Al instante

Martes de la luenga lengua: Infringir-infligir, de parte de, gélido-helado

Recopilación y apuntes de Oscar Domínguez Giraldo

Imagen eleconomista.es

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA

Por Efraim Osorio López, Diario La Patria, Manizales

Infringir-infligir, de parte de, gélido-helado,

 

Son, por lo tanto, muy, muy diferentes las ideas que expresan estos dos verbos.

 

‘Infringir’ es una cosa; ‘infligir’, otra, doña Fanny. Confundir estos dos verbos es frecuente, como  frecuentes las veces en las que he hablado de ese fenómeno.  La columnista dominical de LA PATRIA Fanny Bernal O. empleó ‘infringir’ por ‘infligir’ en esta afirmación:“Así sucede en nuestro medio, no importa el daño que les infrinjan a las instituciones y al país…” (2/12/2018). “No importa el daño que les inflijan…”, porque ‘infligir’ es “causar un daño”, la idea que ella quiso expresar; también, “imponer un castigo”. ‘Infringir’, en cambio, es “quebrantar leyes, órdenes, etc.”.Son, por lo tanto, muy, muy diferentes las ideas que expresan estos dos verbos. ***

 

“Ánima bendita, de parte de Dios, ¿qué quiere?”, le peguntaban los nocherniegos al ‘bulto’ que veían a la vera del camino que recorrían. Esto sucedía, por supuesto, en la época aquella en la cual se creía en ‘espantos, apariciones’ y ‘asustos’. La locución ‘de parte de Dios’ quería decir ‘en nombre de Dios’. Y cuando decimos “vengo de parte de don Abelardo para decirle que no olvide el asuntico aquel”, queremos decir ‘por encargo’, ‘por orden’ o por algo parecido, de quien fuere. En estas locuciones no sobra el término ‘parte’, que sí redunda cuando se le agrega al complemento del verbo ‘recibir’. Por esto, me atrevo a afirmar que dicho término sobra en la siguiente frase del señor Fernando Ávila, buen conocedor de las normas gramaticales de nuestro idioma: “Así que lo humanitario es el trato que reciben los venezolanos de parte de instituciones de servicio y de personas solidarias…” (El Tiempo, El lenguaje en el tiempo, 5/12/2018). Tanto es así, que él la suprime en el último complemento, “de personas solidarias”. La preposición ‘de’, ella sola, expresa la procedencia de aquello que se recibe, verbigracia, ‘recibí de fulano de tal la suma de…’, o “…el trato que reciben los venezolanos de instituciones de servicio…”. Con la preposición ‘por’ sucede exactamente lo mismo. Infortunadamente, tan arraigado está este vicio gramatical, que ya es imposible desceparlo. ***

 

Ni siquiera por su raíz son diferentes los adjetivos ‘gélido’ y ‘helado’, porque ambos provienen remotamente del latín ‘gelu’ (‘hielo, frío intenso’). Según El Diccionario, ‘gélido’ (del latín ‘gelidus’) es “helado, muy frío”, y ‘helado’ (del participio pasivo de ‘helar’) es “muy frío”. Puede decirse, entonces, que los dos adjetivos son ciento por ciento sinónimos, inclusive con otras acepciones. En su Oasis del 11 de diciembre, el padre Gonzalo Gallo, al hablar de la actuación heroica de una niña de apenas cinco años, escribió: “Saglana acaba de cumplir cinco años y ya es una heroína en Siberia. Caminó varios kilómetros por el gélido desierto helado” (Oasis, 11/12/2018). Evidentemente, en esta oración sobra uno de los dos adjetivos. Considero que el redactor no leyó su frase dos veces, pues el pleonasmo es evidentísimo. ***

 

He defendido el empleo del adjetivo ‘mismo-a’ anafóricamente, es decir, como reemplazo de una parte de la oración ya mencionada, prácticamente, como un pronombre, por ejemplo, “se prohíbe la entrada en esta oficina a toda persona ajena a la misma”(Manuel Seco, quien lo considera ‘adjetivo sustantivado’). Este empleo, en realidad, no es muy ‘católico’, pero está sobre manera extendido, especialmente en la redacción periodística, como en la siguiente información: “La actividad fue coordinada por la Secretaría de Gobierno y en la misma participaron…” (LA PATRIA, Supimos que…, 8/12/2018). En esta frase, obviamente, es más apropiado el empleo del pronombre, de esta manera: “…y en ella participaron”. Al cabo de las quinientas, me inclino por esta construcción. ***

 

Nota: Mi libro VIEJOS, AÑOSOS y AÑEJOS dichos refranes del castellano, en su primera reimpresión, se encuentra ya en las librerías Leo Libros y Libélula, y en AD Impresos, tel. 880 6654. Un excelente obsequio navideño.

