Al instante

Martes de la luenga lengua: Dimitir, volver en sí…

Por Efraim Osorio López eolo1056@yahoo.com Diario La Patria, Manizales y recopilación de Oscar Domínguez G.

Imagen maslife.com

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA

e

Dimitir, volver en sí, atrás, mandamás, tratarse de

 

Entonces, si el entrevistado desconoce estas nociones, el entrevistador –un periodista, supongo– está en la obligación de corregir esos desatinos. ¿O sí?

 

El verbo ‘dimitir’ (“renunciar, hacer dejación de algo, como un empleo, una comisión, etc.”) rige la preposición ‘de’, puesto que su complemento es de procedencia, no de destino ni de fin, en palabras de algún paisano, ‘de allá para acá’, no ‘de aquí para allá’. En la entrevista que la buena periodista María Isabel Rueda le hizo a Ernesto Macías, escribe: “…anuncia que el Centro Democrático tratará de que Uribe no dimita a su escaño en el Senado…” (El Tiempo, 30/7/2018). Por la lógica de la gramática, no me cansaré de repetirlo, las preposiciones tienen cada una un oficio distinto en la oración, según el complemento que introducen, verbigracia, ‘voy a una reunión’, ‘vengo de almorzar’.

En la frase glosada, la construcción correcta es ésta: “…que no dimita de su escaño en el Senado”. Lógicamente. ***

 

En una de sus respuestas, la actriz Sara Beltrán dice: “Terminé recortando más de la mitad del mismo (monólogo ‘Fritos pero no revueltos’) cuando volví en sí ja, ja, ja” (El Tiempo, Respuesta instantánea, 10/8/2018). Los pronombres personales son de primera, segunda y tercera personas, tanto del singular como del plural: yo, tú, él; nosotros, vosotros, ellos. Muy elemental. Cuando hacen las veces de complementos, los tres primeros cambian en ‘me, mí; te, ti; se, le, sí’, por ejemplo, ‘me dijo, para mí; te dijo, de ti; le dijo, en sí’, este último, también para su plural, verbigracia, ‘volvieron en sí’. Cada uno de ellos, exclusivamente para la respectiva persona. Elemental, también. Ignoro si la señora Beltrán se rio de su respuesta o de la incorrección gramatical en que incurrió, porque, como hablaba en primera persona, tuvo que expresarse correctamente, de este modo: “…cuando volví en mí, ¡ja, ja, ja!”. En una entrevista, el entrevistado responde, el entrevistador transcribe. Entonces, si el entrevistado desconoce estas nociones, el entrevistador –un periodista, supongo– está en la obligación de corregir esos desatinos. ¿O sí? ***

 

A veces, la partícula ‘que’ se emplea en la construcción gramatical de un comparativo, por ejemplo, “eso es más costoso que un vuelo en Avianca”. Es decir, que en otras coyunturas puede estar desubicada, como en la siguiente frase que cita la periodista Adriana La Rota: “Las zonas con cultivos de coca están nueve años atrás que las demás zonas rurales” (El Tiempo, Informe de la Fundación Ideas para la Paz, 11/8/2018). El adverbio de lugar ‘atrás’, que puede ser reemplazado por ‘detrás’, pide la preposición ‘de’, razón por la cual la frase, bien construida, es ésta: “…nueve años atrás de las demás zonas rurales”. Habría dado en la diana el redactor si hubiese construido de esta manera: “…nueve años más atrás que…”, porque en este caso sí hay comparación, comparación en la que el adverbio de cantidad ‘más’ modifica al adverbio ‘atrás’. ***

 

El sustantivo ‘mandamás’ (“persona que ostenta demasiado su autoridad, mandón”) tiene plural, ‘mandamases’. Para La voz del lector, el señor Elceario de J. Aristizábal escribió: “Y fue entonces cuando a los mandamás de la educación les pareció…” (LA PATRIA, 10/8/2018). Y no lo digo yo. El Diccionario panhispánico de dudas (2005), de la Academia de la Lengua, enseña: “Mandamás. En el lenguaje coloquial, ‘persona que tiene el mando o la autoridad’. Es común en cuanto al género (…). Su plural es mandamases”. La norma gramatical es clara: los nombres terminados en ‘ese’ añaden ‘es’ para la formación de su plural, verbigracia, ‘compás, compases’; ‘aguarrás, aguarrases’, ‘anís, anises’. ***

 

