Al instante

Martes de la luenga lengua

Recopilación de Oscar Domínguez G.

Foto spanishintour.com

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA por Efraim Osorio López

eolo1056@yahoo.com

Neologismos, performar, sí no, asemejar

‘Dicotomizar’, verbo de más laboriosa digestión, significaría ´partir o dividir en dos’.

Ha sido, es y será siempre lícito acuñar palabras nuevas con el sello del idioma que las acoge, decía, más o menos, el poeta latino Horacio. Y, le añado, si son necesarias y si de alguna manera enriquecen su léxico. Los redactores de las dos muestras siguientes inventaron los verbos ‘fragilizar’ y ‘dicotomizar’, respectivamente: “Dilma cada vez más fragilizada” (Radio Francia Internacional, 29/3/2016). “Se entiende por polarización social las condiciones que llevan a dicotomizar un grupo poblacional en extremos” (LA PATRIA, Sonia Rocío de la Portilla Maya, 2/4/2016). Los dos vocablos, valga la verdad, están bien estructurados, porque agregan la desinencia ‘-izar’, al adjetivo ‘frágil’, el primero; el segundo, al sustantivo ‘dicotomía’. Esa desinencia, en efecto, denota una acción que se deriva del significado del adjetivo o del sustantivo, elemento principal del verbo resultante. Pero, ¿son necesarios? ¿Le aportan algo al lenguaje? ‘Fragilizar’, digerible y aceptable, significaría ‘hacer algo quebradizo, rompible’, porque ‘frágil’ viene del verbo latino ‘frangere’ (‘romper, quebrar’) a través de su adjetivo ‘fragilis’ (‘que se puede romper’). De los muchos sinónimos de ‘frágil’ uno de ellos es ‘débil’, que sí expresa cabalmente la idea del estado actual de la presidente de Brasil: “Dilma cada vez más debilitada”, políticamente, se entiende, porque de salud, se ve muy bien. Y ‘dicotomizar’, verbo de más laboriosa digestión, significaría ‘partir o dividir en dos’, que no es la acepción de ‘polarizar’, pues este verbo, además de las acepciones científicas, significa “concentrar la atención o el ánimo en una cosa”. ¿Será éste el significado del trillado “fulano de tal ‘polarizó’ el país”? ***

“Performando la ciudad de Manizales” es el título que encabeza la información que da El Tiempo sobre “Lo mejor del fin de semana” en esta ciudad (8/4/2016). Hace poco hablé del anglicismo ‘performance’, aceptado ya por la Academia de la Lengua. Pero, ¿’performar’, para emplear su gerundio? Espero que no. Entonces, ¿qué quiere decir ese titular? ¿Representando, actuando la ciudad de Manizales? Lo sabrá quien se lo inventó. Y en el texto se lee: “Llega el Primer Encuentro de Performance Manizales, un espacio poético que tiene como lema ‘resignificar pensamientos para habitar nuestros territorios’ ”. ¿Entiende usted este eslogan? Yo no. ***

“No lo hago por mi gloria, sino por el bien del país”. “Si no me aseguras que guardarás el secreto, no te lo confiaré”. “Te dije que por ti haría cualquier cosa, pero ésa sí no”. En el primer ejemplo, ‘sino’ (una sola palabra) es una conjunción adversativa con la que se contrapone una oración afirmativa a una negativa. En el segundo, dos palabras, ‘si no’, que forman una locución condicional negativa. Y en el tercero, ‘sí’ es un adverbio de afirmación, cuyo único oficio ahí es hacer hincapié en la negativa. Esta explicación, para responderle al señor Guillermo Angulo, quien escribió: “Iván Gallo, un excelente columnista de Las 2 Orillas, escribió, refiriéndose a Silvestre Dangond: “Los que lo han visto en concierto dicen que es una fuerza de la naturaleza. Yo, hasta allá, sino llego” (7/4/2016). El empleo de ‘sino’ por ‘si no’ es muy común, porque, como lo he dicho en anteriores oportunidades, la mayoría de la gente pronuncia la conjunción como si fuera una palabra aguda, ‘sinó’, tal como se pronuncia la locución condicional negativa, lo cual, por descontado, no justifica el despiste. Más protuberante, sin embargo, el del señor Iván Gallo, pues, en ese caso, la pronunciación es muy distinta. Esa ‘sí no’ se puede perdonar. ***

El verbo ‘asemejar’ (de a- y ‘semejar’, “hacer una cosa con semejanza a otra”) es sinónimo de ‘semejar’ (“parecerse una cosa a otra”) sólo cuando se usa como pronominal, ‘asemejarse’. Esto explica el error del columnista Pablo Mejía Arango en la siguiente observación: “La mayoría asemejan borregos que siguen al cencerro con obediencia y obstinación” (LA PATRIA, 9/4/2016). “La mayoría se asemejan a borregos…”, o “la mayoría semejan borregos…”: cualquiera de las dos construcciones es castiza. ‘Semejar’ viene del sustantivo latino ‘similia’ (’semejanza’) a través del desusado ‘semeja’ (‘semejanza, señal, muestra, indicio’). Nota: ‘Asimilar’ viene del latín ‘assimilare’ (‘reproducir, hacer semejante, asemejar, imitar; comparar’); significa también, como transitivo, “Incorporar un organismo a su propia sustancia otras extrañas o alimentos”.

GUSTAR DE

Por: Sófocles, El Espectador

«Si eres de los que te gusta destacar algunas palabras en una frase en negrita…». BBC Mundo.

Está tan equivocada esa frase que mejor explico la correcta: «Si eres de los que gustan de destacar algunas palabras en negrita…». Veamos: el verbo «gustar» puede ser transitivo o intransitivo. Muchos creen que la forma «a mí me gusta» es la transitiva, pues tiene un dativo «mí» y un acusativo «me». No hay tal, esa forma según el Diccionario Panhispánico de Dudas, Depedé, no existe. Existe sí como intransitivo acompañado de la preposición «de». Así: «Si eres de los que gustan de destacar algunas palabras en negrita…». Observemos que el verbo está en plural pues la frase proviene del acortamiento de un texto largo: «Son varios (muchos o pocos) los que gustan de destacar algunas palabras en negrita; si tú eres uno de ellos…».

La corrección de «sólo»

Algunos correctores de estilo y algunos profes de facultades de comunicación le han declarado la guerra a la tilde diacrítica del adverbio «sólo»; los primeros tachándola sin permiso del autor y los otros rebajando nota al estudiante que la usa en algún examen, así no sea de Ortografía. Esa guerra la tiene casada la Real Academia Española desde 1973 y no ha podido ganarla debido a la anfibología que causa no usar la tilde. No estoy en contra de los argumentos de la Real Academia, pero mientras no solucione la anfibología, no la gana. Los correctores y los profesores que así obran no han leído con cuidado lo pertinente en el penúltimo renglón del penúltimo párrafo de la página 269 de la Ortografía 2010 que dice: «… a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en estas formas (el adverbio “sólo” y los pronombres demostrativos “éste”, “ése” y “aquél”, sus femeninos y los plurales de unos y otros) incluso en casos de doble interpretación». La expresión «… se podrá prescindir…» es optativa. Si tomo el metro en Envigado y voy a la Universidad de Antioquia, no voy cambiar de línea aunque me digan en San Antonio que puedo tomar la línea B.

gazapera@gmail.com

Agencia EFEFundéu – BBVA

Fundación del Español Urgente – fundeu.es
www.fundeu.es
Fundéu BBVA es una fundación patrocinada por la Agencia Efe y BBVA, asesorada por la RAE, cuyo objetivo es colaborar con el buen uso del español en los medios de …

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

proceso de destitución, alternativa a impeachment
Recomendación urgente del día
Las expresiones proceso de destitución y procedimiento de destitución son apropiadas para referirse al procedimiento conocido en inglés como impeachment, por el que un órgano legislativo procesa a un alto cargo para una eventual destitución, característico de algunos sistemas políticos.

A partir del anuncio de Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, de la apertura de este proceso contra la presidenta Dilma Rousseff, en los medios de comunicación no ha dejado de aparecer este anglicismo, que puede encontrarse en frases como «La Cámara de Diputados votó esta madrugada a favor de la apertura del impeachment de Dilma Rousseff» o «Decenas de miles de personas salieron a las calles para expresar su apoyo o rechazo al impeachment».

En estos ejemplos habría sido preferible escribir «La Cámara de Diputados votó esta madrugada a favor de la apertura del proceso de destitución de Dilma Rousseff» o «Decenas de miles de personas salieron a las calles para expresar su apoyo o rechazo al procedimiento de destitución».

En ocasiones se usa el término impeachment para la destitución en sí, pero es un uso inapropiado porque el proceso no siempre se resuelve con ella; así, en el caso de «Tras el impeachment del presidente de Paraguay, este país fue expulsado de Mercosur», realmente se quería hablar más específicamente de su destitución.

Otras alternativas, que pueden ser adecuadas en función del ordenamiento jurídico de cada país, son juicio político, juicio de desafuero o proceso político. De optarse por la palabra inglesa, se recomienda escribirla en cursiva o, en su defecto, entre comillas: impeachment.

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page