Al instante

Las tres en el tintero

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal, Las2orillas.co

BIBLIOTECA ESPAÑA: LA LÁPIDA POLÍTICA DE FAJARDO
La fotografía publicada en los diarios y las redes sobre como quedó desvestida la otrora pomposa Biblioteca España, construida en el barrio Santo Domingo Savio de Medellin durante la alcaldía deSergio Fajardo, impresiona y pone a pensar si acaso no se haya convertido en la lápida política del siempre candidato a presidente. De lo que se hizo, solo queda el armatoste. Todo lo demás hubo que tumbarlo. La fachada resultó ser mentiritas. Ella fue inaugurada con la vista de los reyes españoles e hizo parte de uno de los paquetes ampliamente publicitados por Fajardo en la prensa nacional sobre su dizque exitosa gestión por lo que resulta más significativa su imagen de destrucción replicada una y otra vez en las redes.

REPRESENTANTE DE SANTOS GESTOR DEL TUMBIS PAISA
Mauricio Vélez Cadavid, el habilísmo médico que se las ingenió para tomar dominio sobre 11 clínicas usando una astucia desbordante y un conocimiento emprendedor, resulta que es representante suplente en la Junta del Metro de Medellin del presidente Santos. Así lo ha denunciado la Contraloría de Medellín al solicitarle al Gerente del Metro que tenga en cuenta las denuncias mediáticas y judiciales que pesan sobre Vélez Cadavid por el procedimiento utilizado para dominar ese poderoso conglomerado de clínicas y tome las medidas que crea conveniente y que le permite la ley.

CATATUMBO TIENE RAZÓN
Toda validez tiene la protesta de Catatumbo cuando los histéricos que quieren buscar pretextos para generar otra guerra, acusan a las Farc de tener 5.000 niños en sus filas. Basta volver a leer el informe que el general Flórez emitió en su momento informándonos que los guerrilleros que se acogían al Acuerdo de Paz firmado en La Habana, eran 5.765 para considerar un imposible matemático que los niños guerrilleros sean casi iguales en número a los combatientes de tantas décadas. Lo curioso empero es que desmovilizados casi ese mismo número los guerrilleros, los niños que entregaron desde cada frente de combate no fueron ni siquiera suficientes para hacer creer que tenían reclutamiento de menores de edad.
===========================\

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page
Ir a la barra de herramientas