Afirmación del señor Francisco J. González S.: “De esto se trata la cátedra de Historia Regional…” (LA PATRIA, 10/8/2018). ¡Sí, señor! Sin duda, pero está gramaticalmente mal expresada la declaración, puesto que la inflexión verbal ‘tratarse de’, por ser impersonal, no admite sujeto: “En eso consiste la cátedra de Historia Regional”. Y no sobra repetirlo y repetirlo y repetirlo…

El nuevo libro gordo de don Efraim

Orlando Cadavid (En La Patria, de Manizales)

La obra de don Efraim Osorio.
Foto Eje21

Estamos a las puertas de un gran suceso editorial: la aparición del libro Viejos, añosos y añejos dichos y refranes del castellano, del notable filólogo caldense Efraim Osorio López, quien en sus 1.116 páginas recoge más de 5.450 adagios o axiomas.
La valiosa obra de consulta -que tiene un peso neto de dos kilos- viene a hacerle compañía en las bibliotecas al voluminoso tomo del mismo autor, titulado Quisquillas de alguna importancia, publicado en diciembre de 2014. Cuánta sabiduría popular recopilada pacientemente por este fiel guardián del idioma de Cervantes.
Como el que es caballero repite, el académico Germán Zuluaga Uribe tiene a su cargo la presentación de este libro, como ocurrió hace 44 meses.
Estos dos hombres de letras (Efraim y Germán) se conocieron en 1951, en la adolescencia, en la Escuela Apostólica de Santa Rosa de Cabal (en la que Osorio empezó en 1946). Compartieron claustro en Bogotá, en la Casa Central de los sacerdotes vicentinos. Don Efra se retiró en 1958; Germán, un año después. Este estuvo en París dos años, en donde logró un diploma en literatura francesa. Pasó también dos años en Londres, que le sirvieron para su buen inglés. En Manizales, fue profesor de literatura y de francés en la Universidad de Caldas durante 28 años. Goza actualmente de buen retiro.

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO

FERNANDO AVILA/EL TIEMPO

Cita: “Desde que nació el rocanrol…” (Lecturas).
Comentario: ¡Qué bueno que el autorizado historiador musical Sandro Romero Rey escriba rocanrol! Pocas veces se ve el uso de esta forma española, traducción de vieja data de la forma inglesa rock and roll. Ojalá otros comentaristas sigan su ejemplo.
Otra cita de Lecturas: “Los héroes del siglo XX parecieran permanecer en un eterno pacto con Dorian Gray”. Mejor: “… parecen permanecer en un eterno pacto…”, pues el subjuntivo (“pareciera”) es para indicar lo irreal, “Si se pareciera al rey, podría ir a Yo me llamo”.

Bitcóin

Cita: “El furor por el bitcoin” (Dinero).

Comentario: La hoy más conocida moneda electrónica se llama en español bitcóin, con tilde, por ser palabra aguda terminada en -in. Su plural es biotcoines.

Este término aún no tiene registro en el Diccionario de la lengua española, DLE, pero ya fue adaptado de esa manera por la Fundación del Español Urgente, Fundéu, de cuyo consejo asesor forman parte académicos como Víctor García de la Concha, exdirector de la Real Academia Española, RAE, y Leonardo Gómez Torrego, coautor del Diccionario panhispánico de dudas.

Son ellos quienes, después de asentada la palabra en el uso culto, la incluyen, con el voto de los demás académicos, en el DLE o en los demás libros normativos de la RAE.
Otras citas de Dinero: “… inmuebles urbanos para oficinas de coworking…” Mejor: “…para oficinas de cotrabajo”.

“… algunos de los negocios top”. Mejor: “… de los negocios de primera línea”.
“… bajo este slogan convierte la economía en su aliado”. Mejor: “… bajo este eslogan…”.
“… las peleas entre socios seguirán en el ring”. Mejor “… seguirán en el cuadrilátero”.
“… ha sido sancionado durante cinco oportunidades…”. Mejor: “… en cinco oportunidades”.

Circunvalar

Pregunta: ¿Circunvalar o Circunvalación?, Marina Betancur.

Respuesta: Según el DLE, “Circunvalación”, pero según algunos decretos distritales, como el 410 del 2005 o el 75 del 2014, la vía bogotana paralela a la Séptima, un poco más al oriente de esta, se llama “avenida Circunvalar”.

Se lo suplico

Cita: “Y se los suplico: no más entrevistas insulsas…” (Arcadia).

Comentario: La falsa creencia de que “los” se refiere a “a ustedes” (complemento indirecto) causa este error, frecuente en los noticieros de televisión, que ahora se cuela en las revistas culturales.

Lo que suplica (complemento directo), en este caso, es que no haya más entrevistas insulsas… ¡Una sola cosa! (eso), ¡singular! Luego la forma correcta es “Se lo suplico”. En esta locución, “se” se refiere a “a ustedes”, pues es invariable. No hay “sen”, que sirva de plural a “se”. Y “lo” se refiere a lo que suplica (complemento directo singular)

Taller del Idioma, el nivel

 

Abel Méndez (EL DIARIO, de Pereira)

EL NIVEL. «Desde distintos sectores a nivel nacional se destaca la sincronía con la que se trabaja entre sector público y privado en Risaralda, la misma que ha permitido impactar positivamente indicadores económicos. La invitación ahora es a replicar ese trabajo mancomunado a nivel regional y llegar mas lejos». El Diario.

Ya he perdido la cuenta de las veces que en veintitrés años de esta columna he dicho que la extensión «a nivel» no existe en nuestro idioma y que lo más parecido a ella es «a un nivel», cuyo significado consiste en que dos cosas están a un mismo nivel de una referencia determinada. «Tu apartamento y el mío están a un nivel». Hoy me decidí a estudiar mejor el asunto y encontré que en arquitectura existe un arco a nivel que significa ‘un arco adintelado, que viene a degenerar en línea recta’. Quedé gringo. Si en la sala hay algún arquitecto que me lo explique le quedaré agradecido por el resto de mis días. Pero que exista un arco adintelado nada tiene que ver con el «nivel nacional» ni el regional, ni similares. Otro error de menor cuantía es la falta de tilde del adverbio de cantidad «más».

FELIZ CUMPLEAÑOS. «El Diario: 35 años de noticias y credibilidad». El Diario.
Felicitaciones por el cumple de treinta y cinco de los cuales he compartido y he aprendido en los veintitrés últimos. Feliz Cumpleaños.

LAS CIFRAS. «Según cifras de la Policía Metropolitana de Pereira, de las más de tres millones de llamadas recibidas en 2017, alrededor del 60 % fueron llamadas falsas o inadecuadas». El Diario.
Mi cuento tiene que ver con las cifras, pues la única cantidad que significa la palabra «cifra» es la cantidad de dinero: «Ese carro costaba noventa millones de pesos, pero yo no tenía esa cifra».

Fuera de frases como esta ninguna otra cantidad, significa «cifras». La frase debió ser: «Según datos de la Policía Metropolitana…». Dejé el párrafo completo para que los que no leyeron El Diario de ayer, se enteren de que la Policía está preocupada porque sea mayor el número de bromas que el de anuncios verdaderos. ¡Cojan oficio, desocupados!

 

Agencia EFEFundéu - BBVAFUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE
dolarizar, término válido Recomendación urgente del día

El término dolarizar es un verbo válido para expresar la acción de ‘oficializarse en un país el uso del dólar estadounidense’.

En los medios de comunicación pueden verse frases como «Dolarizar o mantener el bolívar: ¿qué le conviene a Venezuela?», «Dolarizar la economía, ¿la salvación de Venezuela?» o «¿Por qué la dolarización puede no ser una buena idea?».

Dolarizarse, en su forma pronominal, figura en el Diccionario académico como voz propia de Colombia, Costa Rica, Guatemala y Panamá, con el significado de ‘oficializarse en un país el uso del dólar estadounidense’.

Por su parte, otras obras, como el Diccionario de americanismos y el diccionario Clave, recogen también su empleo como verbo transitivo(‘hacer que una economía pase a tener el dólar estadounidense como patrón monetario’) y amplían sus acepciones con el sentido de ‘referido especialmente a una moneda: equiparar su valor al del dólar estadounidense’, respectivamente.

De este modo, tanto los ejemplos en los que como verbo transitivo se refiere a oficializar el dólar como moneda («Dolarizar o mantener el bolívar») como los que aluden a equiparar el valor de una moneda al del dólar («Dolarizar la economía»), así como aquellos en los que se emplea el sustantivo derivado («La dolarización puede no ser una buena idea»), pueden considerarse válidos.

Ver más
Escucha Palabras llanas, el microespacio semanal de Fundéu BBVA y EFE Radio que repasa en apenas cinco minutos algunos consejos y curiosidades sobre el lenguaje más vinculado a la actualidad. Cada viernes puedes escuchar o descargar una nueva entrega en nuestra web.
RSS Facebook Twitter Google +
fundéu - bbva RAE EFE - BBVA
© MMXVIII – Los contenidos elaborados por Fundéu que se publican en esta web lo hacen bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported

 

Acerca de Revista Corrientes (2664 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas