Al instante

Martes de la luenga lengua

Recopilación de Oscar Domínguez G.

Imagen ticketschool.com

Quisquillas de alguna importancia

Por Efraim Osorio (La Patria, Manizales)

Es muy frecuente un error gramatical que consiste en hacer concordar un pronombre indefinido o la locución pronominal ‘cada uno’ con su verbo en plural. Para la muestra, estos dos botones: “¿Qué hemos hecho y estamos haciendo cada uno de nosotros para que las cosas sean diferentes? (LA PATRIA, María Leonor Velásquez Arango, 21/2/2018). “Ninguno ganamos dinero pero en cambio ahí fundamos la primera escuela de periodismo práctico” (Historia de la primera agencia de noticias: Colombia Press, 19/2/2018). En ambas muestras, aunque se refieren a muchos, tanto la locución como el pronombre singularizan el sujeto del verbo, por lo cual éste tiene que expresarse también en singular, así: “Qué ha hecho y está haciendo cada uno de nosotros…” y “Ninguno ganó dinero…”. Pudieron también estos redactores expresar su idea con la primera persona del plural, así: “Qué hemos hecho y estamos haciendo…” y “No ganamos dinero…”. Otro ejemplo de falta de concordancia, éste, de El Tiempo: “Y que las consecuencias para el medioambiente eran peor que las que hoy registra el sistema” (Editorial, 26/2/2017). ‘Peor’ no es un adverbio, sino un adjetivo (el grado comparativo de ‘bueno’), por lo cual es variable en número. Como el sustantivo que califica es plural, ‘consecuencias’, él también tiene que ser plural, de este modo: “…las consecuencias (…) eran peores que…”. Sin discusión.
* * *
En mi artículo anterior hablé de los eufemismos, esos términos con los que se pretende suavizar la dureza de los que reemplazan con el fin de no ofender a los que con ellos son designados. Algo semejante -sin olvidar que toda comparación cojea- quiso hacer la señora Florence Thomas con la siguiente afirmación: “Y no estoy hablando de abortar. Me refiero a la interrupción voluntaria del embarazo” (El Tiempo, 21/2/2018). Esto es lo mismo que decir “no estoy hablando de matar, sino de quitarle la vida a otro”. Con su declaración, la columnista Thomas ‘descubre el agua tibia’, porque ‘abortar’, en cualquier idioma, hasta en francés, es “interrumpir voluntaria o involuntariamente el embarazo”. ‘Aborto’, en su idioma original, se dice ‘avortement’, y su definición es ésta: “Interruption prèmaturée de la grossesse”. Acudo al francés, no por otra cosa, sino para ver si así entiende mejor, no importa que ella no me lea. En el mismo artículo escribe: “…a partir de este nuevo concepto de sujetas de derecho”. En Derecho, como lo enseña la Academia de la Lengua, ‘sujeto’ es un término masculino. Estas feministas ven la vocal ‘o’, y salen disparadas a cambiarla por una ‘a’.
* * *
El editorialista de El Tiempo escribió: “En principio, no tendría por qué ser reprochable que un parlamentario llevara ante el Gobierno central las necesidades de la región. De eso se trata su labor” (22/2/2016). Muchas veces me he referido al uso equivocado del verbo ‘tratarse de’, que, por ser impersonal, no admite sujeto. El redactor de este editorial infringió esta norma con ‘su labor’ como sujeto de un verbo que no lo tiene. En este mismo error cayó el periodista Fernando Alonso Ramírez con el sujeto ‘la obra’ en esta información: “La obra se trata de una colombiana que al quedarse sin empleo…” (LA PATRIA, Hablemos de libros, 24/02/2018). Pero no era mi intención hablar de esta corruptela, sino de la afirmación que hace El Tiempo acerca la labor de los Congresistas. Su ‘labor’, según el artículo 112 de la Constitución de Colombia es la siguiente: “Corresponde al Congreso de la República reformar la Constitución, hacer las leyes y ejercer control político sobre el gobierno y la administración”. Y, de acuerdo con el artículo 180, 2, les está prohibido “Gestionar, en nombre propio o ajeno, asuntos ante las entidades públicas o ante las personas que administren tributos, ser apoderados ante las mismas, celebrar con ellas, por sí o por interpuesta persona, contrato alguno. La ley establecerá las excepciones a esta disposición”. Como no soy jurista, doctores tiene… que dirán si estoy equivocado o no.

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO

FERNANDO ÁVILA/EL TIEMPO

“Al clan le espera al menos 15 años de cárcel y a los exFarc involucrados, la pérdida de beneficios judiciales”.

Primera acotación, el verbo debe ir en plural “… le esperan 15 años…”, en concordancia con el complemento directo (“15 años de cárcel”, plural). Segunda, falta coma después de “cárcel”, ya que no se trata de una enumeración, caso en el que la coma no va antes de la conjunción y, sino de la relación de dos frases completas con sus respectivos sujetos y verbos independientes, construcción que exige coma, según la Ortografía de le lengua española, OLE, 2010, que da este ejemplo, entre otros: “La mujer salía de la casa a la misma hora todas las mañanas, y el agente seguía sus pasos sin levantar sospechas”.

Tercera, el prefijo ex- se escribe pegado ante nombre univerbal que no empiece con mayúscula, expresidente, exministro, exguerrillero; separado ante nombre pluriverbal, ex primera dama, ex primer ministro, ex señorita Colombia, y con guion ante cifra, ex-10, y ante mayúscula, ex-Beatle, ex-BCH, ex-Farc.

Parece o parecería

“Pero Norberto pareciera ser la clave de este andamiaje”. Mejor: “…parece ser la clave…” o “…parecería ser la clave…”. La forma “pareciera”, pretérito del subjuntivo, se usa para expresar algo irreal, generalmente combinado con el condicional del indicativo, “Aunque pareciera carcamal, iría siempre a clase con los yines rotos”, “Si pareciera novato, no tendría tal dominio de la situación”. Lo que tal vez se quiso decir sobre el personaje es sencillamente que “parece ser la pieza clave” (presente del indicativo), o para darle un carácter de duda a la expresión, que “parecería ser la pieza clave” (condicional).

Manizaleño

“Con su música, la artista colombiana recorrió el mundo demostrando el talento, el empuje y la berraquera que caracteriza a la mujer manizalita” (RCN). Mejor: “…la mujer manizaleña…”, que es el gentilicio que tiene registro en el Diccionario de la lengua española, DLE, 2014, para los nacidos en Manizales, y es el que prefieren los nacidos en esa ciudad.

En cuanto a berraquera, con b, es palabra usada en Colombia para referirse a la ‘energía y entusiasmo para realizar una acción’, según el Diccionario de americanismos, 2010, mientras que verraquera, con v, aparece en el DLE, 2014, como ‘llanto rabioso y continuo de los niños’.

Toma del pelo

“Trump toma del pelo”. Aunque la forma clásica para referirse a quien ‘hace bromas disimuladas’ es “toma el pelo”, la alternativa “toma del pelo” está validada por el Diccionario de americanismos, 2010. Este diccionario fue elaborado por las 20 academias de la lengua española de América, incluida la colombiana, y es considerado normativo para los hispanohablantes de esta parte del mundo.

En Twitter: @fernandoavila52

Taller del Idioma, estar siendo

 

Abel Méndez (EL DIARIO, DE PEREIRA)

ESTAR SIENDO. «No puede entrar ni al suelo ni al cielo peruano. Él no puede entrar (al Perú) porque no está siendo bienvenido». Vanguardia Liberal.

La expresión «estar siendo» es incorrecta porque le sobra el primer verbo: «… porque no es bienvenido».

DILES. «Dile no a las arrugas». Muchos medios publicitarios.
Este error es de los inacabables, por más que se luche contra él, no se logra erradicarlo. La frase tiene un sujeto tácito en segunda persona singular: «tú», un verbo en segunda persona singular del imperativo: «di», un complemento directo en singular: «no» y un complemento indirecto que está repetido, el primero es un pronombre de tercera persona plural: «les», pronombre que debe reemplazar a la otra forma del complemento indirecto: «a las arrugas». Sobra uno de los dos. Si ya se está hablando de las arrugas, alguien puede decirle a la persona que las sufre: «Diles no», en caso contrario, se dice la frase completa y no hay necesidad de poner el pronombre: «Di no a las arrugas». Es de anotar que el sustantivo «no» (complemento directo) no necesita estar entre comillas.

ECONOMÍA. «Lo único que lamentamos es que el alcalde Gallo no vaya a aprovechar para de una vez atender otra necesidad sentida de la ciudad y es la de darle acceso al Aeropuerto Matecaña desde el suroccidente, sin tener que venir hasta el sector de Maraya». El Diario.

Ya deben estar los lectores preguntándose dónde está la economía de esa cita. Le hago un cambio al inicio del párrafo: «Lamentamos que el alcalde Gallo no vaya a aprovechar…». Dije lo mismo sin cuatro palabras que ya no están; la economía es de tinta. Economicé cuatro palabras, entre ellas un fastidioso e innecesario «que galicado».

LAS CARAS. «… porque nos están mostrando la verdadera cara de los diversos partidos…». El Diario.
En la frase se entiende que nos están mostrando una misma cara de los diversos partidos, Pues no. Cada partido tiene su propia cara, entonces para evitar ese error se hace un pequeño cambio: «… porque nos están mostrando la verdadera cara de cada partido…». Ahora sí
taller95@yahoo.es

Agencia EFEFundéu - BBVAFUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

maquillaje: extranjerismos innecesarios

Recomendación urgente del día

La industria cosmética está adquiriendo cada vez más importancia y por ello los medios de comunicación le dedican espacios en sus textos informativos. En muchos de ellos se encuentran extranjerismos innecesarios, ya que tienen un equivalente válido en español. Estos son algunos de los más destacados son:

antiage: antiarrugas o antienvejecimiento

beauty bloggers: blogueras de belleza

cat eye: (efecto) ojo rasgado

concealer: corrector

counturing: contorneado/contorno facial

eau de parfum: perfume

eye (shadow) palette: paleta de sombras (de ojos)

eyeliner: delineador y lápiz (de ojos)

foundationbase de maquillaje

glitter: purpurina

gloss: brillo de labios

glow: efecto brillo

lash: pestaña

lifting: estiramiento

lip set: set de pintalabios

lipstick: pintalabios/labial

makeup: maquillaje

makeup base cover: base de cobertura total

natural skin: piel natural

nude: color piel/natural

primer: prebase/preparador

smokey eyes: ojos ahumados

water line: línea de agua

waterproof: resistente al agua

wellness: bienestar

Ver también moda: extranjerismos con equivalente en español y el Glosario de la moda.

Ver más
Escucha Palabras llanas, el microespacio semanal de Fundéu BBVA y EFE Radio que repasa en apenas cinco minutos algunos consejos y curiosidades sobre el lenguaje más vinculado a la actualidad. Cada viernes puedes escuchar o descargar una nueva entrega en nuestra web.
RSS Facebook Twitter Google +
fundéu - bbva RAE EFE - BBVA
En cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI) le informamos que Fundéu. es responsable de un fichero, en el cual se encuentran incluidos los datos recabados de sus clientes, cuya finalidad, entre otras, es realizar envíos publicitarios acerca de las actividades, productos, servicios, ofertas, promociones especiales y de documentación de diversa naturaleza y por diferentes medios (inclusive los electrónicos como correo electrónico o SMS) de información comercial, y similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación por su parte.

© MMXVII – Los contenidos elaborados por Fundéu que se publican en esta web lo hacen bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported

Si desea darse de baja de este servicio pulse aquí

Acerca de Revista Corrientes (1473 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas