Al instante

Las jugadas de Cambio Radical son jugadas de DMG

Por Elkin Mesa

GERMAN VARGAS Y SU CAMBIO RADICAL FOTO. PAOLA CASTAÑO/SEMANA

A Vargas, sus propias jugadas lo desnudan ante la opinión pública. Las de su partidito en el congreso muestran que es lo que buscan no solo sus gestores sino aquellos que a él se han sumado con todos sus cinismos. Y han conseguido disfrazar sus acciones para presentarse como padres la patria que quieren destapar impunidades resultantes  de desbordes comportamentales en la lucha violenta que han padecido los colombianos en los últimos 80 años, cuando la verdad es que los de Cambio  Radical lo que quieren es tapar las operaciones repudiables que han llevado a cabo de manera disimulada en la persecución de sus objetivos  que han sido los relacionados con la conquista del poder a través del despojo de tierras campesinas para dedicarlas a diferentes actividades de lucro personal de terceros que son apóstoles suyos.

“Los buenos somos nosotros, los malos son los demás”, parecieran haber dicho cuando votaron artículos de la ley correspondiente a la creación de la Justicia Especial para la Paz,JEP, exactamente los que permiten la formación de grupos de magistrados también especiales que juzguen comportamientos de civiles, paramilitares y exguerrilleros. Y consiguieron que no sean aceptados, por ahora,  profesionales que han demandado al Estado por la violación de derechos humanos  o provocaron  debates y pleitos relacionados con el conflicto armado, o sea: “La Jep es de Cambio Radical, para cuidar de nuestras impunidades, porque los buenos somos nosotros, los malos son los demás.”

Y para que nadie pueda decir que son cosas de quien escribe esta palabras, se transcribe el texto de una información redactada por un periodista de El Tiempo  respecto de lo sucedido: “Por: Justicia  16 de noviembre 2017 , 10:52 p.m.

La ley que reglamenta la justicia para los actores del conflicto retomó su ritmo en el Congreso, pero va dejando incomodidades a su paso.

Toda una polémica generaron este jueves en sectores políticos y jurídicos los nuevos requisitos que se les impondrían a los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y que, de llegar ser una realidad, dejarían por fuera a más de uno de los togados seleccionados para esos cargos.

Las nuevas inhabilidades fueron incorporadas al proyecto de ley que reglamenta la justicia para los actores de la guerra en el segundo de cuatro debates en la plenaria del Senado, el cual se terminó de aprobar el miércoles pasado en la noche.

Entre lo aprobado en el Senado dice que los magistrados de la JEP no podrán haber sido abogados en procesos que tengan alguna relación con el conflicto armado durante los últimos cinco años, así haya sido a favor o en contra del Estado.

 Adicional a esto, tampoco podrán haber interpuesto recursos ante el Estado en temas relacionados con derechos humanos, en Colombia o en tribunales internacionales, ni haber “participado” o haber “emitido opinión o concepto profesional sobre la reglamentación” de este modelo de justicia transicional.

La creación de este nuevo régimen para los magistrados de la JEP, quienes fueron designados desde hace casi dos meses, fue una propuesta de Cambio Radical, el partido del exvicepresidente y candidato presidencial Germán Vargas Lleras. Inclusive, el pasado 16 de octubre, en entrevista con EL TIEMPO, el propio Vargas Lleras anunció que Cambio Radical promovería estos nuevos requisitos.

“No puede ser que quienes van a tener esta enorme responsabilidad (los magistrados de la JEP) carezcan de un régimen de inhabilidades y conflictos de interés, como cualquier otro servidor público de Colombia”, afirmó Vargas en ese momento.”

Conclusión propia: El señor de DMG, con los Decires Mentirosos de Germán, aquí parece querer ser todo un estadista.

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page