Al instante

Martes de la luenga lengua: Se, lírida, cuando, subjuntivitis

Recopilación de Oscar Domínguez G.

Imagen oconowocc.com

‘Se’ es la forma reflexiva del pronombre de tercera persona, y se refiere siempre al sujeto de la oración, por ejemplo, “fulano de tal se entregó a los vicios”. Por esta razón, son pleonásticas las construcciones en las que, con el adjetivo posesivo de tercera persona, se pretende puntualizar la idea del redactor. La profesora Edith Angélica Bustos C. dice que hoy en día son muy frecuentes frases como la siguiente: “…se lesionó su pierna izquierda” (27/11/2017). Y da en la diana, porque si la parte lesionada es del sujeto de la oración, el reflejo ‘se’, él solo, lo expresa a cabalidad, así: “Se lesionó la cabeza”, “se lesionó la pierna izquierda”. Además, y esto es una perogrullada, si la parte lesionada no pertenece al sujeto, debe construirse la frase con el pronombre ‘le’ (“le lesionó la cabeza”) o con la mención de la víctima (“lesionó la cabeza del contrincante”). Elemental.
* * *
Hay una palabra que, parece, está únicamente en el léxico del columnista César Montoya Ocampo, ‘lírida’. Ejemplo: “Un lírida de esa dimensión era el director del Centro Literario Eusebio Robledo en el Colegio Pío XII de Salamina” (LA PATRIA, 30/11/2017). Y, con mucha frecuencia, me preguntan si es palabra grave o esdrújula. Esto no importa, porque es un vocablo espurio, inventado por él quizás por su parecido con ‘lírica’ (“género literario al cual pertenecen las obras, normalmente en verso, que expresan sentimientos del autor y se proponen suscitar en el oyente o lector sentimientos análogos”). Lo que quiere decir que para el columnista su palabreja es sinónimo de ‘poeta’. Para la Academia de la Lengua, algunos sinónimos son ‘aedo’ (desde la primera mitad del siglo pasado, “bardo, poeta o cantor épico de la antigua Gracia”); ‘aeda’, con el mismo significado, desde la edición de 1970; ‘vate’, que significa también ‘adivino’; ‘rapsoda’ (“recitador ambulante que en la Grecia antigua cantaba poemas homéricos y otras poesías épicas”), y ‘panida’, muy del gusto del columnista, en El Diccionario desde su vigésima segunda edición (2001), con la siguiente definición: “Poeta o descendiente de Pan”. Éste, “hijo de Zeus (Júpiter) o de Hermes (Mercurio) y de una ninfa. Dios de la vida campestre, de los montes y de los bosques” (Enciclopedia Uteha). Y hay más sinónimos, muchos más, tantos, que superan la cantidad de buenos poetas, pues éstos, como lo dijo Cervantes, “no hacen número”.
* * *
El adverbio ‘cuando’ expresa ‘una noción de tiempo’, razón por la cual no puede contraponerse a un adverbio de lugar. El columnista Jaime Alzate Palacios escribió: “Es allí cuando comenzamos a trastabillar, dejando que los enemigos de la patria vayan apoderándose de todas esas herencias llenas de patriotismo…” (LA PATRIA, 2/12/2017). Esta oración, castizamente construida, es así: “Es entonces cuando comenzamos…”, porque ‘allí’ es adverbio de lugar, en construcciones parecidas, antecedente de ‘donde’ (“fue allí donde torció la puerca el rabo”). ‘Entonces’ sí es adverbio de tiempo, el preciso en la frase comentada. De estas construcciones equivocadas, la más común, epidemia ya, es aquella en la que interviene el adverbio de lugar ‘donde’.
* * *
En mi última visita al pabellón de los infectados por la ‘subjuntivitis’ -hacía mucho tiempo que no iba por allá-, encontré al columnista de El Tiempo Eduardo Posada Carbó, quien dio positivo en las siguientes muestras: “…es un libro espléndido con el propósito de honrar lo que el mismo García Márquez llamara ‘el mejor oficio del mundo’”. “Petkoff también recuerda la donación que García Márquez le hizo al que fuese entonces su partido político” (1/12/2017). El especialista, cansado ya de formular inútilmente, le hizo la siguiente pregunta: ¿Por qué, si las inflexiones verbales ‘llamara’ y ‘fuese’ (pretérito imperfecto de subjuntivo) expresan -según su redacción- el mismo tiempo que el pretérito de indicativo (‘llamó’ y ‘fue’), escribió “que García Márquez le hizo”, y no “que García Márquez le hiciera”? El periodista no supo responder

Los ex-Farc / El lenguaje en el tiempo

Por: Fernando Ávila (El Tiempo)

“Marta L. Ramírez cree que ‘es una bofetada a la democracia’ que exFarc lleguen al Congreso sin ir a JEP” (pie de foto). Mejor: “…que ex-Farc lleguen…”, pues los prefijos (como ex) van pegados ante nombre univerbal, exministro; separados ante nombre pluriverbal, ex señorita Colombia, y con guion ante mayúscula, ex-Farc.

