Al instante

Martes de la luenga lengua: Lerdo-a, suscitar, efusividad, a-de, entre

Recopilación de Oscar Domínguez G.

Imagen Revista Debate

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA

Lerdo-a, suscitar, efusividad, a-de, entre

 

El refrán quiere decir que ‘quienes con obstinación persisten en actuar irracionalmente deben ser castigados con palos’.

 

A asno lerdo, arriero loco. Es éste el primero de los más de cinco mil dichos y refranes seleccionados en mi libro VIEJOS, AÑOSOS Y AÑEJOSdichos y refranes del castellano, del cual ya se hizo la primera reimpresión. Está disponible. Traigo a colación el refrán por el adjetivo ‘lerdo’, con el que el comentarista deportivo Esteban Jaramillo califica, erradamente, algunos partidos de fútbol. Dice así: “Lerdos o apasionados, los partidos son una ventana abierta a la alegría” (LA PATRIA, 4/12/2018). En su Tesoro de la lengua castellana, don Sebastián de Covarrubias asienta: LERDO. Dícese comúnmente de la bestia espaciosa* y torpe”. Actualmente, los diccionarios califican con él también a los animales racionales, a nosotros. Así, El Diccionario define: “Lerdo, a. Adj. Dicho comúnmente de una bestia: Pesada y torpe en el andar. // 2. Tardo y torpe para comprender o ejecutar algo. // 3. f. Veterinaria. Tumor de las caballerías cerca de la rodilla”. Algunos partidos de fútbol pueden calificarse de ‘pesados, fatigantes, molestos, cansones’ –más, si los transmite Eduardo Luis–, pero no de ‘lerdos’. Además, en lugar de ‘apasionados’, ‘apasionantes’: ‘apasionante’, el espectáculo; ‘apasionado’, el espectador.  Nota: el refrán quiere decir que ‘quienes con obstinación persisten en actuar irracionalmente deben ser castigados con palos’. *Nota: Espacioso, a: lento, pausado, flemático. ***

 

¿Quiso decir ‘musitar’? Tal vez. El columnista Argemiro Piñeros Moreno, en su nota sobre el fiscal  Néstor Humberto Martínez,  escribió: “Ya sobre las 8:00 de la noche, raudo y sin suscitar palabra alguna, ingresó al Capitolio Nacional…”. (LA PATRIA, 28/11/2018). ‘Suscitar’ (del latín ‘suscitare’ – ‘levantar, elevar, alzar’), señor Piñeros, es “levantar, promover”. Y creo que lo que usted quiso decir fue “sin pronunciar entre dientes palabras, sin susurrar, sin mascullar”. O “sin bisbisear, mistar o hablar en voz baja”, como enseña de ‘musitar’ el diccionario de María Moliner. O ‘sin decir esta boca es mía’. Sea de ello lo que fuere, el verbo ‘suscitar’ no era el término adecuado para expresar su idea. ***

 

 Como tampoco ‘efusividad’ en la siguiente frase de la misma crónica: “…Martínez, quien habló por cerca de hora y media, tuvo momentos de efusividad, al punto que controvirtió con los senadores Jorge Enrique Robledo y Gustavo Petro, a grito abierto…”. Ello es que ‘efusividad’ es la “manera afectuosa y cordial de mostrar los buenos sentimientos a los demás”. Y, en la ocasión narrada, los sentimientos fueron abiertamente de ‘agresividad’, expresados con vehemencia por el acusado en contra de sus acusadores. ‘A grito pelado’ o ‘a grito herido’, que son las locuciones consagradas. ***

 

Es tan frecuente oír las locuciones ‘estufa a gas’, ‘camisa a rayas’, ‘televisión a color’, ‘motor a gasolina’ y otras semejantes, que el padre Jaime Pinzón Medina se inficionó, y, al describir la indumentaria del recientemente fallecido teniente coronel Silvio Cardona Álvarez, escribió, “…camisa de manga larga, a cuadros…” (LA PATRIA, Voz del lector, 30/11/2018). Son muchos los complementos que introduce la preposición ‘a’, pero entre ellos no están el que expresa las propiedades de algún objeto, ni el que determina el elemento con que algo funciona. Estos complementos los introduce la preposición ‘de’: ‘estufa de gas’, ‘camisa de rayas’, ‘televisión de color’, ‘motor de gasolina’ y la ‘camisa de cuadros’ del teniente coronel, padre. Quandoque bonus dormitat Homerus (‘De tarde en tarde cabecea el buen Homero’). ***

 

Con frecuencia he hablado de la preposición ‘entre’ con el fin de combatir su empleo como adverbio, solecismo muy extendido, pero rechazado en el lenguaje culto. El presbítero Luis Felipe Gómez Restrepo redactó así: “Pero entre más consensos sociales logremos, seguramente será más sostenible y duradera” (LA PATRIA, 2/12/2018). En esta oración, la preposición ‘entre’ debe ser sustituida por los adverbios ‘mientras’ o ‘cuanto’, puesto que sólo los adverbios pueden modificar ‘adverbios’, en el caso tratado, ‘más’. Norma aplicable también al adverbio de cantidad ‘menos’.

Las formas barrabrava

Por Fundación para el español urgente (Fundéu)

Las formas barrabrava, en una sola palabra, barra brava, en dos, son adecuadas para aludir tanto a los grupos de aficionados violentos de un equipo de fútbol como a cada uno de sus miembros.

En caso de escribir barrabrava, el plural adecuado es barrabravas, con una sola ese, no barrasbravas, con dos eses; mientras que, si se opta por barra brava, el plural correspondiente es barras bravas, con ese en ambas palabras, no barra bravas.

Sin embargo, en los medios de comunicación pueden verse frases como «El proyecto propone endurecer penas y agregar delitos en torno a las barrasbravas», «El Congreso debatirá este mes un proyecto de ley para combatir la violencia de los barrasbravas del fútbol» o «Los barra bravas de River les sacaron a sus propios hinchas la chance de ver en su casa y con su gente una final histórica».

De acuerdo con el Diccionario argentino de dudas idiomáticas, tanto barrabrava como barra brava se emplean para referirse al ‘grupo de fanáticos de un equipo de fútbol que suelen incurrir en desmanes tanto en la cancha como en las calles’ o a ‘cada uno de estos individuos’. Esta misma obra señala que la escritura en dos palabras, aunque más cercana a la etimología, parece tender al desuso.

Así pues, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «El proyecto propone endurecer penas y agregar delitos en torno a las barrabravas», «El Congreso debatirá este mes un proyecto de ley para combatir la violencia de los barrabravas del fútbol» y «Los barras bravas de River les sacaron a sus propios hinchas la chance de ver en su casa y con su gente una final histórica».

Por otra parte, respecto al género, si se hace referencia al grupo de fanáticos violentos, lo apropiado es el femenino: la barrabrava; en cambio, si se alude a cada uno de sus integrantes, el género dependerá de si se trata de un hombre o una mujer: un barrabrava una barrabrava.

Ver también hincha violento, mejor que hooligan.

https://www.fundeu.es/

Alto Comisionado

La expresión Alto Comisionado se escribe con iniciales mayúsculas y en masculino cuando se refiere a la institución, mientras que, si alude a quien la dirige, se escribe en minúscula, y en masculino o femenino según la persona en concreto que ocupe el cargoel alto comisionado / la alta comisionada.

Con motivo de la visita de la expresidenta de Chile y alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos a Venezuela, en los medios pueden verse frases como «Venezuela invita a la alto comisionado de Derechos Humanos a visitar el país», «La Alta Comisionada de la ONU confirmó que está elaborando un informe exhaustivo» o «Bachelet dirige desde el pasado mes el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos».

De acuerdo con la Ortografía de la lengua española, las palabras significativas que forman parte del nombre de instituciones se escriben con mayúscula inicial, por lo que lo apropiado es Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (para los Derechos Humanos), a menudo abreviada como ACNUDH (mejor que OHCHR, que corresponde a la sigla inglesa).

En cambio, los cargos se escriben con minúscula: presidenteministro y, en este caso, alto comisionado, cuyo femenino es alta comisionada, igual que el femenino de alto representante es alta representante.

Por tanto, en los ejemplos iniciales lo adecuado habría sido escribir «Venezuela invita a la alta comisionada de Derechos Humanos a visitar el país», «La alta comisionada de la ONU confirmó que está elaborando un informe exhaustivo» y «Bachelet dirige desde el pasado mes el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos».

Ver también alta representante es el femenino de alto representante.

El lenguaje en el tiempo / Cardiorrespiratorio, humanitaria, automotor

Por Fernando Ávila/El Tiempo

 

Cita: “La mujer (Misi) ingresó con paro cardiorespiratorio y sin signos vitales” (Blu Radio).

Comentario: cuando a una palabra que empieza con r, como rápido, rector, respiratorio, se le antepone un prefijo terminado en vocal, como ultra-, vice-, cardio-, debe duplicarse la r para mantener el sonido fuerte de la r inicial de la palabra original, ultrarrápido, vicerrector, cardiorrespiratorio.

Tenga en cuenta que la r sencilla intervocálica tiene el sonido suave de Teresa, ore, mira, distinto del sonido de la r doble intervocálica de terraza, ahorre, mirra.
A veces se pregunta si no sería mejor escribir guion en vez de r doble, cardio-respiratorio, como si la r doble fuera menos estética que el guion, y la respuesta es “no”. El guion va cuando el prefijo se antepone a cifra, sub-20, super-8, o a mayúscula, ex-Farc, pro-Mocoa, pero no cuando se antepone a los casos mencionados arriba.

Humanitaria

Cita: “Esta gran tragedia humanitaria (migración venezolana)” (Caracol).

Comentario: la palabra humanitaria se refiere a lo que es ‘benigno’, ‘caritativo’, ‘benéfico’ y a aquello ‘que tiene como finalidad aliviar los efectos que causan la guerra u otras calamidades en las personas’.

Así que lo humanitario es el trato que reciben los venezolanos de parte de instituciones de servicio y de personas solidarias, y no la emigración de su patria para buscar un mejor futuro. La emigración de Venezuela es una “tragedia humana”, ‘de seres humanos’.

Automotor

Cita: “Su papá era el mejor mecánico automotriz del barrio” (Caracol Radio).

Comentario: 
el adjetivo automotriz es femenino, por lo que se puede hablar de “mecánica automotriz”, pero no de “mecánico automotriz”. La forma correcta en masculino es “mecánico automotor”.

Recomendaciones

“Viste traje negro con camisa blanca y pajarita”. Mejor: “… y corbatín”, que es como se le dice a la pajarita en Colombia.

“Tocaba dormir sin pijama”. Mejor: “… sin piyama”, como se le dice a esa prenda en nuestro país. La escritura pijama, con jota, hace que la segunda sílaba se pronuncie como la primera de jamón, jarabe, Jalisco.

“Tiene obras en Ocaña, Santander, y en municipios de Sucre”. Mejor: “… en Ocaña, Norte de Santander…”.

“Santa Fe, lejos del milagro y Junior, cerca de la gloria”. Mejor: “… lejos del milagro, y Junior, cerca…”, pues sin esa coma se lee “… lejos del milagro y Junior…”, es decir, lejos del uno y del otro.

Ñapa

Ñapa

Biografías (no autorizada) de algunas palabras

Bacenilla

A esta nostalgia nocturna también se le conoce con el alias de mica, pato o vaso. Es un inodoro nocturno portátil o de bolsillo, con florecitas en los bordes que los abuelos metían debajo del catre para escurrirle el bulto a los espantos. O para ahorrarse alguna pulmonía que podían pescar por aventurarse a salir al baño a aligerar el riñón.

La bacenilla –bacinilla para sus íntimos- tomaba la forma de las nalgas que la contenían. Mica que se respetara tenía peladuras por fuera, al lado de la oreja, fruto de excesos fisiológicos.

Si el gato tiene siete vidas, en promedio una bacinilla tenía tres vidas útiles que sumadas dan 97 años. La inútil dura de ahí en adelante.

La primera vida útil de este “recipiente de peltre para orinar” como la define el Nuevo Diccionario de Americanismos del Caro y Cuervo, Tomo I, dura 50 años y ocho días contados a partir del momento en que los abuelos la compran, la usan y la dejan de herencia a sus nietos, ya amansada.

En la segunda vida aparecen jubiladas en el lavadero de la casa con una mata de hortensias o de novios adentro. Sobre el lavadero duran 27 años en promedio, según los bacinillólogos.

Los últimos 20 años de vida útil sorprenderán a la vieja bacinilla debajo de un palo de mango, con las hortensias o los novios regados. Hoy mangonean el celular, el mando a distancia, la Internet. Antes, el lujo corría por cuenta de la bacinilla.

 

Acerca de Revista Corrientes (3175 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas