Al instante

Los Alpes quitan el sueño

Por Juan Carlos Rincón, Londres (blog rincondecata.com)

Lo que viene

Christopher Froome y Nairo Quintana sueñan con los Alpes, donde la historia y el ciclismo han escrito páginas de gloria y también de llanto. La jornada de descanso en Berna les sirve a ambos para dormir bien antes de las batallas finales.

En las cumbres y pasos montañosos alpinos de ésta tercera y definitiva semana del Tour de Francia, se establecerán las diferencias, surgirá el más fuerte, se resolverán las dudas de una vez por todas, y se consagrará el triunfador de la edición 2016.

Pero hoy la cadena montañosa centro-europea le quita más el sueño a Nairo que a Chris, a quien no ha podido aislar una sola vez.

Rinmcón 1

Se repite la película de 2015 cuando Nairo atacó los Alpes con una desventaja de 3.10″ y perdió el Tour por 72″ en Paris. Este año llega con 2.59″ en contra pero acompañados de una intrigante pasividad en la carretera que tiene a todos confundidos, incluso a Froomy.

Teóricamente descontarle 3 minutos a Froome es posible pero no será fácil y Nairo no se muestra optimista, o al menos es demasiado cauto en sus declaraciones: “Estoy bastante lejos en la general, pero espero que las piernas sigan bien. Queda mucha montaña y esperamos poder recuperar algo“, ha dicho.

La fortaleza y seguridad del británico, hasta ahora dominador de la prueba en todos los terrenos y con una ventaja apreciable, le han alterado el sueño a Nairo Quintana y a otros rivales que llegaron con la intención de destronar al bicampeón del Tour. La realidad es que el “sueño amarillo” del colombiano -quien se ha limitado a dos efímeros ataques en Mont Ventoux después de los cuales perdió tiempo con su rival- se ha diluído. Aunque probablemente es su estrategia y está reservando fuerzas para los casi 400 kilómetros de montaña en los Alpes suizos y franceses en que este año se definirá la prueba, honestamente veo complicado ganarla.

Froome, con el respaldo del más fuerte equipo Sky de la historia (que advertí en mi primer artículo del Tour) está más cerca del tricampeonato que el colombiano del primer Tour.

No soy pesimista sino pragmático. El año pasado Froome llegó a la tercera semana enfermo y resistió los embates del “Aguila de Cómbita” con un equipo Sky menos fuerte. El holandés Wout Poels fue su salvador en l’Alpe de Huez donde Nairo concentró su estocada. Hasta ahora Froome no ha mostrado ninguna flaqueza y al contrario se ha mostrado imperial en todos los terrenos, apersonado de su papel de líder y principal figura del Tour y del ciclismo moderno. Además, su equipo maneja la carrera a su antojo, y está dedicado únicamente a su causa con escuderos de primer nivel.

Rincon 2
Ni la lluvia, ni el público, ni las motos han podido frenar la “carrera” de Froome, a pie en el Ventoux.

El biotipo de Froome, más de 1.80m y menos de 70 kilos, como el del quíntuple campeón español Miguel Indurain, parece ser el ideal de este ciclismo moderno de equipos locomotora y portentos físico-dietéticos arropados por el método científico y la tecnología de punta que tiene en Sky a su mejor ejemplo y en la escuadra BMC de Tejay Van Garderen y Richie Porte, a su alumno privilegiado.

Alianzas de conveniencia

Hasta ahora el equipo Sky ha sido dominador absoluto de la carrera en las montañas y también en etapas llanas como la terminada en Montpellier, en las que el líder Chris Froome atacó y consiguió segundos, pocos pero valiosos, frente a Nairo.

Es necesario atacar y aislar al británico, cuyo equipo está usado y puede acusar el desgaste. El miércoles 20, día nacional de Colombia, trás 150 kilómetros relativamente manejables hasta Martigny, los ciclistas enfrentarán dos ascensos brutales en 34 kilómetros y pasarán de 460 metros de altura a 1.960 para llegar a la presa hidroeléctrica de Emosson frente al famoso Mont Blanc. Es una etapa perfecta para verdaderos escaladores que al día siguiente tendrán la contra reloj de 17 kilómetros, en la que sólo 10 son en ascenso con un desnivel de apenas 500 metros y en la que no se debería marcar diferencias tan definitivas como en La Caverne du Pont d’Arc.