Alquilar

“Claves a la hora de rentar un carro”. Es preferible, con este sentido, el uso del verbo alquilar, común a todo el ámbito hispánico, según el Diccionario panhispánico de dudas.

Crac

“Los cracks en el grupo de Colombia” (titular). La Ortografía de la lengua española, OLE, 2010, señala que la secuencia ck es ajena a la ortografía española, y que se mantiene solo en los apellidos extranjeros, como Steinbeck y su derivado steimbeckiano, pero no en nombres comunes, como crack, que pasa a nuestra lengua en la forma crac. El Panhispánico ya había indicado, en el 2005, que se usara crac para referirse al ‘deportista de extraordinaria calidad’, alternando con as, fenómeno, número uno y fuera de serie. El Manual de redacción, de EL TIEMPO, 2016, establece el siguiente criterio general: “El equivalente español debe prevalecer sobre el término extranjero. Ejemplo: escalafón en vez de ranking. Para evitar repeticiones, se empleará la adaptación respectiva. Ejemplo: ranquin”. Aunque el manual no incluye el ejemplo de crac (equivalente español del inglés crack), la doctrina general resultaría aplicable a este caso.

La Virgen

“En Boavita, Boyacá, ha ocurrido un milagro: la virgen le ha permitido a María ser simplemente ella” (Arcadia). La palabra Virgen, referida a la madre de Jesús, se escribe con mayúscula inicial, según la norma 4.2.4.3. de la OLE, 2010: “Los nombres propios con los que se designa particularizadamente a los dioses, profetas y otros seres o entes del ámbito religioso se escriben con mayúscula inicial”. Entre los ejemplos están Alá, Jehová, Jesucristo, Mahoma, Espíritu Santo, Lucifer, Minerva… También se aplica la norma a apelativos como el Señor, el Gran Arquitecto, la Virgen, Nuestra Señora del Rosario, el Buda de la Luz Ilimitada…

La OLE aclara que “la mayúscula se mantiene en los refranes y en las expresiones o frases hechas que contienen esta referencia, como “A Dios rogando y con el mazo dando”, “¡Se armó la de Dios es Cristo!”.

Es fácil deducir que el mismo criterio de aplica a frases como “Se le apareció la Virgen” o la citada de la revista Arcadia. La OLE aclara finalmente que los pronombres referidos a Dios, a Jesús (él) o a la Virgen (tú) se escriben con minúsculas iniciales, “Ve con Dios, que él te guíe y proteja de todo mal”, “Por Cristo, con él y en él”, “Bendita tú eres entre todas las mujeres”.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria
Twitter: @fernandoavila52

MONOSILABOS

(FUNDACION PARA EL ESPAÑOL URGENTE)

Las formas verbales del pasado diovio, fue, así como lio, fio, rio guio, entre otras, se escriben sin tilde por ser monosílabas ortográficamente. En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Atropelló a dos personas y se dió a la fuga», «Cotto se vió bien en los primeros asaltos», «Gianni Infantino, presidente de la FIFA, fué el encargado …

Intifada

El sustantivo intifada, con el significado de ‘rebelión popular palestina’, se escribe con minúscula inicial y sin necesidad de comillas.

Con motivo de la decisión de Donald Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, en los medios pueden verse frases como «Vimos la primera y la segunda Intifada, y quizá veamos una tercera Intifada», «El movimiento palestino Al-Fatá pide el comienzo de una nueva Intifada» o «Hamás llama a una nueva ‘intifada’ contra Israel tras la decisión de Trump».

Los principales diccionarios de uso recogen la voz intifada en minúscula, como un sustantivo común con el significado de ‘rebelión popular palestina’, especialmente en alusión a la que se inició en diciembre de 1987. Se trata de un vocablo plenamente asentado y, por tanto, no necesita comillas.

Por otra parte, se recuerda que Hamás, con tilde, es la transcripción adecuada del nombre de esta organización palestina. Respecto a Fatáse desaconseja la forma Al-Fatá, con el artículo al antepuesto en mayúscula; además, aunque no es censurable la grafía Fatah, con hache final, resulta preferible prescindir de ella si no se pronuncia aspiradamente dicha consonante.

Así pues, en los ejemplos iniciales lo recomendable habría sido escribir «Vimos la primera y la segunda intifada, y quizá veamos una tercera intifada», «El movimiento palestino Fatá pide el comienzo de una nueva intifada» y «Hamás llama a una nueva intifada contra Israel tras la decisión de Trump».

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page