Al instante

Martes de la luenga lengua: Prohibido-a, dos puntos…

Recopilación y apuntes de Oscar Domínguez

Imagen insignesidiomas.com

Prohibido-a, dos puntos, pronombres personales

Efraim Osorio (La Patria, de Manizales)

 En una de las sucursales del Banco de Colombia, exactamente, en la del Centro Comercial Fundadores, leí el siguiente aviso: “Prohibido la manipulación de todo aparato electrónico”. El error de concordancia es protuberante, extraño, muy extraño, en una tan prestigiosa institución. Con frecuencia he anotado que los participios, por tener el carácter de adjetivos, siguen las normas de éstos, a saber, concuerdan con su sustantivo en género y número. De acuerdo con esto, el participio ‘prohibido’ tiene que concordar con el sustantivo ‘manipulación’, femenino, de la siguiente manera: “Prohibida la manipulación…”. Elemental. En plural, así: “Prohibidas las manifestaciones…”; “prohibidos los motines…”. Si lo que se prohíbe está expresado con un infinitivo, la terminación del masculino sí es la correcta: “Prohibido manipular…”. En todas esas muestras está subentendido el verbo principal, ‘estar’ o ‘quedar’, por ejemplo: “Está prohibida la manipulación…”; “quedan prohibidas las manifestaciones…”; “está prohibido manipular…”.
* * *
“Se riega como verdolaga en playa”: así decimos cuando queremos expresar que algo se vuelve de uso común con la velocidad de la luz. Sucede, desafortunadamente, con las corruptelas gramaticales, como el fastidioso lenguaje incluyente, en el que cayó el editorialista de El Tiempo, que escribió: “…después de que sus promotores y promotoras reunieron más de 4 millones de firmas…” (26/8/2018). ¡Qué tontería! Pero hoy no trataré de esto -ya lo he hecho infinidad de veces-, sino del empleo de minúscula inicial en una cita después de los dos puntos, error que veo todos los días en los periódicos que leo, por ejemplo: “…y de buscar documentos ocultos, de los que dejan constancia: “ha sido imposible encontrar en los archivos de Pensilvania…” (LA PATRIA, Hablemos de libros, Fernando Alonso Ramírez, “Un camino de arrieros”, 25/8/2018). Y éste, de la sección Supimos que…, del mismo periódico: “El alcalde de Pácora, Jorge William López, manifestó: “estos obsequios hacen más grandes nuestras instituciones…” (26/8/2018). Las primera palabra de ambos ejemplos debió empezar con mayúscula, ‘Ha’ y ‘Estos’. El libro Ortografía de la lengua española de la Academia de la Lengua (2010) propone estos ejemplos elementales: “Ya lo dijo Plauto: “El hombre es un lobo para el hombre”. “Tres son los ingredientes principales para preparar un buen mojito: ron, zumo de limón y hierbabuena”. “Querido Luis: ¿Cómo te van las cosas en tu nuevo hogar?”. De estos ejemplos se pueden deducir muchas aplicaciones pertinentes.
* * *
Hace un par de semanas hablé de los pronombres personales y de la concordancia correspondiente, porque, en román paladín, yo no puedo ser tú, ni nosotros podemos ser ellos, ni vosotros podéis ser nosotros, ni él puede ser tú… para efectos gramaticales y sintácticos. Parece que la señora Olga Rivas de Echeverri no me leyó -¿por qué tendría que hacerlo?-, porque en su artículo de Cereza del mes de agosto escribió: “Por eso es importante ser coherentes de acuerdo a la imagen que queremos proyectar, y no enviar mensajes equivocados de sí mismos”. “De ahí la necesidad de ser originales, auténticos, críticos y sinceros consigo mismos”. En ambas muestras, para ser coherentes gramaticalmente, lo correcto es “con nosotros mismos”, porque, como dice el pueblo, ‘nosotros’, en este caso, no podemos ser ‘ellos’, ni, menos, ‘él’. En el mismo artículo también escribió: “Sin importar cuál es su rol en la vida, se debe adoptar un estilo propio”. En esta frase, o sobra el adjetivo posesivo ‘su’, o el reflexivo ‘se’, porque el primero elimina el segundo, y viceversa. Además, en la primera oración glosada dice ‘de acuerdo a la imagen’: “de acuerdo con la imagen”, es la forma castiza, porque tanto el sustantivo ‘acuerdo’ como el adjetivo ‘acorde’ y el verbo ‘acordar’ -cuando éste significa “determinar o resolver de común acuerdo’-, rigen la preposición ‘con’. Uno no dice ‘me puse de acuerdo a fulano de tal’, sino ‘me puse de acuerdo con…’. ¿Estamos de acuerdo?

Monosílabos con tilde, ha habido, días atrás y cristo

Por: Fernando Ávila, El Tiempo

“Esta tierra bonita, la tierra del Huila, que vió nacer al autor de la canción” (Crucigrama). Todavía hay quien tilda fué, dió, vió, fé. Estas tildes se eliminaron en las Nuevas normas de prosodia y ortografía, de 1952. ¡Hace 66 años! Actualmente se escribe fue, dio, vio, fe.

En años más recientes se eliminaron las tildes de Sion, ion, guion, truhan, entre otros. Quedaron con tilde algunos monosílabos, como el pronombre tú, “¡Tú eres lo máximo, Chapulín!”, para distinguirlo del adjetivo tu, “Tu dona está lista”; el pronombre él, “Él se fue”, para distinguirlo del artículo el, “El avión se fue”; el pronombre mí, “No se vaya sin mí”, para distinguirlo del adjetivo mi, “No se vaya sin mi jefe”.

Esta es la llamada tilde diacrítica (‘que distingue’), de tal manera que no es lo mismo “Sí pagó la deuda”, frase en la que “sí” afirma, que “Si pagó la deuda…”, comienzo de frase en la que “si” es condicional (“Si pagó la deuda, debe tener el recibo”).

La lista incluye el sustantivo té, “¡Un té caliente, por favor!”, para distinguirlo del pronombre te, “¡Te amo!”; el verbo sé, “No sé nada”, para distinguirlo del pronombre se, “Se armó la gorda”; el verbo dé, “No dé papaya”, para distinguirlo de la preposición de, “Jugo de piña”; el pronombre sí, “La pelada ya volvió en sí”, para distinguirlo del condicional si, “Si me ama, deme el cuadre”; el interrogativo o exclamativo qué, “¡Qué gusto verte, ala!”, para distinguirlo del relativo que, “El senador Mockus, que fue alcalde”!; el interrogativo cuál, “Nadie sabe cuál es la clave”, para distinguirlo del relativo cual, “Déjelo tal cual”, y el exclamativo cuán, “¡Cuán grande es mi amor por ti”, para distinguirlo del relativo cuan, “Cayó cuan largo era”.

No se ha tildado nunca, y no debe hacerse ahora, ti, “Sin ti no podré vivir jamás”. En cuanto a la conjunción o, hay que aclarar que nunca debió llevar tilde en “gatos o perros”, pero sí en “3 ó 4”, para que no se confundiera con el cero (0).

La Ortografía del 2010 eliminó definitivamente esa tilde. Ahora se escribe “3 o 4”, que gracias a la claridad de las fuentes tipográficas nadie va a confundir con “304”.

Más gazapos

“Había sido asesinada hace cinco días atrás” (Caracol Radio). Mejor: “… hace cinco días” o “…cinco días atrás”, para evitar la redundancia.

“Lleras le regaló un crucifijo, y el Papa, un Cristo de oro”. Mejor: “… un cristo de oro”.
“Alí, gran excampeón mundial”. Mejor: “gran campeón”, pues ex- (‘dejó de ser’) se usa solo para personas vivas.

FERNANDO ÁVILA@fernandoavila52

ALTO COMISIONADO (FUNDACION PARA EL ESPAÑOL URGENTE)

La expresión Alto Comisionado se escribe con iniciales mayúsculas y en masculino cuando se refiere a la institución, mientras que, si alude a quien la dirige, se escribe en minúscula, y en masculino o femenino según la persona en concreto que ocupe el cargoel alto comisionado / la alta comisionada.

Con motivo de la elección de la expresidenta de Chile para la Oficina del Alto Comisionado de la ONU, en los medios pueden verse frases como «La ONU nomina a Bachelet para el alto comisionado de Derechos Humanos», «Bachelet será Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU» o «Naciones Unidas propone a Michelle Bachelet para el cargo de Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos».

De acuerdo con la Ortografía de la lengua española, las palabras significativas que forman parte del nombre de instituciones se escriben con mayúscula inicial, por lo que lo apropiado es Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (para los Derechos Humanos), a menudo abreviada como ACNUDH (mejor que OHCHR, que corresponde a la sigla inglesa).

En cambio, los cargos se escriben con minúscula: presidenteministro y, en este caso, alto comisionado, cuyo femenino es alta comisionada, igual que el femenino de alto representante es alta representante.

Por tanto, en los ejemplos iniciales lo adecuado habría sido escribir «La ONU nomina a Bachelet para el Alto Comisionado de Derechos Humanos», «Bachelet será alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU» y «Naciones Unidas propone a Michelle Bachelet para el cargo de alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos».

EN POCAS PALABRAS

Del poeta Jaime Jaramillo Escobar (X-504)

“El escritor es ante todo un lector que escribe. Por eso el escritor debe guardar una serena humildad ante la gran literatura de todos los tiempos. Los grandes escritores se nos presentan con una modestia encantadora. Empezar con orgullo vano conduce a fracaso seguro” .

“No existe amigo sin diálogo. Dialogue con sus libros, discuta con ellos, vuelva a sus páginas. Que su biblioteca sea viva. Que todo sea vivo a su alrededor. Hay personas que andan muertas. Y no son fantasmas. Son personas casadas”.

“No debe confundirse redactar con escribir. Aprender a redactar es fácil. La mayoría de las personas pueden hacerlo. Para eso existen normas, a las que algunos llaman técnica. Escribir es más difícil y sólo está al alcance de una minoría. Porque, mientras redactar sólo requiere una gramática y el conocimiento de lo que se desea expresar, escribir es creación y por lo tanto requiere inventiva, imaginación, fantasía, originalidad, elocuencia y genialidad en algún grado” .

“Quien se sienta a escribir es porque tiene algo qué decir. Mientras no se tenga algo para decir no hay por qué empezar. El famoso cuento de la hoja en blanco todas las mañanas a primera hora sólo ha producido literatura babosa y polucionante. El que necesita una hoja blanca frente a los ojos para empezar a pensar, no es pensador. Primero piense, y después de que haya pensado, vuelva a pensar sobre lo escrito. Reflexionar. Ése es el secreto”.

 

Acerca de Revista Corrientes (2674 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas