.

11. Prefijos

Los prefijos, de acuerdo con la Ortografía de la lengua española, se escriben unidos a la palabra a la que se incorporan: sobrealimentación por turbo, no sobre alimentación por turbocambio autosecuencialno cambio auto secuencial, y llantas multirradio, con dos erres, no llantas multi radio ni multiradio.

12. Motores

Motor diésel, con tilde en la primera e, pero motor de gasolina propulsor de gasolina, no motor gasolina ni propulsor gasolina. En algunas zonas de América se emplea la voz dísel, también válida según la Ortografía

La semántica y la ortografía, fortalezas de la corrección idiomática

Autor: Lucila González de Chaves (El Mundo, de Medellín)

Renovar nuestro léxico mediante las constantes y correctas explicaciones de la RAE es, por lo menos, uno de nuestros compromisos con la evolución del idioma y con los nuevos significados que las palabras van adquiriendo.

Medellín, Antioquia

1. Grados bajo cero:

Es redundante emplear expresiones como: menos quince grados bajo cero, en lugar de: menos quince grados, O: quince grados bajo cero.

Esta confusión proviene de la lectura equivocada de datos como -15 ºC, que es la representación en cifras de: quince grados bajo cero, o de: menos quince grados; pero no de la mezcla de ambas formas.

Se debe decir y escribir “Vientos huracanados y temperaturas de menos 45 grados”.

2. Megarrecital

El sustantivo megarrecital se escribe con el prefijo mega- , unido a recital y con erre doble. No es correcto informar: “Por lo menos, hubo dos muertos en el mega  recital de…”

Tal como indica la nueva Ortografía de la lengua española, los prefijos se escriben unidos a la palabra a la que se incorporan, sin espacio ni guion intermedios. Además, como mega-hace que la erre (ya no existe el nombre de “ere”) del vocablo recital quede entre dos vocales, lo apropiado es escribir erre doblemegarrecital, no megarecital.

3. Apodos

Los apodos se escriben sin comillas ni cursiva salvo que aparezcan entre el nombre y el apellido: Carlos “Pibe” Valderrama; o: El Pibe Valderrama.

4. Numerales

En los numerales compuestos de dos o más palabras no es apropiado mezclar cifras y letras, por lo que, en vez de: “El predio estaba habilitado para 170 mil personas, pero ingresaron unas 300 mil”, lo recomendado es escribir “El predio estaba habilitado para 170 000 personas, pero ingresaron unas 300 000”.

Lea también: La RAE conceptúa

5. Sensiblemente

El adverbio sensiblemente, que según el Diccionario de la lengua española significa ‘de manera sensible`, se interpreta a veces de forma distinta e incluso opuesta (con el significado de ‘levemente’), por lo que a veces es preferible sustituirlo por notablemente o ligeramente, según los casos.

La RAE opina que para algunos hispanohablantes, sensiblemente es un adverbio que indica ligereza: cuando se afirma que la salud de una persona ha mejorado sensiblemente, la mayoría entiende que ha mejorado de manera notable, pero otros interpretan lo contrario, es decir, que apenas ha mejorado.

Este fenómeno de cambio paulatino del significado de una palabra no es nuevo en la lengua: ya ha ocurrido con términos como nimio, que nació con el significado de ‘enorme’ y hoy se utiliza con la idea de ‘poco importante’, o lívido, cuyo sentido original era ‘amoratado’ y, con el paso de los años, añadió también: ‘intensamente pálido’.

Respecto a sensiblemente, el nuevo significado (‘ligeramente’) no está aún recogido en los diccionarios.

Para eliminar la ambigüedad, en algunos casos, es preferible recurrir a otros adverbioscomo: notablementeclaramente… o su opuesto, ligeramente, según lo que se pretenda expresar.

6. Habla un académico

Alejandro Herrero Manrique en su texto: Cuando el lenguaje evoluciona “sensiblemente”:

“Para  los hispanohablantes no hay muchas dudas sobre el significado del adverbio sensiblemente. Si usted pregunta, le dirán sin vacilar que equivale a ‘notablemente’. Pero, otros le dirán que en realidad significa ‘ligeramente’. “Ese elemento vivo, inquieto y retorcido llamado lengua no deja de sorprendernos. Esta vez lo hace con sensiblemente: un término que aparece en el español desde el Diccionario de autoridades (1726-1739).

“Este adverbio siempre se ha definido, con alguna que otra variación, como ‘de forma que se perciba por los sentidos’. Hubo otra acepción que le acompañó al principio de los tiempos (‘con dolor, pesar o pena’) hasta que, en el 2001, desapareció para ser cambiada por una nueva que los hablantes querían incluir: ‘de manera sensible: evidente e importante’.

“El 60 % de los hablantes considera que sensiblemente significa ‘notablemente’. El 35 % entiende justo lo contrario: que significa ‘ligeramente’.

“Los menores de veinte años, eligen: notablemente; los de treinta en adelante: ligeramente.

“El adverbio sensiblemente está experimentando una ampliación o un cambio de significado, (un cambio semántico) de modo que para los más jóvenes no significa ya lo mismo que para sus padres y sus abuelos.

“Por ello conviene tener cuidado cuando utilicemos este adverbio en nuestros textos,dado que es probable que no todos lo entiendan de la misma forma”.

Además: ¿Cómo dice usted?

7. Perogrullo

La palabra Perogrullo, presente en las expresiones: “verdad de Perogrullo”, o “ser de Perogrullo”, se escribe con mayúscula inicial, mientras que el sustantivo perogrulladacomienza con minúscula.

El Diccionario de la lengua española opina: verdad de Perogrullo se escribe con pe mayúscula, ya que Perogrullo es el nombre propio de un personaje ficticio a quien se le atribuye presentar obviedades de manera sentenciosa.

Y del sustantivo perogrullada, afirma: este sí con inicial minúscula y definido como ‘verdad o certeza que, por notoriamente sabida, es necedad o simpleza el decirla’.

El diccionario Clave apunta que esta voz procede del nombre Pero, equivalente a Pedro, y el adjetivo grullo, que significa ‘cateto, palurdo’.

Ejemplos: El concejal afirma que esa es una verdad de Perogrullo. Una razón que a estas alturas parece de Perogrullo.

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page