Está visto que BMC seguirá jugando su alianza con Sky para buscar el podio de sus líderes, el estadounidense Tejay Van Garderen (8°) y el australiano Richie Porte (7°), el amigo fiel de Froome con quien entrenó en Tasmania a principio de año preparando la temporada, mientras Nairo corría el Tour de San Luis que dejó ganar a su hermano Dayer Quintana.

Movistar y Astana pueden entonces trabajar juntos para desestabilizar la carrera mientras que Tinkoff -que desaparece del World Tour- puede ser otro aliado buscando la camiseta de montaña con el polaco Rafal Majka y el cuarto Top-10 del checo Roman Kreuziger (5° en 2013). Astana persigue el podio con Fabio Aru mientras que su gran figura Vincenzo Nibali, quiere despedirse al menos ganando una etapa y puede ser otro punto de apoyo para Nairo. El siciliano campeón del Giro d’Italia, deja el equipo para capitanear la nueva formación del World Tour, el Team Bahrein, creado por el jeque Nasser Bin Hamad Al Khalifa.

Suiza puede ser igualmente un aliado de Nairo y sus valles vinícolas en el Cantón del Valais -surcado por el Rio Ródano y rodeado de estaciones de Esquí-, un lugar ideal para un ataque frontal. Esperar hasta el viernes o sábado será tardío; hay que descontar primero tiempo en el país de los relojes.

Rincon 3
El caleño Pantano muestra enormes progresos y merece un Top Team en 2017.

Su amigo y ex-compañero en “Colombia es Pasión”, Jarlinson Pantano, del equipo suizo IAM -otro que desaparece al final de temporada- ya cumplió su cometido ganando la durísima etapa 15 en Culoz (con seis Premios de montaña), después de una gran actuación en el macizo de Jura y el Grand Colombier. Fue la décimoquinta victoria colombiana en el Tour y el décimo pedalista del país en conseguirla.

Jarlinson se preparó para el Tour con Nairo en las montañas de Boyacá, se muestra en gran forma trás ganar en menos de un mes una etapa en la Vuelta de Suiza y el domingo en el Tour, y en los Alpes podrá aportarle. El caleño es otro miembro de la “generación Saldarriaga”, busca equipo para 2017, conoce bien el terreno donde fue 3° en el Tour del Porvenir que ganó Nairo en 2010 y 4° en la Vuelta a Suiza en junio, está 27 a más de 40 minutos de Froome y no representa peligro para la general.

Otro con el que se puede igualmente contar es el suizo Sébastien Reichenbach, el mejor del equipo francés FDJ, quien conoce bien los Alpes (nació en Martigny, por donde pasa el Tour), es actualmente 14 y puede eventualmente aspirar a un Top 10. Fue campeón suizo de montaña, parece estar en forma en el Tour, fue 4° en la Tirreno-Adriático este año por delante de su compañero Thibaut Pinot (que abandonó el Tour) y busca una victoria para la escuadra francesa.

El ciclismo francés, que pareció renacer en el Tour 2014 con el podio de Jean-Christophe Peraud (2°), Thibaut Pinot (3°) y Romain Bardet (6°), hasta ahora va en blanco y necesita con urgencia una victoria. Este año, Bardet (AG2R La Mondiale) es sexto detrás de Alejandro Valverde y busca podio, mientras que otro escalador, Pierre Rolland del Cannondale, sin mayor opción más allá de ganar una etapa, puede ser otro apoyo a la hora de buscar establecer diferencias en un ataque por una victoria parcial.

El enigma Nairo

La falta de combatividad del escalador colombiano en las dos primeras semanas del Tour, alarma, alerta, siembra dudas y tiene a todos los especialistas y rivales tratando de descifrar su intrigante actuación.

Rincon 4
Leer el gesto inescrutable y la mirada indescifrable de Nairo es una tarea imposible.

Es verdad que el líder de Movistar ha tenido que batallar duro contra los fuertes vientos de costado, tratando de no perder tiempo valioso y conservar energías para la tercera semana en la que usualmente llega a su pico de energía y fortaleza, pero es extraño que en la montaña, su terreno, no haya realizado ataques contundentes, ni en los Piríneos ni en Jura. Dos escaramuzas prematuras en el recortado ascenso a Mont Ventoux -como el mismo reconoció- le costaron segundos frente a Froome en la etapa 12, la más caótica y discutida de la carrera.

Podría ser que Nairo esté enfermo o disminuído ó que la granizada en la etapa en Andorra le haya afectado. En la contra reloj se le vio sonándose la nariz varias veces y tomando mucha agua para hidratarse porque el calor en esta zona mediterránea de vientos inclementes (empezando por el temible Mistral) llega en esta época a los 35°.

Después de esa etapa en que perdió dos minutos con Froome, da la impresión de que en Movistar están dejando de confiar en Quintana y ven a el “bala” como alternativa. El ataque de Valverde el domingo, que no consiguió ventaja ni generar un nuevo ataque de Quintana, es igualmente extraño. Teóricamente Valverde vino al Tour sin presión trás su podio en el Giro d’Italia, a ayudar a Nairo, y es el discurso que maneja la escuadra española, pero uno no sabe que creer.

Según su amigo y gregario fundamental Winner Anacona, Nairo y Movistar tienen preparada su estrategia para la tercera semana. Hay que confiar en ella pero mientras Sky se concentra en trabajar totalmente para Chris Froome, en la escuadra española Movistar parece haber un “plan B” con su líder histórico Alejandro Valverde, quinto y a sólo 18″ del colombiano en la clasificación. En Movistar dicen que ambos están “a la orilla del podio con mucha montaña aún por delante”, y eso muestra su ambición.

Rincon 5
Winner Anacona y Movistar en defensa de Nairo y su “sueño amarillo”.

A su vez, el director técnico de Sky, Sir David Braildsford, dice que “según el planteamiento de sus etapas, es obvio que Movistar tiene como objetivo ganar la clasificación general por equipos”. Y a Sky, esa clasificación le tiene sin cuidado, máxime cuando su segundo hombre Sergio Henao, está enfermo y ya no cuenta para el Top-10 ni para el podio, como parecía al iniciarse la segunda semana.

Movistar puede cambiar su libreto y lanzar a Valverde en los Alpes, que no sería mala estrategia para poner a Sky a perseguir y desgastarse aún más luego del esfuerzo titánico de sus hombres controlando la carrera y esperando que a Nairo le respondan las piernas y Winner Anacona y sus demás compañeros estén lo suficientemente fuertes para halarlo en los Alpes. Con un hombre menos que Sky y en carretera en ascenso con apenas cuatro para respaldar a Nairo, Movistar está en desventaja.

Bienvenidos a los Alpes

El Tour descansa este martes en la ciudad de los osos, la medieval Berna (capital federal de Suiza y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco), en la antesala de los Alpes. Un lugar ideal y merecido para las piernas de los 183 ciclistas que continuan en competencia, entre ellos los cuatro colombianos que largaron en Mont Saint Michel.

Rincon 6
Las rampas en los Alpes suizos y franceses, con inclinaciones de 10° y más, serán jueces del Tour.

La topografía de los Alpes y sus cuestas a 2000 metros son perfectas para el biotipo de los escaladores colombianos e italianos, pero en especial de los escarabajos que entrenan y se oxigenen de glóbulos rojos en ese tipo de cumbres, en los Andes. Tanto climática (más fresca temperatura) como orográficamente, los Alpes les favorecen y serán cuatro días seguidos entre Suiza y Francia entregando las últimas fuerzas en pos de la victoria en París.

Los ciclistas colombianos están acostumbrados a esa altura y la falta de oxigeno que a los rodadores y grandes ciclistas les cuesta más controlar, dado que no viven en las montañas y su cuerpo requiere mayor esfuerzo para bien oxigenarse. Por eso van al Teide, en islas Canarias, a buscar ese ritmo. Pero los Alpes son diferentes.

Chris Froome y Richie Porte entrenaron juntos en Tasmania con una climatología relativamente similar y una altura máxima de 1.600mts que podrán servirles de ejemplo. Pero en carrera en el Tour, las circunstancias son diferentes y el manejo del esfuerzo y los ataques consumen más energía, la que en la tercera semana de la prueba comienza a faltar.

Con una semana menos de kilometraje en sus piernas, Froome llega con 1.47″ de ventaja sobre el holandés Bauke Mollema (2°) y de 2.59″ sobre Nairo. Teóricamente se ha preparado mejor para afrontar la tercera semana -en la que usualmente sufre- con más tranquilidad y con un superequipo de gregarios totalmente dedicados a su causa, entre ellos un excelente escalador colombiano, Sergio Luis Henao, que renunció a toda aspiración y debería ser será su mano derecha en los últimos lances de esa semana infernal si su salud se ha recuperado.

Rincon 7
Mollema, nuevo invitado al podio?

A sus 29 años y Top-10 en las tres últimas ediciones del Tour, Bauke Mollema, está en una posición privilegiada y es un enemigo a respetar, como había explicado en mi anterior artículo al termino de la primera fase del Tour. Se le ha visto sólido en la montaña (Mont Ventoux) y representa otro desafío para Nairo Quintana, ubicado a 1.12″ del holandés, quien busca demostrar su valía ante la llegada el año próximo del español Alberto Contador, como líder de la escuadra estadounidense Trek-Segafredo.

Nairo cree en sus piernas, en su preparación y en su habilidad para escalar en la alta montaña. No es imposible descontar 3 minutos a Froome o 72″ a Mollema. Ciclistas famosos los han pérdido y con ellos el Tour, en las montañas, aunque en realidad pareciera que Nairo está sólo contra el mundo mientras que Froome en este momento tiene el mundo a sus piés. Pero falta cruzar los Alpes.

En la segunda Guerra Púnica (218 a 201 antes de Cristo), el general y líder cartaginés, Aníbal Barca, considerado uno de los más grandes genios de la estrategia militar de la antiguedad, cruzó primero los Pirineos y luego los Alpes con su ejército, que incluía elefantes preparados para la guerra. Derrotó al imperio romano en grandes batallas en el norte de Italia, pero a pesar de su talento y viveza no pudo llegar hasta Roma y perdió la guerra en Zama con Publio Cornelio Escipión, luego llamado “el Africano mayor”.

Tengamos confianza en que el “águila de Cómbita”, Nairo Quintana, con su armada española de Movistar logre las victorias necesarias en los Alpes, y a diferencia de Aníbal, el domingo si entre primero, no en Roma, sino en París.

LA GENERACION SALDARRIAGA: El ciclismo colombiano vive una nueva época dorada, que a diferencia de los años 80 no surgió por generación expontánea sino gracias al rigor científico y a la preparación integral del deportista de alto rendimiento bajo la orientación del más exitoso de los entrenadores colombianos en Europa, el técnico deportivo, Luis Fernando Saldarriaga. Es la llamada “generación Saldarriaga” que creció y se desarrolló en el equipo continental “Colombia es Pasión” entre 2009 y 2011.

Rincon 8
Años mozos de nuestros héroes del pedal: Atapuma (izq.), Nairo, Chavito y Jarlinson (der.).

De ella surgieron todos los pedalistas colombianos que triunfan en Europa y que este año han ganado etapa en sus presentaciones en el Viejo Continente: Nairo Quintana (Campeón en la Vuelta a Catalunya y el Tour de Romandia), Esteban Chaves (subcampeón del Giro d’Italia), Sergio Luis Henao (subcampeón de la Vuelta al País Vasco), Jarlinson Pantano (4° en la Vuelta a Suiza) y Darwin Atapuma, octavo en la Vuelta a Suiza. Saldarriaga dirige ahora el equipo continental Manzana Postobón, en otro proceso formativo que busca preparar la nueva generación Sub-23 de pedalistas colombianos. Entre 1986 y 1996 Postobón patrocinó uno de los dos equipos profesionales colombianos que compitieron con éxito en el circuito profesional.

facebook google_buzz twitter print bookmark email

Ir a la barra de herramientas