Al instante

Martes de la luenga lengua

Recopilación y apuntes de Oscar Domínguez G.

Imagen universia.net

TELEFONIA MÓVIL, CLAVES DE REDACCIÓN

Por Fundación para el español Urgente, FUNDÉU

Con motivo de la celebración en Barcelona del Mobile World Congress (MWC) se ofrecen algunas claves para una buena redacción de las informaciones relacionadas con ese sector.

1. Móvil y celular

Tanto (teléfono) móvil como (teléfono) celular son denominaciones adecuadas para referirse a los dispositivos que se usan para comunicarse por redes de telefonía móvil. La primera es la habitual en España, mientras que la segunda es común en casi toda América.

2. Teléfono inteligente

Teléfono inteligente es una alternativa adecuada en español a la voz inglesa smartphone.

3. Tecnología táctil

Tecnología táctil es un equivalente adecuado en español al anglicismo tecnología touch para referirse a los aparatos electrónicos que se manejan con el contacto directo de los dedos sobre la pantalla, sin necesidad de un teclado.

4. Tabletas y tabléfonos

Tableta es el término recomendado para los dispositivos portátiles con tecnología táctil, en lugar del anglicismo tablet. Para los híbridos de teléfono inteligente y tableta, denominados phablets en inglés, se recomienda la forma tabléfono.

5. Píxel pixel, ambas válidas

Tanto píxel (llana) como pixel (aguda) son válidas para aludir al elemento mínimo de ciertos tipos de imágenes. La primera es habitual en España y la segunda es la mayoritaria en muchos países de América. El plural se forma añadiendo -es, es decir, píxeles y pixeles. Los de megapíxel y megapixel (escritos en una sola palabra) son megapíxeles y megapixeles.

6. El wifi y la wifi

El término wifi, proveniente de la marca Wi-Fi, ha pasado a ser utilizado como un sustantivo común. Al tratarse de una palabra ya incorporada al español, lo recomendado es que se escriba con iniciales minúsculas, en letra redonda y sin el guion que aparece en la marca original. Se emplea tanto en masculino como en femenino, en función del sustantivo al que haga referencia: la (zona) wifi o el (sistema) wifi.

7. Pantalla, mejor que display

La voz inglesa display puede sustituirse en español por pantalla (de visualización) o visualizador.

8. Nomofobia

El neologismo nomofobia es adecuado para referirse al miedo a estar incomunicado sin teléfono celular o móvil.

9. Empresa emergente, mejor que start-up

Con el anglicismo start-up se conoce en el mundo de los negocios y la innovación a aquellas sociedades que, pese a su juventud y falta de recursos, consiguen obtener buenos resultados en el mercado y pasan a ser impulsadas por otros inversores o absorbidas por empresas ya consolidadas. Se recomienda emplear la traducción empresa emergente.

10. Aplicación y apli, alternativas a app

Aplicación es una alternativa adecuada en español para referirse a app, acortamiento del término inglés application, que se utiliza para aludir a un ‘tipo de programa informático diseñado como herramienta que permite al usuario realizar diversos trabajos’. Si se desea abreviar, puede emplearse la voz apli, cuyo plural es aplis.

11. Tecnología ponible, mejor que wearable technology

Es preferible la traducción tecnología ponible a la denominación inglesa wearable technology y a la fórmula mixta tecnología wearable. Para aludir en general al conjunto de estos dispositivos se empieza a usar, y es adecuado, el término ponibles: «El internet de las cosas, los ponibles y el 5G, tendencias del Mobile».

12. El internet de las cosas y el internet de los datos

Las expresiones internet de las cosas, que se emplea para referirse a la conexión digital de objetos cotidianos con internet, e internet de los datos son denominaciones comunes que no necesitan comillas ni cursiva y que se escriben con minúscula inicial en cosas y datos. Respecto al sustantivo internet, la Academia admite tanto la mayúscula como la minúscula; además, puede emplearse en masculino y en femenino. La sigla IdC puede funcionar como alternativa en español a IoT, sigla con la que frecuentemente se abrevia la denominación internet de las cosas.

13. 5G, mejor sin guion

La forma 5G, que se usa para aludir a la quinta generación de tecnología móvil, se escribe preferiblemente sin guion entre la cifra y la letra.

14. Teléfono básico, mejor que feature phone

Las expresiones teléfono básico/común terminal sin conexión son alternativas en español a feature phone, anglicismo que se está empleando en esta edición para aludir al relanzamiento del Nokia 3310. Coloquialmente, también se utiliza con este sentido teléfono tonto, traducción de la variante informal inglesa dumb phone.

 

Habrá, ha habido y suele haber/ El lenguaje en el tiempo

FERNANDO ÁVILA/EL TIEMPO

 

“Habrán dispositivos de seguridad ubicados en puntos estratégicos con grupos especiales” (90 Minutos), “Desde esa época han habido muchos cambios” (Semana), “También suelen haber (casos de lepra) en Oriente Medio, el sur asiático y Sur América”. (El Espectador).

El verbo haber solo va en plural (habían, hayan, habrán…) cuando es auxiliar de otro verbo, “habían disparado”, “cuando hayan terminado”, “habrán entrado”, pero no cuando va solo, con el sentido de ‘existir’, que permanece en singular, “había un gato” y “había tres gatos” (no habían), “cuando haya un voluntario” y “cuando haya muchos voluntarios” (no hayan), “habrá un dispositivo” y “habrá dispositivos” (no habrán).

Si el verbo haber es auxiliar de sí mismo, se aplica la misma regla, “ha habido algún cambio” y “ha habido muchos cambios” (no han habido). La norma se extiende a los casos en los que haber tiene otro verbo como auxiliar (iba a haber, tiene que haber, suele haber…), “iba a haber un partido” e “iba a haber varios partidos” (no iban), “tiene que haber un guardia” y “tiene que haber varios guardias” (no tienen), “suele haber algún caso” y “suele haber casos” (no suelen).

Hubieron
“Todo esto podría acabar con un internet de control totalitario que ni Aldous Huxley ni George Orwell hubieron podido imaginar” (Dinero). Lo correcto aquí es “hubieran podido imaginar”, pero no porque hubieron no exista, como a veces se dice.
No se debe usar en casos como “Más de 200 despidos por día hubieron en enero” (Diario del Sur) y “Hubieron muchos protagonistas en el partido y también hubieron algunos señalados” (Vanguardia), en los que es preciso cambiar los tres hubieron por hubo.

Sin embargo, hubieron sí existe, y es válido usarlo como auxiliar. La Academia de la Lengua da estos ejemplos de buen uso: “Cuando todos hubieron terminado, se marcharon” y “Apenas hubieron traspasado el umbral, la puerta se cerró”.

Adolece de escasos albergues
“El fiscal señaló que también se adolece de albergues transitorios” (Semana), “Una ciudad incapaz de usar sus recursos para señalizar su nomenclatura adolece de identidad” (El Universal), “El Partido Conservador de Risaralda adolece de dirección, jerarquía e importancia” (El Diario del Otún).

Adolece no es ‘carece’, sino ‘tiene (un defecto)’. Formas correctas son “adolece de escasos albergues”, “adolece de falta de identidad” y “adolece de falta de dirección, jerarquía e importancia”.

He aquí ejemplos de buen uso de este verbo: “El fútbol colombiano adolece de falta de goles y de emociones” (Publimetro), “El sistema penal colombiano adolece de múltiples precariedades” (La W), “Como adolece nuestra Nación de numerosas fallas que es preciso corregir, votar tiene sentido” (Semana), “El plantel adolece de muchas dificultades técnicas” (EL TIEMPO).

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria@fernandoavila52

 

Taller del IdiomA/Abel Méndez, El Diario de Pereira

 

ADULTO MAYOR. «En 2017 la población adulta-mayor registrada en Colombia fue de…». Agencia de información laboral.

Los que ahora hemos llegado a la ancianidad, y no nos enojamos por ello, recordamos que en nuestra infancia existían los ancianatos en los pueblos y se iban a vivir allí los ancianos. Ya no hay ancianos, sino adultos mayores o personas de la edad dorada. Analicemos lo de adulto mayor: 1.° Va en contra de la norma morfológica que dice «a un solo concepto, una sola palabra. Las palabras anciano y viejo cumplen, no así el adulto mayor (dos palabras) persona de la edad dorada (cinco palabras). 2.° ¿Cuántos milisegundos de vida (milímetros de segundo, como dijera Maduro) le devuelven a un anciano por dejarse decir «adulto mayor»? 3.° Todos los adultos son mayores: como hoy en día se les da la mayoría de edad a los jóvenes que no han terminado la adolescencia. Son mayores sin ser adultos.

RECOORRIDO POR LAS AULAS. «Este invernadero tecnificado de acuerdo con unas especificaciones especiales, permitirá desarrollar actividades investigativas en las áreas de agroindustria y salud».

Esta oración, aparentemente, tiene una coma que separa el sujeto de su verbo, lo cual se considera erróneo. Es como si yo dijera «Carlos, vino ayer», esa coma no puede existir. Entonces le quitamos la coma a la oración que nos ocupa y nos queda una frase que no tiene sentido, Lo que nos lleva a pensar que esa coma no sobra, sino que falta otra coma que separa una explicación cuya inexistencia no afecta el sentido de la frase: «Este invernadero permitirá desarrollar actividades investigativas en las áreas de agroindustria y salud»; hemos suprimido siete palabras y el sentido no se ha afectado. Vemos que una sola coma suprimida es prohibida, en cambio dos son aprobadas para dar una explicación que las hace llamar «comas explicativas» de tal manera que sin ellas no se afecta el significado: «Este invernadero, tecnificado de acuerdo con unas especificaciones especiales, permitirá desarrollar actividades  investigativas en las áreas de agroindustria y salud».

taller95@yahoo.es

En contra, esperar, viejo, no

Efraim Osorio/LA PATRIA, DE MANIZALES

 

‘En contra’ es una locución adverbial que significa ‘oposición’, y que casi siempre debe usarse con la preposición ‘de’, por ejemplo, “estamos en contra de los políticos corrompidos”. En dicha locución, la preposición ‘de’ significa ‘posesión’, por lo que en algunos casos se puede reemplazar por el adjetivo posesivo correspondiente, como en esta afirmación de un editorial de LA PATRIA: “Con ello se confirma que el odio que sembraron (…) ahora lo cosechan en su propia contra” (7/2/2018). Se refería el redactor a la forma como trataron los ciudadanos a los candidatos del movimiento político Farc. En esa oración, el adjetivo posesivo ‘su’ hace innecesario, o, mejor, redundante, el adjetivo ‘propia’, puesto que en ella la locución ‘en su contra’ expresa a cabalidad la idea del editorialista.
* * *
La locución ‘esperar por’ es un anglicismo (‘to wait for’), que los comentaristas deportivos, de aquí y de afuera, emplean cada vez con más frecuencia, por no decir, siempre. En la transmisión de uno de los partidos del fútbol colombiano, no recuerdo cuál, y esto no importa, porque en la de todos se oye la misma locución, el comentarista J. Mantilla dijo: “Estamos esperando por el inicio del partido” (RCN, 7/2/2018). ‘Esperar’, como todo verbo transitivo, generalmente no rige ninguna preposición, por ejemplo, “estuvimos esperando la llegada de los ciclistas” o “el inicio del partido”. Sin embargo, cuando su complemento es de persona, rige necesariamente la preposición ‘a’ para determinarlo, verbigracia, “esperar a Pedro es una pérdida de tiempo”, muestra en la cual es evidente que no se puede suprimir la preposición. Cuando este verbo significa ‘confiar’, pide la preposición ‘en’, por ejemplo, “espero en la buena voluntad del alcalde para…”. Y hay frases semejantes en las que la preposición ‘a’ hace la diferencia: ‘esperar a que’ y ‘esperar que’. La primera expresa un período de tiempo de espera, verbigracia, “esperé a que viniera” (estuve un rato esperando), y la segunda, confianza, por ejemplo, “espero que venga” (confío en que él venga).
* * * 
Gratamente sorprendido leí el siguiente titular de la columna dominical de la señora Fanny Bernal Orozco: “El trato a los viejos” (LA PATRIA, 18/2/2018). Gratamente, porque no acudió, con muy buen gusto, a los empachosos eufemismos de moda para designar con ellos a los que ya descolgamos setenta o más almanaques. Siempre he considerado una tontería que nos llamen ‘de la tercera edad’ o ‘adultos mayores’. ‘Viejos’ es lo que somos, y, como dicen, ‘a mucho honor’, porque llegar a ‘viejo’ algún mérito debe de tener. O ‘ancianos’, ¿por qué no? De ‘viejo’ anota Corominas: “1068. Del latín ‘vetulus’, ‘de cierta edad, algo viejo’, ‘viejecito’, que en latín vulgar sustituyó el clásico VETUS – ERIS, ‘viejo’, del que aquél era diminutivo”. Los eufemismos se deben utilizar cuando la palabra que reemplazan es a todas luces ofensiva. ¿Por qué no se le puede decir ‘enano’ a quien lo es? ¿Por qué no se le puede decir ‘negro’ a quien pertenece a esa raza? Al pan, pan; al vino, vino.
* * *
El adverbio de negación ‘no’ se utiliza no sólo para ‘negar’, sino también para ‘denegar’ y ‘rechazar’. Tiene muchos otros usos, entre ellos, su utilización antes de nombres abstractos en lugar del prefijo privativo ‘in-’, por ejemplo, “la no determinación” por “la indeterminación” (‘falta de determinación’). Aunque esta construcción es castiza, su abuso perjudica nuestro vocabulario, como lo anota acertadamente la profesora Edith Angélica Bustos C.: “Oigo diariamente expresiones como estas: el no cumplimiento, la no compatibilidad, la no conformidad, la no moralidad, la no corrección… y ¡muchas más!” (19/2/2018). Esta forma de expresarse va poco a poco borrando del lenguaje los sustantivos ‘incumplimiento, incompatibilidad, inconformidad, inmoralidad, incorrección’, etc. Hay, sin embargo, casos en los cuales dicha construcción es necesaria por diferentes razones, verbigracia, cuando hablamos de la ‘no-proliferación de células malignas’, idea que expresamos así, o porque no hay otro término que lo reemplace, o por la dificultad de encontrarlo. En todo, el término medio.

EN POCAS PALABRAS (EINSTEIN)

 

· Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Pero de lo primero no estoy seguro.

· No sé qué armas se usarán en la Tercera Guerra Mundial. Pero puedo decirles cuáles se usarán en la cuarta: ¡piedras!

· La imaginación es más importante que el conocimiento.

· Es más fácil destruir un átomo que un prejuicio.

· La ciencia sin religión es renga; la religión sin ciencia es ciega.

· Ante Dios todos somos igualmente sabios, igualmente tontos.


www.oscardominguezgiraldo.com

Acerca de Revista Corrientes (2897 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas