Al instante

Martes de la luenga lengua: Mayor que, menos, escapar, hay, ¡ay!

Recopilación y apuntes de Oscar Domínguez G.

Imagen yasabe.blogspot.com

Mayor que, menos, escapar, hay-¡ay!

Efraim Osorio (La Patria, de Manizales) (La foto reproduce su libro de dichos, refranes y adagios)

 

‘Mayor’ es el grado comparativo del adjetivo calificativo ‘grande’. En toda comparación, esta relación tiene que hacerse con la conjunción copulativa (comparativa) ‘que’, verbigracia, ‘Pedro es más inteligente que Juan’, ‘el número de los malos es menor que el de los buenos, pero…’. Es común, y cada vez más, desafortunadamente, la sustitución de esa conjunción por la preposición ‘a’, como en la siguiente muestra: “Las nuevas cifras, que esta vez lograron una cobertura mayor a la del censo del 2005…” (LA PATRIA, editorial, 8/11/2018). Según la norma, la construcción correcta es ésta: “…una cobertura mayor que la del 2005”, como si dijéramos ‘una cobertura más grande o más amplia que la del 2005’. En el lenguaje popular -muy del gusto del compilador Gonzalo E. Aristizábal Duque, tempranamente fallecido-, son usadas las exageraciones, expresadas en forma comparativa, y, siempre, castizamente, nunca con la preposición ‘a’, por ejemplo, ‘más largo que piropo de gago’, ‘más larga que lista de útiles escolares’, ‘más brillante que vestido de viejo’ (dichos tomados de su libro Guarniel de exageraciones, 2007). Si en esos dichos se cambiase la conjunción por la preposición, nada significarían. Y se perdería la exageración.
* * *
Fenómeno semejante al expuesto en el párrafo anterior se presenta también con el adverbio de cantidad ‘menos’, por ejemplo, en este titular de Eje 21: “Resulta ser menos a lo esperado. Población colombiana ronda los 45.5 millones” (7/11/2018). En él se expresa una relación de número o de cantidad, que debe hacerse con la preposición ‘de’, así: “Resulta ser menos de lo esperado”. Lo mismo con el adverbio ‘más’: ‘Recibió más de lo que esperaba’, porque suena mal decir ‘más a lo que esperaba’. Elemental. Nota: Cuando con estos adverbios -‘más’ y ‘menos’- se expresa una comparación, ésta tiene que hacerse con la conjunción ‘que’, verbigracia, ‘Pedro es menos -o más- insistente que Juan’. Es la lógica de la gramática, que la tiene, aun en sus irregularidades.
* * *
‘Huir, escapar, salir, largarse’… Cuando estos verbos significan ‘procedencia’, rigen la preposición ‘de’. El señor Mario Amariles Ruiz, asiduo corresponsal de La voz del lector, de LA PATRIA, escribió: “Esta última facilita, con fluidez, escapar a las sanciones del antiguo orden…” (11/11/2018). Según el contexto -pues aludía el redactor a la “moral revolucionaria”, que pretende reemplazar según ‘los corifeos de la subversión’ a la “moral burguesa”-, el sentido de su afirmación es ‘huir de esas sanciones’, a saber, evitarlas, no buscarlas. Si los susodichos verbos entrañan ‘finalidad’ o ‘término de una acción’, sí piden la preposición ‘a’, y, algunas veces, ‘para’ o ‘hacia’. Es completamente distinto decir ‘el delincuente huyó de Manizales’ que ‘huyó a Bogotá’. En la misma misiva, el señor Amariles echó mano del adjetivo ‘permanente’ en lugar del adverbio ‘permanentemente’, el adecuado en esta frase: “Hace más de una década no hacíamos las diferencias que ahora los corifeos de la subversión permanente han ido creando entre la llamada moral burguesa y la revolucionaria”. Este vicio es frecuente cuando se trata del adverbio ‘independientemente’, que es sustituido por el adjetivo ‘independiente’. ¿Nos corregiremos algún día?
* * *
¿Sorprendido?, no, estupefacto, leí la primera frase del padre Gallo en su Oasis del 10 de noviembre: “Hay qué orgulloso me siento de ser un buen colombiano” es acaso el segundo himno de esta patria”. (LA PATRIA). Y mi estupefacción fue mayor al leer la última: “De lo contrario lo que hay que cantar es algo como esto: ¡Hay qué vergüenza que siento de ser un mal colombiano!”. El estupor que sentí no lo provocó la confusión de la inflexión verbal ‘hay’ con la interjección ¡ay! –al fin de cuentas, las pronunciamos de la misma manera-, sino el confundido, porque se supone que una persona que recibió la educación sacerdotal debe de tener los conocimientos suficientes de estas disciplinas. ¡Ay, padre, qué vergüenza!

