Al instante

Martes de la luenga lengua: Los divinos

Recopilación y apuntes de Oscar Domínguez G.

Imagen noticiasuniversia.com

El lenguaje en el tiempo / Los divinos

Fernando Ávila analiza el lenguaje que usa la nueva novela de Laura Restrepo.

Por: Fernando Ávila (El Tiempo)

Los divinos es el título de la nueva novela de Laura Restrepo. Narra las aventuras y desventuras de un grupo de amigos de clase alta bogotana, cada uno de los cuales tiene sus propias mañas y virtudes, a la vez que comparten fiestas, secretos y una particular forma de hablar, mezcla espontánea de bogotano, inglés y otras lenguas vivas y muertas, sin cursiva ni comillas.

El Muñeco, personaje central, tiene sus escapadas “zurumbáticas” (‘aturdidas’) a donde las “fufurufas” (‘prostitutas’) que más adelante se vuelven “impepinables” (‘obligatorias’) visitas semanales, en las que le dicen “¡apoquine, sardino!” (‘¡pague, muchacho!’). En el fondo es “un pelao chévere y chirriao”.

El Duque es un “príncipe burgués que paga el estilacho con money de papi”, consumidor “amateur” de coca, que compra “delicatessen” y “hoddies” (‘capuchas’). Es el “primus inter pares (‘primero entre iguales’, en latín) y líder del clan”, pero partidario del “laissez faire” (‘dejar hacer’, en francés), principio del que da ejemplo cuando se “arruncha” en su “apto” (‘apartamento’) con una amiga, lo que “una vez al año no hace daño”, sobre todo después de un “spray tanning” (‘bronceado con espray’) tras “depilado de cabo a rabo, literalmente”.

Tarabeo es un “pisco chirriadísimo”, un “tipo divinamente”, que prepara en su cocina delicias “superbes” (‘hermosas’, en francés), como la “parrillada de chinchulines” (‘chunchulla’) y el “steak tartar” (‘filete de carne’), cuando no está en plan “undedog” (‘desvalido’). El “man” puede hacer “un catorce” (‘favor’) sin problema, pero no es de relaciones largas, “tres citas y chao candao, si te he visto no me acuerdo”.

Como se ve, es una novela rica en léxico capitalino, que no hace distinciones entre español, jerga rola, latín, inglés, francés o italiano, idioma este último en el que los divinos piden “pizza” y “espresso”, pintan “graffiti” y disfrutan “il dolce far niente” (‘el dulce no haciendo nada’), todo lo cual indignaría al purista del idioma, y, sin embargo, divierte, pues la autora logra un retrato bastante real del modo de hablar de los divinos, los ricos de Usaquén y Chapinero alto, que estudiaron en colegio bilingüe, hicieron pregrado en Miami, posgrado en Londres y prácticas en multinacionales del primer mundo.

Tal vez la autora quiere, además de censurar el asesinato de una criatura vulnerable como la que más (tema central de la novela), censurar también este modo de hablar tan propio de la “gente divinamente”, a la que le parece “muy mañé” decirlo todo en español, y prefiere el “caché” de este sofisticado multilingüismo. Aquí, en Los divinos, y en la vida real que esta novela parodia, se habla con un babélico coctel de voces que pueden hacer ininteligible el discurso más allá de los “penthouses” chapinerunos.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria
En Twitter: @fernandoavila52

 

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  por Efraim Osorio López 

eolo1056@yahoo.com 

Atronar, La Frase, ‘a’ en lugar de ‘por’, hipérbaton 

Es la lógica indiscutible de la gramática y la belleza de nuestros verbos irregulares, que debemos defender decididamente.  

Los antiguos españoles decían que “cuando el cielo truena, le creemos a Júpiter”. Y el ‘trueno’ es un “estruendo, asociado al rayo producido en las nubes por una descarga eléctrica”. Menciono estos dos vocablos, ‘truena’ y ‘trueno’, por su importancia, del primero, para indicar que el verbo ‘tronar’ es irregular; del segundo, porque sirve de señal inequívoca de la irregularidad de ese verbo, como ‘nieve’, de nevar;  ‘esfuerzo’, de ‘esforzar’, y ‘acierto’, de ‘acertar’. La irregularidad de ‘tronar’ la comparte, ¡cómo no!, el verbo ‘atronar’, que el escritor César Montoya Ocampo volvió regular en la siguiente descripción: En otro ángulo, allá lejos, una orquesta deja oír notas que atronan los espacios” (LA PATRIA, 21/6/2018). ‘Atruenan’, indudablemente. Según la clasificación de don Andrés Bello, estos verbos pertenecen a la segunda clase de verbos irregulares, los que “mudan la ‘o’ radical en ‘ue’ ”, como ‘volar’ y ‘contar’. Es la lógica indiscutible de la gramática y la belleza de nuestros verbos irregulares, que debemos defender decididamente. *** 

‘La Frase” del día de LA PATRIA del 25 de junio de 2018 fue la siguiente: “La senda de la virtud es muy estrecha, y el camino del vicio, ancho y espacioso”. Y se la atribuye a Cervantes. Ciertamente: se encuentra en el capítulo VI de la Segunda Parte de su maravillosa obra, en la defensa que hace ante su sobrina de la profesión de caballero andante: “…como sé los innumerables trabajos que son anejos a la andante caballería, y sé también los infinitos bienes que se alcanzan con ella; y sé que la senda de la virtud es muy estrecha, y el camino del vicio, ancho y espacioso, y sé que sus fines y paraderos son diferentes…”. En mi libro, La sabiduría de Miguel de Cervantes Saavedra, cuya edición, hecha generosamente por la Universidad de Caldas, está a punto de ver la luz del día, anoto sobre ella lo siguiente: “Esta sentencia está inspirada en el Evangelio según San Mateo, que, en el capítulo VII, versículos 13 y 14, dice: “Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y espaciosa la senda que lleva a la perdición, y son muchos los que por ella entran. 14. ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosta la senda que lleva a la vida, y cuán pocos los que dan con ella!”. *** 

Mi primo Rafael Osorio Muñoz, que en paz descanse, decía “pasos a seguir” cada vez que la coyuntura pedía su muletilla, gramaticalmente incorrecta, como incorrectas las expresiones parecidas de las siguientes muestras: “…enviarles a los votantes el mensaje de que logró lo que ninguno de sus antecesores pudo sin importar el precio a pagar” (El Tiempo, editorial, 13/6/2018). “…es necesario que se piense acerca de las acciones a tomar…” (LA PATRIA, editorial, 22/6/2018). La preposición ‘a’ no introduce complementos que signifiquen ‘falta’ o ‘carencia’ de algo, función propia de la preposición ‘por’, verbigracia, “aún está el rabo por desollar”, ni de los que indican lo que hay que hacer, por ejemplo, ‘promesas por cumplir’, vale decir, ‘las promesas que hay que cumplir’. En los ejemplos anotados, las respectivas correcciones deben hacerse de la siguiente manera: “…el precio por pagar” “el precio que hay que pagar”“…las acciones que hay que tomar” “las acciones por tomar”. *** 

El ‘hipérbaton’, lo sabemos muy bien, es “una figura retórica que consiste en la alteración del orden habitual de las palabras de una oración”. El columnista de El Tiempo Heriberto Fiorillo, sin quererlo quizás, la empleó equivocadamente en la siguiente oración: “De todos modos, continuó haciendo arrestar a los adultos atrapados ilegalmente al cruzar la frontera” (25/6/2018). El cambio del lugar natural del adverbio ‘ilegalmente’ alteró el significado intentado, que lo expresa la frase bien redactada, así:”…a los adultos atrapados al cruzar ilegalmente la frontera”. Las detenciones son legales, así nos indigne el modo de hacerlas.   

Taller del Idioma, acrónimos

Abel Méndez(El Diario,Pereira)

ACRÓNIMOS. «Min-trabajo declara ilegal pacto colectivo que llevaba 41 años en Ecopetrol». Agencia de Información Laboral.

Aunque esta información fue editada en Medellín, el correspondiente boletín electrónico me llega desde hace varios años al correo que tengo para las consultas que puedan hacerme los lectores de El Diario. Como supongo que el mencionado boletín les puede llegar a otras entidades risaraldenses, escogí este error porque en otro tiempo yo felicitaba a los risaraldenses por la pulcritud de los acrónimos que elegían para sus nombres; pulcritud que ha disminuido en los últimos años, la razón de la merma en este sentido puede ser la contaminación de otras regiones, entre ellas, la medellinense. En este caso, el prefijo «Min-», con mayúscula sirve para nombrar el ministerio correspondiente: Mintrabajo, sin ponerle guion intermedio: «Mintrabajo declara ilegal…».

Esto equivale a Decir; El Ministerio de Trabajo…». Si se le pone minúscula significa el ministro: «El mintrabajo declara ilegal…» es lo mismo que decir: «El ministro de Trabajo declara ilegal…». Volvamos a ser los mejores en creación de acrónimos. Ahí está mi dirección electrónica para las preguntas y no cobro.

RECORRIDO POR LAS AULAS. «Es así como con el eslogan “La Paz es una Nota”, la comunidad educativa dosquebradense atendió el llamado del Gobierno Nacional en unión a tener la Conversación Más grande del Mundo”».

1. Aunque la Real Academia le ha dado campo en el Diccionario a la palabra «eslogan», es mejor usar la palabra «lema»; una visita al texto nombrado, para comparar los significados, y a la Gramática 2009, para comparar las formaciones de sus plurales, me dan la razón. 2. Los nombres propios de los lemas no van entre comillas. 3. El Gobierno siempre es nacional, los demás son administraciones que el uso nos ha llevado a llamarlos «gobierno». 4. Como lector, quedo sin entender el porqué de las mayúsculas en la frase «la Conversación más grande del mundo». Si se trata de otro lema, las mayúsculas serían: La Conversación más Grande del Mundo. Pilas, profes, hay que practicar lo que se enseña.
taller95@yahoo.es

Agencia EFEFundéu - BBVAFUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE
elecciones en México, 10 claves de redacción Recomendación urgente del día

Con motivo de las elecciones presidenciales que se celebran este fin de semana en México, se ofrecen algunos consejos específicos para una adecuada redacción de las noticias relacionadas con este acontecimiento.

Además, en esta otra recomendación pueden consultarse unas claves generales válidas para la cobertura de cualquier proceso electoral.

1. México, mejor que Méjico, y su capital, Ciudad de México

El nombre oficial del país es Estados Unidos Mexicanos; sin embargo, habitualmente se emplea la denominación México, cuya x mantiene el sonido de j que esta grafía tenía antiguamente.

Su capital, antes denominada México D. F., se llama desde el año 2016 Ciudad de México, con la c mayúscula, puesto que la palabra ciudadforma parte del nombre.

2. Los partidos y las coaliciones, con mayúsculas iniciales

Las palabras significativas de los nombres de los partidos, las coaliciones y las iniciativas ciudadanas se escriben con mayúscula: Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN), Todos por MéxicoEl Día Después

3. Priista, no priísta

El término priista, referido a los partidarios del Partido Revolucionario Institucional de México, se escribe sin tilde (no priísta), ya que dos vocales iguales juntas forman siempre un hiato, de modo que se trata de una palabra trisílaba, llana y terminada en vocal.

Para aludir a quien ya no milita en esa formación, lo adecuado es utilizar la voz expriista, en una sola palabra y sin guion (no ex priista ni ex-priista), siguiendo las reglas de escritura de prefijos.

4. Las mayúsculas también se acentúan

Las palabras escritas en mayúsculas se tildan siguiendo las normas generales de acentuación, igual que las minúsculas, por ejemplo: RICARDO ANAYA CORTÉS, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR…

5. República, minúsculas y mayúsculas

El término república se escribe como norma general con minúscula, excepto cuando forma parte del nombre de un país (no es el caso de México) o de una institución (Presidencia de la República). La Ortografía de la lengua española recoge la posibilidad de que algunos nombres comunes, como este, se empleen con mayúscula por antonomasia.

6. La presidenta, la vicepresidenta, la jefa de Gobierno…

Presidenta, vicepresidenta y jefa son los femeninos recomendados de presidente, vicepresidente y jefe, por lo que lo preferible es emplear estos términos para referirse a una mujer que ocupe esos cargos.

7. Gobernatura/gubernatura

Tanto gobernatura como gubernatura son términos correctos para aludir al ‘ejercicio del cargo del gobernador’, como señala el Diccionario de americanismos, que indica que en México se usa con más frecuencia la forma con u.

8. De facto, en cursiva

La locución latina de facto, que significa literalmente ‘de hecho, sin reconocimiento jurídico, por la sola fuerza de los hechos’, se escribe en cursiva por ser un extranjerismo: «El Gobierno es una alianza de facto».

9. Sobrerrepresentación, con doble erre

El término sobrerrepresentación, que hace referencia a la obtención por un partido político de un porcentaje de curules o escaños superior al porcentaje de votos obtenidos o permitidos por la ley, se escribe con doble r, de acuerdo con las normas de escritura de la grafía rr en palabras prefijadas y compuestas.

10. Cazamapaches, en una sola palabra

La expresión cazamapaches, utilizada para referirse a las personas que se dedican a detectar cualquier intento de compra o coacción del voto durante la jornada electoral, se escribe en una sola palabra y sin guion (no caza mapaches ni caza-mapaches), con minúscula inicial y no necesita cursivas ni comillas.

Ver más
Acerca de Revista Corrientes (2274 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas