Al instante

Martes de la luenga lengua

Recopilación de Oscar Domínguez G.

Juna Gossaín. Foto elheraldo.co

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA por Efraim Osorio López

eolo1056yahoo.com (La Patria, de Manizales)

“Se los juro: yo pensé que ya había visto lo peor”: así comenzó el periodista Juan Gossaín su artículo para El Tiempo del 5 de agosto de 2016. En vez de hacerlo con esta barbaridad gramatical, debió expresarse del siguiente modo: “A ustedes les juro” o “Se lo juro a ustedes” o, simplemente, “Les juro”. Analice, don Juan, y se dará cuenta. Se ‘lo’ aseguro a usted y a sus lectores. ***

‘Excesiva’, la publicidad por el Sí, pagada dizque con el dinero de los contribuyentes; ‘excesivos’, los mimos que muchos padres de familia les prodigan a sus hijos, y ‘excesivas’, las genuflexiones de los lambiscones ante su señores. Pero no puede ser ‘excesivo’ un ‘parecido’. Al referirse al afiche de las fiestas del departamento del Cauca, parecido sin duda al de la Feria de Manizales de hace dos años, concluye el redactor de “Supimos que”: “El parecido es excesivo” (LA PATRIA, 1/8/2016). Tanto en latín, de donde procede (de ‘excedere’ – exceder, a través de ‘excessus’ -exceso-), como en castellano, el adjetivo ‘excesivo’ significa algo que se pasa de la medida, algo que va más allá, que sobra; demasiado. Y ‘parecido’ entraña solamente ‘semejanza’, que, en la circunstancia que nos ocupa, es ‘imitación’, acción que raras veces supera al modelo. Sentadas estas nociones, de un ‘parecido’ se puede decir que es ‘asombroso, increíble’, por su perfección; ‘descarado’, por su atrevimiento, o ‘pobre’, por su mala ejecución. Nunca, excesivo. ***

La columnista Laura Gil inventó el término ‘deliberancia’ en esta oración: “Un ejército no es más democrático porque sus miembros no votan, ni el voto en sí lo lleva a la deliberancia” (El Tiempo, 3/8/2016). Y lo empleó en lugar de ‘deliberación’, el apropiado para la idea que quiso expresar, no otra que la acción de ‘deliberar’, algo concreto, no abstracto, como son todos los sustantivos en cuya formación entra el sufijo ‘–ncia’, por ejemplo, ‘constancia’, ‘paciencia’. Este sufijo forma sustantivos femeninos abstractos, cuyo significado depende del elemento base. Hay algunos que vienen directamente del latín. Ahora bien, como los sustantivos abstractos son aquellos que no designan una cosa, sino alguna cualidad de los seres, mal podría ‘deliberancia’, si fuese palabra castiza, significar lo que la periodista le acomodó. Por esto, me parece, del participio presente de los verbos que entrañan acción, como ‘cantante, amante, representante’, no pueden formarse sustantivos abstractos. Digo ‘me parece’, porque para asegurarlo con certeza tendría que analizarlos uno por uno, labor imposible de llevar a buen término en una semana. ***

En la siguiente oración compuesta, don Pablo, hay ‘dequeísmo’: “Ya en su tiempo Platón decía de que “cada lágrima enseña a los mortales una verdad” (LA PATRIA, Víctor Corcoba Herrero, Voz del lector, 1/8/2016). Y hay ‘dequeísmo’ porque en ella la partícula ‘que’ es una conjunción con la que se unen la oración principal y la subordinada, por lo cual sobra la preposición ‘de’. Además, el verbo principal es enunciativo, ‘decir’, como ‘anunciar, jurar, sostener’, que no piden esa preposición. En cambio, en la siguiente muestra, de su pluma, o, mejor, de su teclado, sí es necesaria la preposición: “…sumado al hecho que casi todos los conductores andan con el mico al hombro…” (LA PATRIA, Pablo Mejía Arango, 30/7/2016). Esta construcción es efecto de la terronera que algunos le tienen al dequeísmo. En su frase se necesita la locución conjuntiva ‘de que’, que la Academia llama ‘secuencia’, y a este vicio, ‘queísmo’. Le propongo este ejemplo, don Pablo, basado en el suyo, para que analice los dos, a ver qué conclusión saca: “…sumado al hecho que tantas noches de insomnio nos ha causado”. ***

Titular de El Tiempo: “Solo cinco saben porque protestan” (Eje Cafetero, Alcalde Muñoz, 2/8/2016). ¿Quiso expresar el titulador que sólo cinco personas tienen conocimiento de las razones de su comportamiento, porque protestan? No lo creo. Su intención, con seguridad, fue decir que sólo cinco saben ‘por qué protestan’, mejor dicho, ‘por qué razón’ o ‘por qué motivos protestan’. Son diferentes, y culpables de muchas migrañas, los siguientes términos: ‘porque’ (conjunción, ‘por causa de’), ‘por que’ (‘para que’), ‘por qué’ y ‘¿por qué?’ (locuciones interrogativas, implícita, la primera: explícita, la segunda) y ‘el porqué’ (sustantivo, ‘la razón, la causa de algo’).

Taller del Idioma, Los apodos

El Diario del Otún, de Pereira

Abel Méndez

LOS APODOS. «Tras las rejas están Pedro Salazar de 19 años de edad, alias Comino y Ernesto Perales de 21 años de edad conocido con el alias de El Arrugado». «Detenidos alias El Arrugado y Comino». «Miguel Nova alias La Hormiga fue capturado cuando salía de una audiencia».
Nuestro diario ha asimilado la norma de que los apodos no van entre comillas, eso está muy bien, pero nos falta un poquito. He tomado citas a las que les he cambiado la identidad de los protagonistas por respeto a las personas, pues para nadie es bueno estar en esas circunstancias, aunque sean culpables.

1. El artículo no pertenecen al apodo y por lo tanto no va con mayúscula: «el Arrugado» y «la Hormiga» 2. La palabra «alias» es un adverbio que significa ‘por otro nombre’ cuando se dice después del nombre verdadero como «Pedro Salazar, alias Comino» y va entre comas explicativas. No tiene ningún sentido cuando no está presente el nombre verdadero por lo que se puede abolir: «Detenidos el Arrugado y Comino», La palabra «alias» funciona como sustantivo, con el significado de ‘apodo’, en frases como «Ernesto Perales de 21 años de edad conocido con el alias de el Arrugado», en la que también precede el nombre verdadero. Qué bueno tomarles lección la semana entrante.
DE ACUERDO CON. «Pereira es uno de los 53 municipios que se encuentran en riesgo electoral extremo, de acuerdo al más reciente informe de la Misión de Observación Electoral MOE».
La expresión «de acuerdo» se construye con la preposición «con» no con la «a»: «… de acuerdo con el más reciente informe…». Aunque esa construcción es tomada como correcta, personalmente prefiero construir ese juicio con la preposición «según»: «Pereira es uno de los 53 municipios que se encuentran en riesgo electoral extremo, según el más reciente informe de la Misión de Observación Electoral MOE». Ensayenla y verán que les queda gustando.
ODORIZANTE. «Pedro “cabras” Salazar quien sabe de los odorisantes a diablo rodado con los que se afraganta el macho cabrío para atraer las hembras…». Vanguardia Liberal.
Me admira este columnista bumangués porque maneja bien los prefijos y sufijos para armar, que no inventar, palabras que no están en el Diccionario, Sólo que en una de ellas se le fue la mano y no le quedó como debe ser. Me refiero al «odorisante» que debe ser «odorizante» que aunque el verbo «odorizar» no existe en el Diccionario se puede asumir como formado por las palabra latina «odor», ‘olor’ y el sufijo «-izar» para formar verbos y sustantivos relacionados con el olor. También me hizo volear Diccionario parta entender que «afragantarse» puede significar ‘adquirir una fragancia’. Es una prueba de lo que tantas veces he dicho: las palabras derivadas y compuestas no necesitan estar en el Diccionario Para ser correctas.
taller95@yahoo.com
Agencia EFEFundéu – BBVA

Fundación del Español Urgente – fundeu.es
www.fundeu.es
Fundéu BBVA es una fundación patrocinada por la Agencia Efe y BBVA, asesorada por la RAE, cuyo objetivo es colaborar con el buen uso del español en los medios de …

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

elecciones, claves de redacción
Recomendación urgente del día
Con motivo de la celebración de las elecciones generales en España, se ofrecen algunas claves para una buena redacción de las noticias relativas a este acontecimiento:

1. 26J y 26-J, formas válidas
Las formas 26J y 26-J son válidas, si bien la tendencia actual es prescindir del guion: «Sondeos de voto para las elecciones del 26J» o «Sondeos de voto para las elecciones del 26-J».

2. Cabezas de lista, plural de cabeza de lista
Cabeza de lista es una locución nominal que forma el plural regular en el primer componente, por lo que lo recomendable es cabezas de lista, con cabezas terminado en ese. Asimismo, es común en cuanto al género: el/la cabeza de lista.

3. Preelectoral y poselectoral, en una sola palabra
Los términos preelectoral y poselectoral se escriben en una sola palabra, sin guion ni espacio entre el prefijo y la palabra a la que acompañan. En el caso de poselectoral, la Ortografía académica considera preferible la forma sin t aunque también es válida postelectoral.

4. Bipartito, tripartito y tetrapartito o cuatripartito
Los vocablos bipartito, tripartito y tetrapartito (o cuatripartito/cuadripartito) son válidos, como adjetivos y como sustantivos, para referirse a un Gobierno formado por dos, tres y cuatro partidos políticos, respectivamente. Esto mismo es aplicable a los sustantivos bipartidismo, tripartidismo, tetrapartidismo, cuatripartidismo y cuadripartidismo, pertenecientes a la misma familia léxica y apropiados también.

5. El reciente ganador, no el recién ganador
La expresión el reciente ganador es la adecuada, en lugar de el recién ganador, para referirse a aquella persona que acaba de resultar vencedora en unas elecciones, juegos, premios o competiciones.

6. Recuento, alternativa válida a escrutinio
El término recuento es una alternativa válida a la palabra escrutinio para aludir al proceso que se lleva a cabo para comprobar cuántos votos ha recibido cada candidatura en unas elecciones. También se usan y son adecuadas alternativas como cómputo y conteo.

7. Sorpasso, opciones en español
Los sustantivos adelantamiento y superación son alternativas en español al italianismo sorpasso. La forma sobrepaso y la adaptación al español sorpaso (con una sola ese en la sílaba final) son asimismo opciones válidas.

8. Duodécimo y decimosegundo, formas válidas
Duodécimo y decimosegundo son formas adecuadas como ordinales correspondientes al número doce, aunque en el uso culto sigue utilizándose preferentemente duodécimo: «En estas elecciones se elegirá a los representantes del pueblo en la duodécima legislatura». Doceavo, en cambio, es un numeral fraccionario que no es adecuado usar como ordinal.

9. El expresidente no es lo mismo que el entonces presidente
La expresión el/la entonces (presidente, ministra…) es preferible al uso del prefijo ex- (presidente, ministra…) cuando se hace referencia a una persona en el periodo en el que aún ejercía sus funciones o cargo: «El entonces presidente Zapatero ordenó retirar las tropas de Irak», mejor que «El expresidente Zapatero ordenó retirar las tropas de Irak».

10. Electo, usos adecuados
El adjetivo electo se aplica a la persona que ha sido elegida para un cargo del que aún no ha tomado posesión. En regímenes no presidenciales, como el español, solo se puede hablar de presidente electo cuando este ya ha sido elegido por el Parlamento y aún no ha jurado su cargo. Mientras tanto, y aunque tenga asegurados los apoyos para serlo, resulta preferible hablar de futuro o virtual presidente.

11. Elegido presidente, no elegido como presidente
Con los verbos elegir, nombrar, denominar, declarar y otros de parecido sentido resulta inapropiado utilizar como para introducir el complemento. Así, lo adecuado es «Rajoy espera ser reelegido presidente» en lugar de «Rajoy espera ser reelegido como presidente».

12. Favoritismo no es ‘condición de favorito’ ni ‘ventaja’
El término favoritismo alude a la preferencia injusta por algo o alguien, al margen de sus méritos y, por lo tanto, no es adecuado emplearlo con el sentido de ‘condición de favorito’ o ‘ventaja’. Por tanto, habría sido preferible escribir «El estudio publicado ampliaba la ventaja de votos al PP en España» frente a «El estudio ampliaba el favoritismo del PP en España».

13. Debate a cuatro y debate entre cuatro
Las formas debate entre cuatro y debate a cuatro son adecuadas para aludir a uno en el que intervienen cuatro participantes.

14. Detentar, uso incorrecto
Detentar significa ‘retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público’, por lo que no puede emplearse para referirse a una persona que ejerce algún poder o cargo conseguido de manera legítima, ni como sinónimo de alcanzar, ejercer, llegar a, desempeñar, etc.

15. La Moncloa, con artículo
El nombre de la sede de la Presidencia del Gobierno español va precedido por el artículo la y, por tanto, no es apropiado suprimirlo cuando se utiliza la forma abreviada la Moncloa (por el palacio de la Moncloa).

16. La vicepresidenta, mejor que la vicepresidente
La palabra vicepresidenta está registrada en el Diccionario académico y es una forma válida y preferible a vicepresidente para aludir a las mujeres que ocupan ese cargo.

17. Cunero
El término cunero empezó a emplearse durante el siglo XIX para referirse a los candidatos extraños a la circunscripción y que estaban patrocinados por el Gobierno, pero en el uso actual su sentido se ha extendido a cualquier persona que pertenece a una circunscripción distinta de aquella por la que se presenta. También se usa, de forma coloquial, la voz paracaidista.

 

Ir a la barra de herramientas