Ogresa, beich, un aula, hidrofracturación / El lenguaje en el tiempo

Por: FERNANDO ÁVILA/EL Tiempo

 

Pregunta: en el Megacerebro del sábado pasado se da como pista de Fiona “hermosa ogresa casada con Shrek”. Mi pregunta es: ¿existe la palabra ogresa?, Fernando Parra.
Respuesta: Sí. El Diccionario de la lengua española, DLE, edición del 2014, incluye, como femenino de ogro, la voz ogresa, adaptada del francés, ogresse. Da como significados ‘gigante mitológico que se alimentaba de carne humana’ y ‘persona insociable y de mal carácter’.

PUBLICIDAD

Aclara el DLE que en su segunda acepción se puede usar también la voz masculina para referirse a la mujer, “Fulanita es un ogro”. La terminación femenina -esa aparece en adjetivos de alto coturno, princesa, abadesa, alcaldesa, lo mismo que en gentilicios cercanos y lejanos, cundinamarquesa, boloñesa, japonesa, y en otros nombres comunes, diablesa, juglaresa, choferesa.

Los ejemplos mencionados son con s, pero existen también algún femenino similar con la terminación -eza, con z, alteza, jueza. También hay adjetivos parecidos a los anteriores, terminados en -isa, con s, papisa, diaconisa, poetisa, y en -iza, con z, aprendiza, nodriza.

Beich
Cita: “(La clínica Palermo) luce el típico color ladrillo conjugado con el beis que predomina en los marcos…”. Mejor: “… con el beich…”, que es como se le dice en España, Venezuela, Perú y Colombia al color castaño claro, en francés llamado beige.
Ya que el cronista opta por la forma adaptada a nuestro idioma para identificar este color, es preferible la opción beich, que figura así escrita en el Diccionario de americanismos, 2010, que para los países de este lado del Atlántico también es normativo.

Por que, coma e ‘y’, CDT / El lenguaje en el tiempo

Al interior de, aparte, roquero, rock / El lenguaje en el tiempo

Billonarios, billones, haz, has, glamur y sexi

La señorita Elvia y le, les, lo, los, la, las, se

Un aula
Cita: “Colapsó el techo de una aula” (Caracol).
Comentario: Aula es palabra femenina, “aula amplia”, “aula pequeña”, pero el artículo que la antecede debe ser masculino, “el aula”, “un aula”, y no “la aula” ni “una aula”, para evitar la cacofonía. Así las cosas, la palabra aula va precedida de artículo masculino y seguida de adjetivo femenino, “el aula magna”, “un aula inmensa”, lo mismo que otras voces femeninas que empiezan con a tónica, “un hampa peligrosa”, “el águila calva”.
Esta norma se extiende a los adjetivos antepuestos algún y ningún, “algún área mediana”, “ningún agua aromática”, y no se aplica en plurales, “las almas del purgatorio”, “unas aulas perfectas”, ni a otros adjetivos antepuestos, “esta ama de casa” (no “este”), “nuestra aula preferida” (no “nuestro”), “tiene mucha hambre” (no “mucho”).

Hidrofracturación
Cita: “Suspenden respaldo legal del fracking”.
Comentario: Dado que en español no existen la combinación ck, ni la terminación -ing, la palabra fracking resulta ajena a la morfología léxica de nuestro idioma.
Podría adaptarse fraquin, como márquetin o castin, aunque ya la Fundéu ha recomendado las formas hidrofracturación y fracturación hidráulica, para reemplazar el anglicismo.

FERNANDO ÁVILA
EXPERTO EN REDACCIÓN Y CREACIÓN LITERARIA @fernandoavila52

Taller del Idioma, LAS COMILLAS… Abel Méndez, El Diario, de Pereira

 

LAS COMILLAS. «Hoy se celebra el “Día de la Pereiranidad” en homenaje al poeta Luis Carlos González». Varios medios.
Ésta es otra forma de poner las comillas innecesariamente. Los nombres de las obras de creación necesitan esas comillas, o bastardilla, por razón de que en esas obras solo llevan mayúscula la primera palabra y los nombres propios; las comillas, o la bastardilla, determinan el final del nombre. Los nombres de las publicaciones periódicas no necesitan esas comillas ni la bastardilla, pero se mantienen por costumbre. Los demás nombres como, en este caso, el nombre de un día determinado no necesita las comillas ni la bastardilla para delimitar el nombre. Por tanto «Hoy se celebra el Día de la Pereiranidad en homenaje…».

EL ENLACE. «Para su interés anexamos el link, donde se encuentra el artículo completo…». Alcaldía de Pereira.
Si fuera necesario usar una palabra en otro idioma, la tal palabra debería ir en bastardilla o entre comillas. En este caso no es necesario usar una palabra en inglés, Pues tenemos una en español más bonita: «enlace» y no necesitamos comillas ni bastardilla.

LOS ÍTEMES «Aunque se califican los mismos ítem, tienen un escalafón aparte». El Diario.
No veo la razón por la que el sustantivo «ítem» no pueda tener un plural correcto. Aunque muchos nos dicen que esa palabra está tomada del inglés no se puede olvidar que el inglés de Inglaterra tuvo influencia romana por lo que el sustantivo «ítem» es un latinismo que se puede utilizar como tal.

LOS ANCIANOS. «La no ejecución de los recursos de los adultos mayores del programa Centro Vida”. El Diario.
Es triste ver cómo se nos esta dañando el lenguaje por personas ignorantes que consideran una denigración de la persona, Veamos lo que pasa con los ancianos. Según el Diccionario el anciano es la persona que tiene mucha edad. ¿qué de ofensivo tiene esa definición? ¿Cuánta edad le rebajan a un anciano porque se haga llamar adulto mayor? Todos los adultos son mayores. Pues a la edad de dieciocho años aun se está en la adolescencia. Ya no hay ancianatos, sino casas del adulto mayor. Rídiculo para los que conocimos los ancianatos.

CUMBRE IBEROAMERICANA

Fundación para el español urgente

Asesorada por la Real Academia Española

Con motivo de la celebración en La Antigua (Guatemala) de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, se ofrecen algunas recomendaciones sobre términos que pueden plantear dudas.

1. XXVI, 26vigesimosexta y vigésima sexta

XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno se escribe con mayúsculas iniciales. También es correcto emplear el número cardinal y denominarla 26 (veintiséis) Cumbre Iberoamericana, así como el ordinal, escrito preferiblemente en una palabra (vigesimosexta), aunque es posible asimismo hacerlo en dos (vigésima sexta), en este caso con vigésima en femenino y con tilde.

2. Los cargos, en minúscula

Los sustantivos que designan los cargos o empleos se escriben en español con inicial minúscula: presidente del Gobiernoministro de Asuntos Exterioressecretario general iberoamericano…

3. Las palabras sesiónreuniónencuentro…, en minúscula

Asimismo, lo apropiado es escribir en minúscula, excepto si forman parte de un nombre propio, palabras como reuniónencuentrosesión, etc.: reunión ministerial de trabajoencuentro de embajadoressesión plenariagrupo de reflexión…

4. Mandatario, término adecuado

En las informaciones sobre la cumbre a menudo se hace referencia a quienes participan en ella (jefes de Estado y de Gobierno) como dignatarios (‘persona investida de una dignidad’). Aunque se trata de un uso correcto, el término mandatario (persona que ocupa ‘un cargo muy relevante en la gobernación y representación del Estado’) encaja mejor con el perfil de los participantes en este encuentro.

5. Siglas y acrónimos

Se recomienda escribir con todas las letras en mayúscula las siglas de los organismos relacionadosBID (Banco Interamericano de Desarrollo), SELA (Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe), OECO (Organización de Estados del Caribe Oriental). En cambio, es preferible escribir solo con inicial mayúscula los acrónimos compuestos por cinco letras o más, como Segib (Secretaría General Iberoamericana).

6. Bienal no es lo mismo que bianual

Desde el 2014, las cumbres iberoamericanas pasaron de celebrarse cada año a hacerlo cada dos, es decir, a ser bienalesBienal es ‘lo que sucede o se repite cada dos años’, según el Diccionario académico, mientras que bianual es ‘lo que ocurre dos veces al año’.

7. La expresión pro tempore, sin tilde y en cursiva

La expresión latina pro tempore, que significa ‘temporal o transitorio’ y es habitual en frases como «Guatemala ha desempeñado la secretaría pro tempore de la Cumbre», se escribe sin tilde y en cursiva, o entre comillas si no se dispone de este tipo de letra, por tratarse de una locución latina.

8. Financiación y financiamiento

Tanto financiación como financiamiento son sustantivos válidos para referirse a la acción y efecto de financiar. La primera es más habitual en España y la segunda en América.

9. Gobernanza, término válido

Los nuevos modelos de gobernanza serán objeto de debate en esta edición. Este término, tradicionalmente empleado en español como sinónimo de gobernación o gobierno, también tiene, como recoge el Diccionario académico, el significado de ‘arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía’. Con ese sentido, es una buena alternativa en español al anglicismo governance.

10. Sostenible sustentable

El desarrollo sostenible o sustentable es otro de los asuntos que se tratarán en la Cumbre. Ambas formas son válidas (la primera más utilizada en España y la segunda más común en América) para referirse al modelo de desarrollo que trata de no comprometer a las próximas generaciones con un consumo excesivo de recursos.

11. El prefijo inter-, unido a la palabra a la que afecta

Es habitual encontrar en noticias y documentos sobre cumbres o encuentros de este tipo palabras que aparecen con el prefijo inter-. Al igual que ocurre con el resto de los prefijosse escribe unido a la palabra que acompaña (interinstitucional, intersectorial); por tanto, no son adecuadas las grafías en las que el prefijo aparece unido con un guion (inter-institucional, inter-sectorial) o separado por un espacio en blanco (inter institucional, inter sectorial).

Ver también HispanoaméricaIberoamérica y Latinoamérica no son sinónimos.

 

LIBRO

Carátula del libro “Compilación e interpretación bilingüesde dichos, refranes y adagio de la lengua española”  del profesor Efraim Osorio López quien semanalmente nos da cartilla sobre el buen manejo del idioma.

Acerca de Revista Corrientes (2897 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas