Al instante

Martes de la luenga lengua: Colocar-poner

Recopilacón y apuntes de Oscar Domínguez

Imagen acentointernacional.com

Grafiti, no fuerces y por qué / El lenguaje en el tiempo

Por: Fernando Ávila EL TIEMPO

Citas: “El evento con sus pintadas al estilo grafitti rindió tributo a los picós” (Publimetro), “En Circo Terraza habrá muestras de graffiti” (La República), “No podría describir los grafiti” (novela Los divinos).

Comentario: Durante mucho tiempo la Academia aconsejó cambiar la palabra italiana graffiti por vocablos españoles como letrero, pintada, mural…, pero hace un par de décadas bajó la guardia con la opción grafito, más cercana al italianismo, pero ya asentada con otro significado en nuestra lengua, ‘carbón de lápiz’. Entre tanto, el fenómeno cultural que en un comienzo no era más que un letrero ingenioso se convirtió poco a poco en obra pictórica de atracción turística, que necesitaba su propio nombre. Por eso, la Academia adaptó en los últimos años el italianismo graffiti, con doble f, a nuestro idioma, con una sola f, grafiti. Cabe aclarar que en el idioma de Dante el singular es graffito, y el plural, graffiti, mientras que en el de Cervantes, el singular es grafiti, y el plural, grafitis, como pasa con espagueti, singular, y espaguetis, plural, que vienen del italiano, spaghetto, singular, y spaghetti, plural. Finalmente, las adaptaciones léxicas deben acomodarse a la morfología propia del idioma que las hace. Además de grafiti, como ‘obra pictórica, sobre pared, en lugar público’, el Diccionario de la lengua española, DLE, 2014, registra también grafitero, como ‘persona que hace grafitis’.

No fuerces la voz

Cita: “Es muy importante que no forces la voz” (La voz kids).

Comentario: El verbo forzar es irregular, ya que su raíz (for-) se diptonga (fuer-) en el presente de indicativo, “Siempre fuerzas la voz”, y de subjuntivo, “Que no fuerces la voz”. Esta irregularidad es la misma que se presenta en los verbos colar, volcar y contar, “No se cuele en TransMilenio” (no “no se cole”), “No vuelque la arena” (no “no volque”), “Todavía no cuente la plata” (no “no conte”).

No tienen por qué

Cita: “Ellos ya decidieron el candidato que les gusta, pero no tienen porqué decidir el que le gusta a usted” (aviso).

Comentario: Para evitar la confusión entre por qué, separado, y porqué, pegado, cabe usar el recurso que aquí se explica: Si se puede agregar razón, es separado, “No tienen por qué decidir” = “No tienen por qué razón decidir”. Esto funciona tanto cuando es pregunta, “¿Sabe por qué no vino?” = “¿Sabe por qué razón no vino?”, como cuando no lo es, “Nadie sabe por qué no vino” = “Nadie sabe por qué razón no vino”. En cambio, porqué, pegado, no admite esa adición, pues porqué es sinónimo de razón, “Explíquenos el porqué de su decisión”= “Explíquenos la razón de su decisión”.

FERNANDO ÁVILA@fernandoavila52

Colocar-poner, establecerse, inmolarse, menor

Efraim Osorio LA PATRIA

Un corresponsal de la Voz del lector de LA PATRIA, Alirio De los Ríos Flórez, al puntualizar las fechas más importantes en la vida de Jesús de Nazaret, escribió: “…y le colocaron el nombre Jesús un 3 de enero”; “El 30 y el 31 de marzo María acompaña a su hijo camino del calvario y se establece firme junto la cruz…” (2/5/2018). No es mi intención referirme a la realidad histórica de esas fechas, ya que de historiador nada tengo. Me interesan los verbos ‘colocar’ y ‘establecerse’, porque en esas oraciones están fuera de lugar. Del primero he escrito muchas veces, siempre insistiendo en que ese verbo, en la mayoría de los casos, no es sinónimo de ‘poner’, el apropiado en la frase del corresponsal: el verbo ‘colocar’ tiene en todas sus acepciones (cinco, nada más, le asigna El Diccionario), aun figuradas, la connotación de ‘lugar’. El verbo ‘poner’, en cambio, tiene todas las acepciones que uno quiera: El Diccionario le da cuarenta y cuatro, entre ellas, la siguiente: “18. Aplicar un nombre, un mote, etc., a una persona, un animal o una cosa”. Es tan expresivo en este sentido, que no es necesario agregar el término ‘nombre’ para saber de qué se trata, por ejemplo, “en el bautismo lo pusieron Anacleto”. No es exclusivo de las gallinas ‘poner’, señor De los Ríos.
* * *
‘Establecerse’, así, con su naturaleza de pronominal, significa “avecindarse o fijar la residencia en alguna parte”. ¿Cómo podía la madre de Jesús ‘establecerse’ en el Calvario? Ella, probablemente, ‘estuvo presente’ durante el enjuiciamiento de su hijo, y, al pie de la cruz, durante su crucifixión hasta que José de Arimatea bajó de la cruz el cuerpo de Jesús para darle sepultura. ¿Después? No lo sé. De los cuatro evangelistas, el único que habla de la Virgen María es San Juan, con estas palabras: “Estaban junto a la cruz de Jesús su Madre y la hermana de su Madre, María la de Cleofás y María Magdalena” (19, 25). Los otros evangelistas no la mencionan. San Mateo afirma: “…entre ellas María Magdalena y María la madre de Santiago y José y la madre de los hijos de Zebedeo” (27, 55). San Marcos anota algo parecido, y San Lucas habla de ellas cuando éstas encontraron el sepulcro vacío: “Eran María la Magdalena, Juana y María de Santiago y las demás que estaban con ellas” (24, 10). Sea de todo esto lo que fuere, María, la madre de Jesús, pudo ‘estar presente’ durante el juicio, la crucifixión y la muerte de su hijo, pero no ‘se estableció’ en el Calvario. De ninguna manera.
* * *
Leo gustosamente los editoriales de El Tiempo, porque, aun cuando abusa de la locución ‘más allá de’, los considero bien escritos. Y cuando encuentro en ellos imprecisiones o solecismos, pienso que no es fácil escribir todos los días, sobre todo, acosado el redactor por la hora del cierre de la edición. No obstante, con extrañeza leí lo siguiente en uno de esos editoriales: “Primero fue un atacante suicida que, sentado en una moto, se hizo inmolar en un barrio del centro de Kabul” (3/5/2018). En este contexto, ‘hacerse inmolar’ equivale a ‘hacerse suicidar’. Absurdo. ‘Hacerse inmolar’ significa proporcionar todos los medios necesarios para que alguno ‘lo inmole’, lo que no fue el caso de ese terrorista suicida. La diferencia entre los dos verbos, ‘suicidarse’ e ‘inmolarse’, es que el primero, lógicamente, es siempre pronominal (nadie puede ‘suicidar’ a otro); el segundo, en cambio, puede ser también transitivo (alguno puede ‘inmolar’ a otro).
* * *
Así escribió el doctor Jorge Raad Aljure: “El modelo se repite en reparticiones estatales de menor rango al nacional y de acuerdo al tema adquieren…” (LA PATRIA, 8/5/2018). Esta oración gramatical, castizamente redactada, es así: “El modelo se repite en reparticiones de menor rango QUE el nacional, y, de acuerdo CON el tema, adquieren…”. ¿No le parece, doctor Raad?

Taller del Idioma. Dos errorcitos

Publicado 04/05/2018

Abel Méndez, EL DIARIO, DE PEREIRA

DOS ERRORCITOS. «Saldar la deuda con las y los trabajadores […] “Algunos indicadores mejoran levemente, pero las políticas económicas mantienen su sesgo anti-laboral”». Agencia de información laboral.

Si se habla en buen castellano, no podemos poner el artículo femenino si la oración muestra que el masculino cubre el femenino, eso tiene un nombre: el género masculino es el término no marcado en la dualidad de géneros, y el término no marcado comprende al compañero de la dualidad. Esa primera parte es, entonces, «saldar la deuda con los trabajadores…». El otro error es interponerle a un prefijo un guion: «… las políticas económicas mantienen su sesgo antilaboral».

RECORRIDO POR LAS AULAS 1. «La familia puede consultar en forma regular para mantenerse informado sobre el progreso académico… ».
Muy cortica la explicación de este error: si la familia es de género femenino, debe estar informada, en femenino también.

RECORRIDO POR LAS AULAS 2. «El legado no termina aquí, continua contigo…».
Otra cortica: El verbo «continuar» en tercera persona del presente singular lleva tilde en la u.
CLASIFICACIÓN. «… y mejorar su ranking nacional para logar participar en campeonatos nacionales e internacionales». El Diario.
Por qué les gustarán tanto las palabras en inglés si en español tenemos «clasificación» y se entiende perfectamente: «… y mejorar su clasificación…».

LAS COMILLAS. «… celebran hoy el “Día Internacional de la Libertad de Prensa”» El Diario.
Qué difícil es erradicar todas esas comillas que se pegaron a todos los nombres propios. Sólo llevan comillas los nombres de las obras de creación (obras artísticas) y las publicaciones periódicas. Un evento como lo es el Día de la Madre no es ni lo uno ni lo otro.
TRES EN UNO. «Encontrar a un hombre que llaman “El Perdido” no es fácil. El Diario.
Primero «Encontrar a un hombre al que llaman el Perdido no es fácil». la preposición a y el articulo: al y siguen los otros dos: El artículo definido «el» no pertenece al apodo y va con minúscula, los apodos no van entre comillas.
taller95@yahoo.e

Los nadie y los nadies (Fundaciion para el español urgente)

Tanto los nadie como los nadies son plurales adecuados para hacer referencia a las personas que parecen invisibles para la sociedad.

En los medios de comunicación pueden verse frases como «Los ‘nadie’, víctimas de la xenofobia institucional», «Los nadies y sus sueños», «Nadie habla de los nadie» o «Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada».

Aunque el Diccionario de la lengua española recoge la voz nadie exclusivamente como un pronombre, el diccionario de María Moliner registra esta palabra también como sustantivo, con el significado de ‘persona insignificante, de poca importancia o de poco carácter’.

En la actualidad, este uso sustantivo de nadie está especializándose para designar a un colectivo integrado por todas aquellas personas que parecen invisibles, de las que nadie habla o por las que la sociedad no muestra interés.

Respecto al número, resulta válido emplear tanto los nadie, con el habitual plural invariable que corresponde a los pronombres, como los nadies, considerado ya sustantivo y marcando el plural regularmente, como se hace con otras voces sustantivadas (por ejemplo, el adverbio , plural síes, o el pronombre yo, plural yoes o yos).

Así pues, los cuatro ejemplos iniciales son válidos, si bien las comillas del primero de ellos resultan innecesarias.

Cabe señalar, finalmente, que esta palabra se encierra en el ámbito de lo sociológico, por lo que no equivale la locución nominal don nadie, de uso más general y que a menudo está cargado de un matiz peyorativo

 

Acerca de Revista Corrientes (1172 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas