Al instante

Martes de la luenga lengua: Ranquin, top, buzos, adecúe

Recopilación de Oscar Domínguez

Imagen horajaen.com

El lenguaje en el tiempo

Por Fernando Ávila/ El Tiempo

Cita: “… ranking de las localidades en las que se registraron comparendos y destacó el top tres de estas multas”. Mejor: “Ranquin de localidades en las que más se registraron comparendos y se destacan las tres primeras en número de multas”.

La voz inglesa ranking tiene como adaptación al español la forma ranquin, según el Diccionario panhispánico de dudas (DPD), 2005. Por su parte, la palabra inglesa top puede traducirse a nuestro idioma con expresiones como de primer nivel, sobresaliente, entre los mejores, de primera línea, según la Fundación del Español Urgente.

Ranking es vocablo que no corresponde a la morfología léxica de nuestra lengua, por su terminación -ing. Ninguna palabra española tiene ese final. Por eso, nada más lógico que optar por la adaptación ranquin.

Top

En cambio, top ya figura en el Diccionario de la lengua española, 2014, con dos lemas.

En el primero, se trata de la interjección usada en el lenguaje del mar ‘para ordenar que pare una maniobra’, ¡top!, voz derivada del inglés stop. En el segundo, del sustantivo masculino que identifica la ‘prenda de vestir femenina, generalmente ajustada, que cubre el pecho y llega como mucho hasta la cintura’. Bien podría haber un tercer lema para la misma palabra, que le diera el carácter de sustantivo masculino para significar ‘lo mejor’, ‘lo más destacado’. Por otra parte, si se aceptara la locución “top tres”, debería escribirse “top 3”, pues una de las normas ortográficas de la Academia es que número que sigue a sustantivo se escriba en cifra y no en letra, “apartamento 501” (no “apartamento quinientos uno”), “caseta 18”, “top 3”.

Buzos

Cita: “… para crear su propia marca de gorras, camisas y busos…” (Arcadia). Mejor: “… y buzos…”. La ‘prenda de vestir, generalmente de lana, que cubre el torso, cerrada, con mangas y el cuello alto, similar a un suéter’, se llama buzo, según el Diccionario de americanismos, 2010. Así se le dice en Uruguay, Ecuador y Colombia, por su semejanza con el traje de buzo.

Adecúe

Pregunta: ¿Adecúe o adecue?, Rosa Tejeiro López.

Respuesta: Las dos son válidas, pero en Colombia decimos “adecúe”, “evacúe”, “licúe”, con el acento en la u.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria @fernandoavila52

Taller del Idioma, DOS EN UNO 1.

 

Abel Méndez (El Diario, de Pereira)

DOS EN UNO 1. «SUEJE el Sistema Universitario del Eje Cafetero, sesión en la Universidad Tecnológica de Pereira, contó con la presencia del rector, Luis Fernando Gaviria Trujillo y de los delegados …». Campus Informa.

La palabrea «Sueje», como acrónimo del Sistema Universitario del Eje Cafetero, es perfecta, pero queda mejor si no se usa con mayúscula sostenida, sino con mayúscula inicial como les estoy mostrando. Al poner los dos nombres, el original y el acrónimo, se deben separar por un par de comas que explican el acrónimo con el nombre completo y pudo ser al revés: «Sueje, el Sistema Universitario del Eje Cafetero, sesión…» o «El Sistema Universitario del Eje Cafetero, Suese, sesión…». También faltó una coma explicativa en «… del rector, Luis Fernando Gaviria Trujillo, y de los…».

DOS EN UNO 2. «Carta que envié a la Ministra de Transporte hace 15 días». El Diario.
Como que los errores vienen de a dos hace varios días. Ambos están muy martillados en esta columna, pero parece que no me leen. Los nombres de los cargos no llevan mayúscula inicial. En los ministerios, por ejemplo, los nombres propios de las carteras llevan la mayúscula, «Ministerio de Transporte», no así el nombre del cargo: «ministra de Transporte». Por otro lado, las cantidades que se expresan en una sola palabra debe ir en letras: «quince días».

ESCASEZ DE TILDES. «… que lleva, no se cuantos años por cuenta de un juzgado». El Diario.
También dos. La forma «sé» de la primera persona singular del presente de indicativo del verbo saber y el pronombre interrogativo «cuántos» tienen tilde diacrítica; «… no sé cuántos…».

RECORRIDO POR LAS AULAS. «Proporcionarle a los niños la oportunidad de formarse como seres integrales que amen a Dios»

Miremos con atención: el verbo proporcionar tiene dos complementos directos que vienen a ser uno solo expresado de dos formas: «para proporcionarles» y «para proporcionar a los niños». Esta repetición no es considerada errónea, pero es necesario que el pronombre esté en plural cuando la otra parte del complemento también lo esté.

Palos en la rueda, riña, transformarse, explicación

Efraim Osorio (La Patria)

‘Poner palos en la rueda’ es un dicho, hoy en boga. Ignoro su antigüedad, pues no lo he visto catalogado en ninguno de los libros que me han servido de fuentes para mis trabajos. Lo que no es de extrañar, puesto que los dichos y refranes se cuentan por miles: no hay compilación que pueda reunirlos todos. La explicación escueta del dicho de marras podría ser ésta: “Estorbar la labor de alguno”, por ejemplo, los proyectos del gobierno, las iniciativas de cualquiera, o las aspiraciones de un vecino. Traigo esto a colación, porque leí en El Tiempo lo siguiente: “Pues siempre habrá un funcionario (…) presto a quitar los palos en la rueda que el mismo Estado ha puesto…” (Thierry Weys, Un odio platónico, 30/8/2018). Con el fin de citar bien el dicho en esa frase, considero que el redactor debió cambiarle el giro, conservando la preposición ‘en’ o con la ‘de’, de esta manera: “…presto a quitar los palos que en la rueda puso el mismo Estado”, o “…quitar de la rueda los palos que…”. Así queda mejor expresada la idea.
* * *
Hay un refrán que dice: “Riñen las comadres, y dícense las verdades” (que expresa que, en el calor de las discusiones, suelen airearse faltas y situaciones que deberían permanecer ocultas). De lo cual se deduce que, para que haya una riña, tienen que participar dos o más contendientes. El término ‘riña’ viene del verbo latino ‘ringi’ (‘gruñir, mostrando los dientes; refunfuñar, enfadarse; mostrarse furioso’), y significa ‘altercado, pelea, pendencia, reyerta’. Y el adjetivo ‘recíproco-a’ quiere decir “igual en la correspondencia de uno a otro”. Para que haya reciprocidad tiene que haber dos. Es, por lo tanto, redundante hablar de una ‘riña recíproca’, como se lee en esta Nota de la Dirección de LA PATRIA: “El informe policial dice que “tras un intercambio de palabras se habrían amenazado a muerte, por lo cual se produce la riña recíproca” (8/25/2018). “…por lo cual se produce la riña entre los dos habitantes de Filadelfia”. Y dicen que “para bailar tango se necesitan dos”.
* * *
El verbo ‘transformar-se’, como ‘convertir-se’, pide para su complemento la preposición ‘en’, verbigracia, “los años lo han transformado en un viejo cascarrabias”. La columnista María Paz Mejía Jaramillo escribió: “…en donde se tome la decisión de transformarse a una SAS y se adopten los nuevos estatutos…” (LA PATRIA, 31/8/2018). Evidentemente, la forma castiza y, por supuesto, elegante, es “…de transformarse en una SAS…”, pues se trata de la conversión de una cosa en otra.
* * *
Así, increíblemente, escribió el columnista Juan Lozano: “…que permita a los colombianos entender de qué se trata su política económica…” (El Tiempo, 3/9/2018). Muy respetado señor Lozano, el verbo ‘tratarse de’ -lo repito para usted- no tiene sujeto, es impersonal. ¿Entonces? Así: “…en qué consiste su política…” o “…qué es…”. Pero si el buen escritor Juan Esteban Constaín escribió “…y de eso se trata todo” (El Tiempo, 6/9/2018)… ¡qué esperanzas!
* * *
Mi último libro tiene como título el siguiente: “Viejos, Añosos y Añejos dichos y refranes del castellano”. ¿Por qué -me han preguntado-, si esos adjetivos son sinónimos, lo puso así? Los sinónimos no lo son en un ciento por ciento. La explicación del título es la siguiente: ‘Viejos’, porque todos los refranes y dichos seleccionados son comprobadamente tres, cuatro o más veces centenarios; ‘añosos’, pues, como una buena cantidad de árboles viejísimos, muchos de los dichos y proverbios compilados en el libro, conservan su verdor y actualidad, y ‘añejos’, porque, como los vinos, a medida que les pasan los años, adquieren más valor como una muestra de la cultura de nuestros antepasados españoles. ¡A propósito!, y con la venia del señor director, quienes estén interesados en la adquisición del libro, pueden buscarlo en las librerías Leo libros y Libélula, y en AD Impresos, tel. 880 6654.

Fecha de publicación: 

Martes, Septiembre 11, 2018


Agencia EFEFundéu - BBVAFUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE
compraventa, sin guion ni espacio intermedios Recomendación urgente del día

El sustantivo compraventa se escribe en una sola palabra, mejor que con guion (compra-venta) o espacio intermedio (compra venta), tal como indica el Diccionario académico.

En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Disminuyó la compra-venta de dólares al haber menos turismo del extranjero», «La compra venta de viviendas sube un 8,8 %» o «Dos detenidos en compra/venta de droga».

La Nueva gramática de la lengua española pone compraventa como ejemplo de compuesto propio o univerbal y lo define como aquel en el que «sus dos componentes se integran en una única palabra ortográfica», a diferencia de los compuestos sintagmáticos, esto es, los formados por «palabras que mantienen su propia independencia gráfica», unas veces con guion intermedio (acción-reacción) y otras sin él (tren bala).

Tal es la grafía, además, registrada tanto en el Diccionario de la lengua española como en el Diccionario del estudiante, donde se define compraventa como ‘hecho o actividad de comprar y vender, especialmente cosas usadas’.

Así pues, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «Disminuyó la compraventa de dólares al haber menos turismo del extranjero», «La compraventa de viviendas sube un 8,8 %» y «Dos detenidos en compraventa de droga».

Respecto a su plural, lo adecuado es emplear las compraventas, y no las compraventa. De este modo, en ejemplos como «Las compraventa de vivienda se dispararon durante el primer trimestre del año», lo adecuado habría sido optar por «Las compraventas de vivienda se dispararon durante el primer trimestre del año».

En cuanto a la expresión contrato de compraventa, la Academia recoge también como alternativa contrato de compra y venta, con y intercalada, opción igualmente válida si cada uno de los componentes se pronuncia por separado y conservando su acento: «Los abogados están introduciendo cláusulas especiales en los contratos de compra y venta de viviendas para que el precio de la propiedad pueda ser renegociado».

Acerca de Revista Corrientes (2674 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas