Al instante

Martes de la luenga lengua: Negación, espónsor, el arte de preguntar, tratarse de…

Recopilación de Oscar Domínguez G.

G20 CLAVES PARA UNA REDACCION ADECUADA

Fundación para el Español Urgente (FUNDÉU)

Con motivo de la cumbre del G20, que se celebra en Argentina entre este viernes 30 de noviembre y el sábado 1 de diciembre, a continuación se ofrecen una serie de claves para redactar adecuadamente las noticias relacionadas:

1. viceministro, mejor que deputy

La expresión deputy (de Hacienda) hace referencia a los segundos en la jerarquía de los ministerios de Finanzas o Bancos Centrales. Puede sustituirse en español por formas como viceministro (de Hacienda): «También participó el viceministro de Hacienda, Miguel Braun».

2. representante, alternativa a sherpa

Sustantivos como representanteasesor negociador son alternativas al extranjerismo sherpa, voz que, si se emplea, necesita cursiva, tal como aparece registrada en el Diccionario de la lengua española: «El funcionamiento del G20 prevé que durante el año se trabaje mediante dos canales: el de finanzas y el de sherpas o representantes».

3. troika, significado

En el contexto de esta cumbre, el término troika hace referencia al trío de países conformado por el anfitrión, el último que presidió la cumbre y el que presidirá la siguiente: «La troika del G20 actual es la de Angela Merkel (G20 de 2017), Macri (G20 actual) y Abe (G20 2019)».

4. anticumbre contracumbre, en una sola palabra

Las palabras anticumbre contracumbre se escriben con los prefijos anti- contra- unidos a cumbresin guion ni espacios intermedios: «La marcha anticumbre pasará por la zona restringida» o «Comienzan los actos de la contracumbre del G20».

5. anti-G20, no anti G20 ni antiG20

Sin embargo, los prefijos que anteceden a una sigla o una letra mayúscula se escriben con guion intermedio: «Las organizaciones anti-G20 podrán marchar por el centro».

6. G20, mejor que G-20

Aunque ambas grafías son válidas, en la actualidad se tiende a prescindir del guion en esta clase de combinaciones formadas por letras mayúsculas y cifras: «La cumbre del G20 evidencia las tensiones entre las grandes potencias».

7. homólogo no es homónimo

Para referirse a que alguien cumple una función similar a la de otro lo apropiado es referirse a este como su homólogo, no su homónimo: «El presidente de Estados Unidos se reunirá con su homólogo chino Xi Jinping».

Negación, espónsor, el arte de preguntar, tratarse de

Efraim Osorio (La Patria, de Manizales)

Ni raja, ni presta el hacha, decimos cuando alguno no quiere trabajar, ni permite que otros lleven a cabo la labor pendiente. Esta frase enseña las dos maneras como se construyen las oraciones que contienen una secuencia de negaciones: la primera, muy expresiva, emplea únicamente el adverbio de negación ‘ni’; la segunda, la encabeza el también adverbio ‘no’, seguido, obviamente, por ‘ni’. Hay, por supuesto, muchas variaciones, por ejemplo, ‘ese niño no ríe, no juega, ni interactúa con otros niños’, oración que puede construirse también con el solo adverbio ‘ni’. Reflexioné intensamente antes de glosar la siguiente oración del nadaísta Jotamario Arbeláez, pues, como se trata de un escritor de mucho peso, tuve mis dudas. No obstante, mi conclusión fue la misma inicial: en ella faltan los adverbios de negación correspondientes: “Viéndolo bien, no creo haber perdido mi vida, como no la pierde ningún viviente por el hecho de parpadear, así no tenga un hijo, siembre un árbol o escriba un libro” (El Tiempo, 21/11/2018). Decimos que uno en la vida debe tener un hijo, sembrar un árbol y escribir un libro, para no desperdiciarla. Con seguridad, él se refería a esta sentencia. Por esto, la última parte de su frase debió ser construida de esta manera: “…así no tenga un hijo, ni siembre un árbol, ni escriba un libro”. Según el contexto, esto fue lo que él quiso expresar.
* * *
‘Sponsor’, en inglés significa ‘patrocinador’. Su versión al castellano por ‘espónsor’ aún no ha sido aceptada por la Academia de la Lengua. El columnista deportivo Mario César Otálvaro empleó ese anglicismo en la siguiente información: “Ese mismo número de jugadores había salido en la transición Maturana-Bodhert, lo que confirma fallas de conformación, lugar común desde el arribo de Kenworth como espónsor” (LA PATRIA, 25/11/2018). Acerca del vocablo ‘patrocinador’ dice el Diccionario panhispánico de dudas: “Persona o entidad que apoya o financia una actividad, frecuentemente con fines publicitarios. (…) La existencia de esta voz española hace innecesario el uso del inglés ‘sponsor’ y de su adaptación ‘espónsor’. Igualmente superfluos son los derivados ‘esponsorizar’ y ‘esponsorización’, cuyos equivalentes tradicionales en español son ‘patrocinar’ y ‘patrocinio’ ”. A esto, nada que añadir.
* * *
¿Sabe usted cómo formular una pregunta en castellano? Si responde afirmativamente, ¿ha visto usted que con el tiempo se ha ido perdiendo el arte de peguntar? Lea, por ejemplo, esta pregunta que les formula el padre Rubén Darío García Ramírez a sus lectores: “¿nuestro comportamiento ha entusiasmado a otros para creer en Cristo?” (LA PATRIA, 25/11/2018). No hago mención de la minúscula inicial. ¿Para qué? La pregunta, bien hecha, de esta manera: “¿Ha entusiasmado a otros nuestro comportamiento…? Sin embargo, en el mismo artículo hay otras preguntas bien formuladas, verbigracia, ésta: “…¿qué nos queda pendiente como hijos de Dios?”. Cuando en una oración interrogativa no intervienen los adverbios de modo ‘cuándo, dónde, ‘cómo’ (interrogativos), ni los pronombres relativos ‘qué, quién, cuál’ (interrogativos también), tanto singulares como plurales, la pregunta debe comenzar por el verbo, seguido, en muchos casos, por el pronombre personal correspondiente, por ejemplo, ‘¿está usted seguro de lo que dice?’, o por otras partes de la oración pertinentes, verbigracia, ‘¿fueron estudiantes los culpables de los desmanes de esta semana?’. Un buen oído gramatical ‘oye’ si la pregunta está bien formulada o no. ‘Escuche’, y lo ‘oirá’.
* * *
Parece que nadie sabe emplear castizamente la expresión ‘tratarse de’. Esto garrapateó el columnista de El Tiempo Gabriel Silva Luján: “No hay que ser muy listo para suponer que ‘enderezarse’ se trata de que Duque entregue su autonomía…” (26/11/2108). Pero sí hay que ser más o menos listo para saber que esa construcción debe hacerse de este modo: “…para saber que ‘enderezarse’ significa que Duque…”. O “quiere decir que…”.

Monegasco, galesa, neoyorquino

FERNANDO ÁVILA/ EL TIEMPO

 

27 de noviembre 2018 , 09:11 p.m.

Citas: “El cuadro monaguesco, en el que juega Falcao…” (Caracol), “Pese al mal presente que vive el conjunto monaguesco…” (RCN), “Las directivas del club monaguesco tomarían la decisión en las próximas horas” (Antena 2).

Comentario: Se oye y se lee con frecuencia en medios deportivos, especialmente de radio y televisión, el adjetivo monaguesco, como gentilicio de Mónaco.

El Diccionario de la lengua española, DLE, 2014, registra en cambio la palabra monegasco, como ‘natural de Mónaco’. Convendría que redactores y narradores deportivos usaran este último, que es el tradicional. 

Como dato curioso, el Diario de Sevilla (España) incluye en su archivo en línea un artículo titulado “Monaguesco”, en el que el marqués de Perales habla de la escuela monaguesca de economía, que no es otra cosa que la escuela de José Antonio Monago, en ese entonces presidente de Extremadura y hoy presidente del Partido Popular de esa comunidad autónoma. Así pues, monaguesco es lo relativo a Monago, mientras que monegasco es el gentilicio de Mónaco.

Otros gentilicios

Citas: “Aceptaron como regalo una invitación al Mundial de Rusia para asistir a cuatro partidos de la selección carioca” (El Diario del Otún), “Catherine Zeta-Jones, la actriz inglesa de 48 años, logró conquistar el corazón de Hollywood con su talento” (People), “Es la primera vez que el artista newyorkino (Marc Anthony) interpreta una canción de este género originario de República Dominicana” (El Heraldo).

Comentario: No hay tal selección carioca, pues carioca es el gentilicio de la ciudad de Río de Janeiro; fluminense, el del estado de Río de Janeiro, y brasilero o brasileño, el de Brasil. La selección a la que se refiere la cita es “la selección brasilera” o “la selección brasileña”.

Catherine Zeta-Jones es actriz galesa, no inglesa. Y el gentilicio de Nueva York no es newyorkino, sino neoyorquino.

Pleonasmo

Pregunta: ¿No es redundante el “¡Vamos todos juntos conmigo!” de Calzadilla?, Marta Rojas.

Respuesta: “Vamos” es inflexión del verbo ir, en el que quien habla se incluye, y más adelante reitera esa inclusión cuando dice “conmigo”. “Todos” es una invitación a que nadie se quede callado, y “juntos”, a que digan al unísono el nombre del programa (Yo me llamo). Se evitaría la redundancia quitando “conmigo”, idea que ya está expresada en el verbo.

Sin embargo, Ernesto Calzadilla lo dice así con el propósito de levantar el ánimo del público, lo que justifica la repetición, pues, aunque no agregue significado, agrega emoción.

Esa característica es lo que hace que una frase redundante se convierta en pleonasmo, figura de dicción válida, como lo son “En fuga irrevocable huye la hora” (DLE, 2014) o “Lo vi con mis propios ojos” (DLE, 2001).

FERNANDO ÁVILA
En Twitter: @fernandoavila52

Ñapa

 

El soneto de Pompilio Iriarte Cadena (Angel Marcel)

Le hago llegar esta clase de composición poética que hice esta mañana:

Ejercicio No. 6

 

 

Cómo escribir un soneto con imágenes parecidas:

 

1.       Composición previa:

  • Pensemos en tres imágenes formalmente similares:
    • La campana. Afecta el sentido del oído. Puede llamar al júbilo y al duelo.
    • La pera. Afecta el sentido del gusto.
    • La Tierra, el planeta que habitamos (algunos han creído que la Tierra no es completamente redonda sino que tiene forma de pera) y que, por obra y gracia de nuestra “gran inteligencia”, generosidad y arrogancia, estamos destruyendo.
  • Idea poética: La analogía de las formas nos lleva a juzgar perversamente.

2.       Texto del soneto:

Tierra, campana o pera

Tierra se dice a veces de la esfera

que soporta la necedad humana.

La gravedad es ley si de ella emana,

pesada como rémora,  la entera

estupidez que juzga a la ligera

el bien y el mal porque nos da la gana.

“Sonora o sorda”, dice la campana

de las formas tan dulces de la pera.

Humus se dice de lo que huele a suelo

que acoge tanto el gozo como el duelo

de lo que en paz ha muerto o en la guerra.

Hombre, empieza a nacer, hombre concreto.

Hombre, empieza a morir, hombre completo,

que estás a pocos pasos de la Tierra.

Acerca de Revista Corrientes (2863 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas