Al instante

Martes de la luenga lengua

Recopilación y apuntes de Oscar Domínguez

Imagen noticiasuniversia.com

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA

Efraim Osorio, La Patria, de Manizales

 

‘Relictus’ es el participio pasivo del verbo latino ‘relinquere’ (‘dejar atrás, dejar, abandonar’). En castellano se usa traducido -‘relicto’-, pero únicamente en Derecho para calificar con él el caudal o los bienes dejados por un difunto. Justificable, entonces, la extrañeza que le causó al señor Guillermo Angulo la siguiente frase del escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal: “…o en los pocos relictus donde todavía se conservan (en inmediaciones de Buga, por la carretera de Mediacanoa a Roldanillo o las granjas frutales de Andalucía y Bugalagrande)” (El Jodario, Sin mangos ni abejas, 6/6/2018). La reconocida cultura del señor Álvarez Gardeazábal me induce a pensar que su vocablo puede tener algún fundamento. ¿Quiso decir ‘un lugar abandonado’? ¿’Un paraje que fue bosque’? ¿O ‘uno en el que hubo vegetación’? ¿O será sinónimo de ‘rezago’ – Atraso o residuo que queda de algo? Según el contexto, me quedo con este último. La misma fuente me informa que en el susodicho artículo leyó lo siguiente: “…no alcanzan para contrarestar la matazón”. Éste sí es un error como un puño. ‘Contrarrestar’, castizamente, porque, cuando a una palabra que empieza por ‘ere’ se le pone un prefijo, esa consonante generalmente se convierte en ‘erre’, por ejemplo, de ‘respeto’, ‘irrespeto’, y de ‘restar’, ‘contrarrestar’. Lógicamente.

* * *

Si hay seres humanos que ‘escuchan’ con mayor atención lo que se les dice son aquellos que, como nosotros los viejos, están perdiendo su capacidad auditiva, es decir, la de ‘oír’. De aquí que acudan a todos los medios a su alcance para poder ‘oír’ a su interlocutor. Y hay quienes, a pesar de tener su sentido del ‘oído’ en perfectas condiciones, no le paran bolas a quien está conversando con ellos, es decir, no lo ‘escuchan’. Es, por lo tanto, absurda la siguiente afirmación de un especialista en la materia, el señor Rodrigo Heredia: “No debe asumirse como normal que un adulto mayor deje de escuchar” (El Tiempo, 7/6/2018). ‘Oír’, señor, ‘oír’. Este verbo viene del latino ‘audire’ (‘percibir por el oído’). ‘Escuchar’ procede del latín ‘ascultare’, forma decadente de ‘auscultare’ (‘escuchar con atención, atender’). Terencio lo expresa muy bien en este consejo a un conocido suyo: “Jam scies, ausculta” -“Ya lo sabrás, pon atención”). Son, pues, muy, muy distintos estos dos verbos. Cierro con esta sabia sentencia de Oasis: “El arte de escuchar te ayuda sobremanera para ser un artista en el arte de cultivar unas relaciones armónicas y gratas” (LA PATRIA, 11/6/2018).

* * *

Titular de primera página de LA PATRIA: “EE.UU. formaliza extradición de Santrich” (8/6/2018). Quizás la concisión que debe tener el titular de un periódico fue la culpable de la imprecisión que cometió el redactor del citado, porque no es Estados Unidos el país que extraditará a este guerrillero, sino Colombia. Dicho titular debió ser redactado de esta manera: “EE.UU. formaliza la solicitud de extradición de Santrich”. Digo yo…

* * *

Para diferenciar los grados de niñez de quienes están en la primera etapa de su vida, los ‘mayores’ decían los ‘menorcitos’ y los ‘mayorcitos’. Esto, para obviar circunloquios. O para referirse a uno de los últimos, decían “ya está crecidito”. Términos más aceptables gramaticalmente que el empleado por el redactor de la siguiente oración: “La reacción alérgica a otros alimentos (…) suele aparecer en niños más mayores y en adultos” (El Tiempo, Salud, Sociedad española de inmunología, 11/6/2018). El lenguaje culto rechaza la expresión ‘más mayor’, porque ‘mayor’, por su carácter de comparativo, no admite el adverbio de cantidad ‘más’, que entra en la formación de muchos comparativos, verbigracia, “más bueno que el pan”. Además, ‘más mayor’ disuena, como disuena ‘más mejor’.

* * *

Un columnista de El Tiempo se formula esta pregunta: “… -de eso se trata el trópico, ¿no?- (Cristian Valencia, 12/6/2018). No, señor, al menos gramaticalmente. Se dice “eso es el trópico, ¿no?”.

Fecha de publicación: 

Martes, Junio 19, 2018

 

 

Palabras formas a partir de video

Fundación para el español urgente (Fundéu)

El elemento compositivo video-, que procede del latín y significa ‘yo veo’, forma términos como videojuegovideoclip videoconsola, todos ellos sin guion ni espacio intermedios.

En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Según la Organización Mundial de la Salud, el trastorno por video juegos ya es tratado como una enfermedad mental», «Autoridades de Bolivia y Perú acordaron reuniones técnicas por video conferencia», «Estrena Jennifer López video clip en plataformas digitales» o «Un video juego que consiste en destruir a tu oponente para sobrevivir y que ya han descargado más de 40 millones de usuarios de video consolas».

De acuerdo con la Ortografía de la lengua españolalos prefijos y elementos compositivos se escriben siempre unidos a la base a la que afectanvideojuegovideoclip o videoconsola, no video juegovideo clip ni video-consola.

Además, en el caso concreto de video-, aunque como sustantivo lleva tilde en el español europeo, como elemento compositivo se escribe siempre sin acento ortográfico: videoconferenciavideovigilancia o videoarbitraje, y no vídeoconferencia, vídeovigilancia ni vídeoarbitraje.

Así pues, en los ejemplos iniciales lo apropiado habría sido escribir «Según la Organización Mundial de la Salud, el trastorno por videojuegos ya es tratado como una enfermedad mental», «Autoridades de Bolivia y Perú acordaron reuniones técnicas por videoconferencia», «Estrena Jennifer López videoclip en plataformas digitales» y «Un videojuego que consiste en destruir a tu oponente para sobrevivir y que ya han descargado más de 40 millones de usuarios de videoconsolas».

Taller del Idioma, Hoy después

Publicado 08/06/2018

Abel Méndez (EL DIARIO, DE PEREIRA)

MISCELÁNEA. Hoy después de mas de 7 décadas de operaciones, […] celebramos un acto que se consolida el camino que iniciamos hacia mejores condiciones… para la competitividad y el crecimiento económico […] plazoleta de comidas en el último nivel para 500 personas sentadas […] un Duty Free ubicado a la salida. […] demás, para agilizar el ingreso de los pasajeros, 24 módulos de check in y 4 puentes de abordaje de última tecnología. […] materiales termo-acústicos […]

Además de atender el tema ambiental […] para la facilidad de la circulación en el nuevo edificio se instalarán 8 ascensores y 8 escaleras eléctricas. Un viaducto de 4 carriles que llega al área de salida Será un nuevo edificio con un área de 22.500 metros cuadrados en su primera etapa, para ampliarlo a 26.000 en su segunda etapa, con un costo aproximado de 130 mil millones de pesos. El Diario.

Pena me da con nuestro diario, pero columnas como la presente demanda revisiones cuidadosas para no presentar un cúmulo de errores que desdicen del autor. Veamos; 1 En la expresión «… después de más de siete décadas…» la partícula «más» lleva tilde diacrítica como adverbio de cantidad que es. 2. La Real Academia española ha insistido en que cuando se trata de números que se enuncian en una sola palabra se usen las letras y no las cifras. No es incorrecto usar la cifra, pero la elegancia demanda mejor las palabras: «… más de siete décadas…», «para quinientas personas sentadas», «veinticuatro módulos», «cuatro puentes», «se instalarán ocho ascensores y ocho escaleras eléctricas.

Un viaducto de cuatro carriles». 3. Sobra el pronombre «se»: «… celebramos un acto que consolida el camino que iniciamos…». 4. ¿Para qué decir un «Duty Free», si tenemos «un local libre de impuestos»? 5. ¿Para qué decir «modulos de check in», si tenemos «módulos para registro»? 6. Las palabras compuestas no necesitan guion para unir las componentes: «materiales termoacústicos». 7. La palabra «tema» es una de las nuevas muletillas que nada aportan: «además de atender el medio ambiente…»

 

Fútbol / El lenguaje en el tiempo

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO

Por: Fernando Ávila

Recomendaciones sobre la forma correcta de escribir y pronunciar ciertas locuciones del fútbol:

“Fútbol” y “futbol” son dos escrituras que admite la Academia para el nombre de este deporte. La segunda corresponde a la pronunciación argentina (futból), que no se usa en Colombia.

“Penal” se escribe sin tilde, y se pronuncia con el acento en la última sílaba (penál).
“Penalti” se escribe idealmente sin tilde y se pronuncia con el acento en la penúltima sílaba (penálti), pero el Diccionario de americanismos, 2010, autoriza también escritura y pronunciación esdrújulas (pénalti). La escritura “penalty” corresponde al inglés.

“Videoarbitraje” se escribe en una sola palabra, sin guion (video-arbitraje) ni espacio (video arbitraje), como se hace con todo nombre univerbal con prefijo, excapitán, pretemporada, sobrecarga. También se puede usar el símbolo VAR, escrito en mayúscula sostenida, que corresponde a las iniciales video assistant referee (video asistente del referí).

“Ex-10” se escribe con guion, como corresponde a todo prefijo antepuesto a cifra, sub-20, super-8, y a todo prefijo antepuesto a mayúscula, cuasi-DT, ex-Millos.

“Córner” se escribe con tilde, y equivale a saque de esquina o tiro de esquina.

“Triplete” o “tripleta” sirven para evitar el anglicismo hat-trick, con el que se designa el hecho de que un jugador anote tres goles en un mismo partido.

Algunos otros anglicismos traducibles al español son: soccer = fútbol, stage = concentración, transfer = traspaso, transfer request = solicitud de salida, fixture = calendario, sponsor = patrocinador, goal average = gol promedio, pressing = presión, spray = espray (espráis, en plural), passing game = juego de pases.

“Restan cinco minutos” da a entender que de los 90 solo hay que jugar 85. Para evitar esa confusión, es mejor decir “faltan cinco minutos”.

Una falta se “señala” con un gesto del árbitro, con un pitazo, con una tarjeta, pero no se “señaliza”.

“No ha terminado el partido”, “Cuando faltan minutos”, y “Terminó el partido”, cuando se cumplen los 90 minutos reglamentarios, son las formas correctas. La locución “Ha terminado el partido” no corresponde al uso exquisito del idioma español, propio de los colombianos, pues la unidad de tiempo exige en este caso el pasado simple (terminó).

Gazapera

“Para transportarse entre once ciudades sedes del Mundial, no siempre se recomienda rentar un carro” (Bocas). Mejor: “… no siempre se recomienda alquilar un carro”.

“Falcao decidió volver a Francia y recuperó su nivel a punta de goles”. Mejor: “… decidió volver a Mónaco…”, que es un principado independiente de Francia, aunque su equipo de fútbol sí juega en la liga francesa, según un acuerdo firmado en 1924.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria
@fernandoavila52

EN POCAS PALABRAS

No conozco voluptuosidad más punzante que leer, no ya un libro de principio a fin, sino, pescando al azar, aquí una página, allá un renglón, estando de pie ante las cascadas prodigiosas de una biblioteca.

Los placeres de la vanidad no duran en general más que un orgasmo masculino.

El bibliófilo, de una mujer: “Encuadernación bellísima, texto más bello aún”.

Dos infelicidades, sumadas, pueden hacer una felicidad.

El único consuelo, en vísperas de elecciones entre dos candidatos, es que al menos uno de los dos perderá.

Vivo dentro de mí como un huésped.

 

Acerca de Revista Corrientes (2281 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas