Al instante

Las cuatro insignias de la clasificación de Colombia a Rusia 2018

Deportes, Pablo Romero, Diario El Tiempo

La selección reza al final del partido contra Perú para agradecer la clasificación a Rusia 2018. Foto Agencia AFP

James, Falcao, Ospina y Cardona, figuras que marcaron la diferencia y el camino al Mundial.

James Rodríguez. James, James, James, siempre James. Fue el jugador insignia de la eliminatoria para Colombia, el que se echó el equipo al hombro en los momentos difíciles, el que sacó a relucir el mejor fútbol para llevar al seleccionado nacional al Mundial de Rusia 2018.

pardido Colombia Perú

Al minuto 55, el colombiano James Rodriguez se viste de héroe, remató al arco luego de que Falcao le dejara el balón en el área, Colombia se va arriba en el marcador 0-1.

Foto:

Ernesto Arias / EFE

Si el ‘culpable’ de que Colombia estuviera en el Mundial de Brasil 2014 fue Radamel Falcao García, esta vez todos los señalamientos van hacia la figura del cucuteño. James jugó 13 partidos, anotó seis goles, vio una tarjeta amarilla, no fue expulsado y jugó 1165 minutos en esta eliminatoria. Ahora le quedará pendiente jugar su segundo certamen orbital, con el objetivo de ser figura.

Falcao García. No podía faltar la cuota goleadora de Radamel Falcao García. Era imposible que el delantero más efectivo en la historia del seleccionado colombiano se quedara sin el trono de ser uno de los jugadores a los que el país y el combinado nacional le deban, una vez más, la clasificación a un Mundial de Fútbol.

Radamel Falcao García

Radamel Falcao García celebra su gol contra Paraguay.

Foto:

EFE

Falcao volvió a ser el hombre efectivo en las redes contrarias, el dolor de cabeza de los técnicos rivales, y la pesadilla y terror tanto de defensores como de arqueros. Solo jugó ocho partidos de esta eliminatoria y anotó dos goles, el del empate 1-1 con Brasil, y contra Paraguay, pero ha sido suficiente para destacarse.

David Ospina. No solo fue un cerrojo en el arco de Colombia, no solo fue el jugador del equipo nacional que estuvo en todos los partidos de la eliminatoria, sino que fue un bastión, un líder, un hombre que le dio seguridad atrás al elenco de José Pékerman cuando los demás fallaron. Salvo aquella fatídica noche contra Paraguay.

David Ospina

El arquero de la Selección Colombia ha vivido los dos caras de la moneda, pasó de héroe a villano en el partido contra Paraguay en Barranquilla.

Foto:

AFP

Nació el 31 de agosto de 1988, su actual club es el Arsenal inglés, en el que no es titular, como en Colombia. Jugó 18 encuentros, recibió 19 goles, no le mostraron ni tarjetas amarillas ni rojas, y ajustó 1.620 minutos debajo del arco colombiano. Si hay alguien tuvo gran responsabilidad en la clasificación, fue Ospina.

Edwin Cardona. No ha sido un titular fijo, es uno de esos jugadores que son llamados como ‘intermitentes’, que entra y sale, que a veces va de inicialista y en otros juegos está en el banco, pero Edwin Cardona, de 23 años, ha sido vital cuando ha estado en la cancha.

Edwin Cardona

Edwin Cardona, volante colombiano.

Foto:

Francisco Bonilla / Reuters

Dos partidos que ha ganado Colombia se le deben a él, compromisos en los que no ha comenzado de titular, ha entrado como alternativa y ha anotado goles decisivos, que le han entregado victorias importantes al combinado dirigido por José Pékerman. Contra Bolivia y Paraguay, de visitante, en los últimos minutos los goles del ‘Gordo’, como se le dice, fueron vitales.

DEPORTES

¡James sí estuvo!: fue la figura de Colombia contra Perú

Corrió, metió, peleó, discutió, se arrastró, y anotó…

James Rodríguez

James Rodríguez celebra el gol frente a Perú

Foto:

Mariana Bazo / EFE

Por: PABLO ROMERO
10 de octubre 2017 , 10:39 p.m.

Tocaba sufrir y luchar. Colombia lo sabía y lo hizo. Fue un equipo lleno de solidaridades y de sacrificio. Además, tuvo a su ‘crack’ en estado puro: a James, que estuvo mejor que nunca, mejor que siempre. Este es el análisis individual de los nuevos pasajeros a Rusia.

David Ospina: remató mal la eliminatoria. Le patearon una vez y fue gol, y tocó con la mano el tiro libre que iba a ser invalidado. Pero dos partidos no dañan 16 buenos. (5)

Santiago Arias: este fue uno de esos partidos en los que poco se notó; tenía una misión: defender su zona con alma y corazón. Lo hizo. (6)

Dávinson Sánchez: jugó con una serenidad que daba miedo. La mejor muestra de que estaba lúcido. Salió victorioso de sus duelos. (6)

Óscar Murillo: le tocó la peor pareja del baile: Guerrero. Libraron un duelo sin cuartel. Al final no hubo ganador, hasta en eso empataron. (6)

Frank Fabra: cuando se lo propone es un puntero más. Aportó en ese intento por encontrar el gol tardío. (6)

Carlos Sánchez: hace un tiempo no viene siendo el destructor que es, pero nunca escatima esfuerzos. Es un culto al sudor. Es vital. (6)

Abel Aguilar: de trabajo silencioso y efectivo. Nunca descuida su zona. Es un líder allí, en el medio. (6)

Juan Guillermo Cuadrado: aún no encuentra su mejor fútbol, pero lo compensó con mucha entrega y sacrificio. (6)

James Rodríguez: corrió, metió, peleó, discutió, se arrastró, y anotó… Esta vez sí estuvo, fue el líder, el ‘crack’. Fue a Lima para ponerle música a la pelota. (9)

Duván Zapata: saltó por la pelota como si hubiera escaleras invisibles. Bajó el balón del gol. Fue la carta escondida de Pékerman. (7)

Falcao García: no dejó morir la pelota del gol, la dejó lista para James. Más que siempre, jugó para el equipo. (7)

Wílmar Barrios: entró para que los volantes tuvieran un respiro. (Sin nota)

Yimmy Chará: entró con su explosión, aunque con poco tiempo para lucir. (Sin nota)

Giovanni Moreno: entró para ayudarle al reloj. (Sin nota)

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PabloRomeroET

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page