NAVIDAD

Fundación para el español urgente (Fundéu)

Con motivo de las fiestas navideñas, se ofrecen algunas claves para una redacción más cuidadosa de las noticias en las que aparecen términos relacionados con estas celebraciones.

1. NavidadNochebuena…, mayúsculas

Navidad, Navidades, Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes se escriben con mayúscula inicial por tratarse de nombres propios de festividades, según indica la Ortografía académica. Cuando Navidades Navidad se refieren al periodo, se admite también su escritura con minúscula: «Cerca de 2,4 millones de pasajeros pasarán estas navidades por los aeropuertos canarios». Además, y aunque ambas son correctas, se prefieren las formas Nochebuena y Nochevieja a las escritas en dos palabras Noche Buena y Noche Vieja.

2. Las palabras felizpróspero, paz…, en minúscula

Términos como feliz, próspero, amor, paz felicidad, que suelen verse con inicial mayúscula («El presidente del Gobierno deseó una Feliz Navidad a los periodistas»), se escriben, al tratarse de adjetivos y nombres comunes, con minúscula inicial: «El presidente del Gobierno deseó una feliz Navidad a los periodistas».

3. Tarjeta de Navidad, mejor que christmas

Las expresiones tarjeta de Navidad o tarjeta navideña son preferibles a la voz inglesa Christmas y su hispanización crismas, cuyo empleo se da especialmente en España.

4. El belén, en minúsculas

La representación de la escena del nacimiento de Jesús se escribe con minúsculas, el belén, ya que, aunque proviene del nombre de la localidad donde la Biblia sitúa el nacimiento, se usa en este sentido como nombre común. Solo se escribe con mayúscula inicial si se refiere a la ciudad: «Jesús nació en Belén». También se escriben en minúscula sus sinónimos nacimiento, portal y pesebre.

5. Niños JesúsPapás Noel y papanoeles

Se recomienda escribir Niños Jesús Papás Noel como plurales de Niño Jesús Papá Noel. Sin embargo, Papá Noel ha dado también origen al sustantivo común papanoel, referido, más que al propio san Nicolás, a las personas disfrazadas de este personaje y a los muñecos y adornos con su forma, que tiene menor uso y cuya forma plural es papanoeles.

Respuestas de la Fundación  a Consultas

Lo recomendable es emplear las expresiones tarjeta de Navidad o tarjeta navideña.  El uso de la voz inglesa Christmas, o de su hispanización crismas, cuyo empleo se da especialmente en España, es innecesario.

 

Navidad, Navidades, Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes se escriben con mayúscula inicial, por tratarse de nombres propios de festividades, según indica la Ortografía académica.

Cuando Navidades y Navidad se refieren al periodo, se admite también su escritura con minúscula: «Cerca de 2,4 millones de pasajeros pasarán estas navidades por los aeropuertos canarios».

Asimismo esta obra indica que, aunque ambas son correctas, se prefieren las formas Nochebuena y Nochevieja a las separadas Noche Buena Noche Vieja.

Por otro lado, términos como felizprósperoamor, pazfelicidad, que suelen verse con inicial mayúscula («El presidente del Gobierno deseó una Feliz Navidad a los periodistas») se escriben, al tratarse de nombres comunes, con minúscula inicial: «El presidente del Gobierno deseó una feliz Navidad a los periodistas».

 

Barman, san, bufet, chefs, 100 % /

El lenguaje en EL TIEMPO

Por Fernando Ávila

En una de las crónicas sobre Belisario Betancur, con motivo de su fallecimiento, se recuerda que en sus primeros años en Medellín “era algo así como el cantinero o barman”. El término “barman” aparece escrito en cursiva, como suele hacerse con los extranjerismos.

En este caso, sin embargo, hubo ultracorrección, pues “barman” también es palabra española, aunque tenga la misma escritura que en inglés. En el Diccionario de la lengua española, DLE, 2014, se define “barman” como ‘persona encargada de servir o preparar bebidas en la barra de un bar, especialmente si es experta en cocteles y otras combinaciones alcohólicas’.

Publicidad

s

Como dato curioso, “barman” es palabra de género común, razón por la cual, si quien prepara los cocteles es mujer, también se le dice “barman”, y no “bármana”, ni “barwoman”. En el DLE también figuran “supermán” (del inglés superman) y “guachimán” (del inglés watchman), esta última también de género común.

