Al instante

Martes de la luenga lengua: Los caucus, no los caucuses

Recopilación de Oscar Domínguez Giraldo

Foto nación.com

Fundé BBVA (Agencia Efe más RAE)

La palabra caucus, que se emplea en el proceso de elección de candidatos a los comicios presidenciales de los Estados Unidos, es invariable en plural (caucus, no caucuses) y no es necesario destacarla con cursiva o comillas.
Sin embargo, es común encontrar en las noticias sobre este proceso de elección de candidatos frases en las que el término aparece escrito entre comillas («Ocho votos dan la victoria a Romney en los “caucus” republicanos») o con el plural caucuses («Mitt Romney ganó los primeros caucuses presidenciales republicanos»).
La palabra caucus, de origen incierto, está definida en el diccionario Merrian-Webster como ‘reunión de miembros de un partido político con el fin de elegir candidatos a una elección’.
Su plural es invariable (caucus), pues en español la norma para formar el plural de los vocablos de origen extranjero que acaban en –s establece que solo varían cuando son palabras agudas o monosílabas, como en el caso del término vals (plural, valses).
Pese a ser un extranjerismo, caucus es un término ya muy asentado en el español y se ajusta a las pautas ortográficas y fonéticas del castellano, por lo que no requiere del uso de cursiva ni de comillas

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA por Efraim Osorio López

ephraim56@yahoo.com

Yogi Berra, el hombre más citado

Uno puede observar mucho mirando.

“No se acaba hasta que se acaba” es una expresión que emplean con frecuencia comentaristas deportivos que no le dan el crédito a quien la introdujo en el medio, el receptor de los Yanquis de Nueva York, Yogi (Yogui) Berra. Sus palabras textuales, éstas: “It ain’t over ‘till it’s over”, que explicó así: “Tal fue mi respuesta a un reportero cuando yo dirigía a los New York Mets en julio de 1973. Éramos novenos en esa fecha. Sin embargo, ganamos la división”. Lawrence Peter ‘Yogi’ Berra nació en San Luis, Misuri, el 12 de mayo de 1925; murió en Montclair, Nueva Jersey, el 22 de septiembre de 2015. Sus frases, cargadas de buen humor y de una lógica ilógica irrebatible, lo ponen a uno a pensar al revés, como las dos siguientes: “Nobody goes there any more. It’s too crowded” (Nadie volvió a ir allá. Siempre está lleno). Su explicación: “Yo hablaba con Stan Musial y Joe Garagiola en 1959 acerca del restaurante Ruggeri’s en mi viejo vecindario en San Luis. Fue verdad”. La segunda: “If people don’t want to come to the ballpark, how are you going to stop them?” (Si la gente no quiere ir al estadio, cómo hace uno para atajarla?). Y afirma: “Sí, yo dije eso. Conversaba con el comisionado Bud Selig cuando la concurrencia a los estadios había bajado alrededor de la liga. Se debió a una amenaza de huelga”. Nota: transcribo estos ‘yoguismos’ en el inglés original y familiar de su autor para preservar su autenticidad y para que los estudiosos del inglés ensayen otras traducciones sin perder su frescura y picardía.

Hay otras frases de Yogi que pueden calificarse de anecdóticas, aunque todas lo son: Cuenta Joe Garagiola que tuvo que llamarlo para pedirle la dirección de su casa, pues se había perdido buscándola. Su respuesta fue: “I know just where you are, Joey. You’re not too far. But don’t go the other way, come this way” (Yo sé exactamente en donde está usted ahora, Joe. No está muy lejos. Pero no se vaya por esa otra vía; véngase por ésta). Comenta Yogi: “Conozco a Joe casi toda mi vida. Él siempre me encuentra”. Otro día, en un restaurante, después de pedir una pizza, le preguntaron si partida en cuatro o en ocho porciones, respondió: “Four. I don’t think I can eat eight” (En cuatro, no creo que pueda comerme ocho). Cuenta él mismo que, en cierta ocasión, el encargado de las relaciones públicas de los Yanquis, Max Nicholas, al darse cuenta de que lo había llamado cuando aún estaba durmiendo, le presentó excusas diciéndole que esperaba no haberlo despertado. Yogi respondió: “Nah, I had to get up to answer the phone anyway” (No, de todas maneras tenía que levantarme para contestar el teléfono). Un día, llamó a su esposa Carmen para preguntarle dónde había estado. Ella le respondió que había ido con su hijo Tim a ver El Doctor Zhivago: “What the hell’s wrong with him now?” (¿Qué diablos le pasa ahora?), fue su pregunta-repuesta.

A una pregunta insistente respondió: “I wish I had an answer to that, because I’m tired of answering that question” (Me gustaría tenerle una respuesta, porque ya estoy cansado de responder a esa pregunta). Y anota: “Los Yanquis no estaban jugando bien, y día tras día me preguntaban por qué. Yo ciertamente no tenía la respuesta. ¡Ojalá la hubiera tenido!”. Cuando le preguntaban qué hora era el respondía: “You mean now?” (¿Quiere usted decir ahora?). Y explica: “No recuerdo cuándo dije esto por primera vez, pero se me pegó, y lo digo siempre”. Otra vez, cuando la alarma no funcionó, dijo: “If I didn’t wake up I’d still be sleeping” (Si no me hubiera despertado, estaría todavía durmiendo). Lo siguiente se lo dijo a los jugadores que estaban distraídos: “You can observe a lot by watching” (Uno puede observar mucho mirando).

Finalmente: “I really didn’t say everything I said” (En realidad, yo no dije lo que dije). Es ésta la primera frase que se encuentra en su libro “The Yogi book” –mi fuente–, y que aclara de esta manera: “Éste fue un comentario que hice cuando alguien me preguntó acerca de frases que creo no dije. Sin embargo, quizás las dije, uno nunca sabe”.

Mitin o mitín / El lenguaje en el tiempo

Se suele confundir mitin, que es una reunión, con motín, que es el desorden en una muchedumbre.

Por: FERNANDO ÁVILA | (El Tiempo)

¿Mitín o motín?, Jorge Rodríguez B.

Se suele confundir mitin, del inglés meeting, que es una ‘reunión con discursos’, con motín, del francés mutin, que es el ‘movimiento desordenado de una muchedumbre, contra la autoridad constituida’, en noticias sobre cárceles, protestas contra TM, etc. Está claro que en estos casos la palabra adecuada es motín. Algunos presentadores de radio y televisión dicen mitín, por similitud fonética. Esta palabra está registrada en el nuevo Diccionario de la lengua española (2014), pero como sinónimo de mitin (‘reunión’) y no de motín (‘altercado’). Es decir, mitin (pronunciado /mítin/), grave, se puede pronunciar también mitín, aguda, pero no se debe confundir con motín.

Perla del Otún

Cita: “Pereira es conocida como la perla del Otún, Cúcuta es la perla del Norte, Tumaco es la Perla del Pacífico, Quibdó es la perla Negra, Montería es la perla del Sinú”.

Comentario: La Ortografía de la lengua española, edición del 2010, dice que se escriben con mayúscula inicial las denominaciones de carácter antonomástico que presentan algunos topónimos: la Ciudad Eterna (Roma), la Reina del Plata (Buenos Aires)… Según ello, los nombres citados se escriben así: la Perla del Norte, la Perla del Pacífico, la Perla Negra y la Perla del Sinú. Igual criterio se aplica a otros nombres similares, como la Ciudad Bonita (Bucaramanga), la Atenas Suramericana (Bogotá), la Sultana del Valle (Cali), la Capital de la Montaña (Medellín)…

Ultrarrápido

Cita: “Captura en fracciones de segundo con un autoenfoque ultra rápido” (aviso de Sony).

Comentario: En la misma frase hay dos palabras compuestas, autoenfoque, con el prefijo auto- (‘por sí mismo’) pegado a su término, y ultrarrápido, con el prefijo ultra (‘más allá’) que también debe ir pegado a su término. En este caso, además, hay que duplicar la r, que queda en posición intervocálica, para que conserve su sonido fuerte, ultrarrápido.

Sin como

Cita: “El magistrado Danilo Rojas fue elegido ayer como el nuevo presidente del Consejo de Estado”.

Comentario: Aunque ese uso de “como” es correcto, se aconseja evitarlo, por precisión. Mejor: “El magistrado Danilo Rojas fue elegido nuevo presidente del Consejo de Estado”.

Singular

Cita: “El Ministerio de Educación, con la Gobernación, contrataron buses”.

Comentario: El verbo debe ir en singular, porque el sujeto es singular, “El Ministerio contrató”. El inciso explicativo entre comas (“con la Gobernación”) no afecta la calidad de singular del sujeto.

FERNANDO ÁVILA
Experto en Redacción

© 2016 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

Ir a la barra de herramientas