Jedy y san

El Megacerebro da dos pistas en su último reto sabatino que invitan a sendos comentarios. Como pista de “Jedi”, indica: “Sabio y poderoso defensor de la paz en Guerra de Estrellas”, y como pista de “Loreto”, “… el Arcángel San Gabriel le anunció a la Virgen María que sería la madre de Jesús…”.

Sobre la primera, una curiosidad acerca del título: “Star Wars” no se llamó en español “Guerra de estrellas”, porque el traductor sintió que “Guerra de las galaxias” era rótulo más cercano al tema del espacio sideral, y la palabra “estrella”, en cambio, se relacionaba más con actores de Hollywood, según devela Miquel Barceló, especialista en ciencia ficción. Por lo demás, en Colombia, “Guerra de estrellas” es el nombre de un concurso televisivo de cultura general, presentado por Saúl García.

Y sobre la segunda, las palabras “arcángel” y “san” van en minúscula: “… el arcángel san Gabriel…”, lo mismo que cualquier otro antenombre.

Distinto es que una ciudad, barrio, centro comercial o institución educativa se llame San Gabriel, caso en el cual la palabra “san” adquiere carácter de nombre propio, “En la ciudad de San Gabriel, California, hay una estatua de san Gabriel y otra de fray Junípero”.

Bufet

Un aviso de prensa trae las siguientes leyendas, para las que sugerimos las subsiguientes versiones: “Buffet al paso”; mejor: “Bufet al paso”, para que todo quede en español. “Con nuestra proteína preparé al instante deliciosos menús”; mejor: “… prepare…”, sin tilde (porque no es ‘ayer preparé yo’, sino ‘cuando quiera prepare usted’). “Nuestros productos son 100% naturales desarrollados por chef profesionales”; mejor: “100 %”, con espacio entre la cifra y el símbolo, y “… chefs profesionales”.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria
Twitter: @fernandoavila52

Así escribe el poeta Jaime Jaramillo Escobar (Revista Corrientes)

“El escritor es ante todo un lector que escribe. Por eso el escritor debe guardar una serena humildad ante la gran literatura de todos los tiempos. Los grandes escritores se nos presentan con una modestia encantadora. Empezar con orgullo vano conduce a fracaso seguro” (t. 2, p. 112)

“No existe amigo sin diálogo. Dialogue con sus libros, discuta con ellos, vuelva a sus páginas. Que su biblioteca sea viva. Que todo sea vivo a su alrededor. Hay personas que andan muertas. Y no son fantasmas. Son personas casadas” (t. 2, p. 23)

“No debe confundirse redactar con escribir. Aprender a redactar es fácil. La mayoría de las personas pueden hacerlo. Para eso existen normas, a las que algunos llaman técnica. Escribir es más difícil y sólo está al alcance de una minoría. Porque, mientras redactar sólo requiere una gramática y el conocimiento de lo que se desea expresar, escribir es creación y por lo tanto requiere inventiva, imaginación, fantasía, originalidad, elocuencia y genialidad en algún grado” (t. 1, p. 98)

“Quien se sienta a escribir es porque tiene algo qué decir. Mientras no se tenga algo para decir no hay por qué empezar. El famoso cuento de la hoja en blanco todas las mañanas a primera hora sólo ha producido literatura babosa y polucionante. El que necesita una hoja blanca frente a los ojos para empezar a pensar, no es pensador. Primero piense, y después de que haya pensado, vuelva a pensar sobre lo escrito. Reflexionar. Ése es el secreto” (t. 1, p. 105)

“El estilo sirve hasta para disimular la falta de ideas. Al comienzo no importa mucho lo que se escriba, sino cómo se escribe. El escritor, como cualquier otro artista, y al igual que la Naturaleza, procede por ensayos. No se llega a tener un estilo antes de haberse formado una personalidad. La edad para tener personalidad depende de cada quién. Algunos no la adquieren nunca. El escritor sin personalidad no existe, pues carecería de autoridad, de poder de convicción, sería débil y amorfo, sin magnetismo y sin atracción. (t. 1, p. 101)

“El autor es responsable de todas las palabras que escribe. En consecuencia, deben ser medidas y pesadas, una por una” (t. 2, p. 53)

“Lo que más me ha enseñado a escribir poesía no es la poesía, demasiado manoseada, sino la prosa y la publicidad. La publicidad enseña precisión, oportunidad, claridad, iluminación y destaque, astucia, poder de convicción y, sobre todo, calcular la reacción del lector” (t. 2, p. 234)

“El personaje más importante de una obra es el lector” (t. 2, p. 100)

Foto
Jaime Jaramillo Escobar(retrato de Juan Fernando Ospina)

 

Acerca de Revista Corrientes (3176 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas