Al instante

La última declaración de Pizano, el fallecido testigo estrella del caso Odebrech

Revista Semana, Bogotá

Fotocomposición Revista Semana

Los informes de Enrique Pizano, controller en la Ruta del Sol II, tienen respondiendo penalmente al expresidente de Corficolombiana José Elías Melo. Pero sus revelaciones -por los montos y por sus presuntos responsables- iban mucho más lejos. Esta era su versión.

Jorge Enrique Pizano Callejas, exgerente de la Empresa de Acueducto de Bogotá y quien fuera durante varios años controller en la Ruta del Sol II en representación de la organización Sarmiento, falleció hoy de forma repentina de un infarto cardíaco. Este hombre se había convertido en el testigo estrella de los pagos ilegales que desde la concesionaria habrían salido para sobornos o cobros sin los requisitos legales.

Las advertencias que hizo en su momento por escrito a la empresa y las declaraciones que había dado ante la Superintendencia de Industria, la Procuraduría y la Fiscalía General, tenían contra la cuerda a José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana y otros ejecutivos relacionados por el escándalo de Odebrecht. 

Dentro de su declaración en el Tribunal de Arbitramento, a la que tuvo acceso SEMANA, entregó la relación de pagos proveedores por cifras que alcanzan el doble del valor del contrato, desembolsos sin que existiera seguimiento o certeza del cumplimiento del contrato, procesos de selección de único proponente en donde las demás ofertas resultaban siendo falsas o entregadas después de la adjudicación. Dentro de los casos está el giro de 2.700.000 dólares que habrían terminado en manos de Eduardo Zambrano, el exrepresentante de Consultores Unidos, y que fueron usados para pagar el famoso otrosí de la vía Gamarra.

De este tenor fueron las irregularidades que Pizano Callejas encontró en el 2015 en sus procesos de auditoría al Consorcio Ruta del Sol II y a la constructora Consol, firma creada por Odebrecht, Conficolombiana y Solarte para ejecutar las obras que conectan el centro del país, desde Puerto Salgar (Cundinamarca) hasta San Roque (Cesar).

Pizano tenía problemas de salud por cuenta de un cáncer linfático y estaba a la espera de que se le definiera su situación jurídica debido a las denuncias que había en su contra por, supuestamente, haber favorecido a Odebrech en la licitación para la construcción del túnel Tunjuelo-Canos en 2009. El exgerente de la Empresa de Acueducto de Bogotá, quien decía no haber hecho parte de la redacción de los pliegos, ni de la evaluación y la selección de la empresa, ni de la firma del contrato, lo acusaban de haber recibido recursos por este negocio. Sin embargo, la Fiscalía estaba en la tarea de demostrar lo contrario.

Varios de los contratos mencionados por Pizano han dado vueltas en la justicia y sus implicados están respondiendo ante ella. Sin embargo, sus revelaciones traen ingredientes desconocidos en cuanto a montos y presuntos responsables. De allí que personas como Luis Fernando Andrade, exgerente de la ANI, cuestione que hasta ahora no se conozcan resultados judiciales frente a las delaciones de Pizano y que por su cuenta el único capturado sea hasta ahora José Elías Melo, cuando evidencias comprometerían a personas por encima de él. Pizano era uno de los aliados de Andrade en sus batallas judiciales y para ello lo había solicitado como testigo en su juicio.

Puede leer: Odebrecht demandó al Estado colombiano por 3.8 billones de pesos

La última declaración de Pizano fue el 23 de enero ante el Tribunal de Arbitramento, en donde precisamente hizo énfasis en que su informe, elaborado desde el año 2015, lleva meses en manos de la Fiscalía. Parte de este fue el que usó el ente investigador para llevar a juicio a Melo.

Antes de su declaración, el contrato de Pizano con la Concesionaria fue terminado en lo que calificó como una decisión “arbitraria” por parte de los administradores. “Yo en la actualidad no tengo ningún fallo en firme ni de la Procuraduría, ni de la Contraloría, ni la Fiscalía (…). Le solicité al presidente de la concesionaria que me explicara cuáles fueron las razones por las que optó por ese retiro, en mi razón fue una forma arbitraria y lo digo claramente a este Tribunal, fue una forma de retaliación por parte de los administradores de la Concesionaria por los informes que presentaba en el pasado”, manifestó ante los árbitros.

Le recomendamos: El exdirector de la ANI versus el empresario Sarmiento

La Fiscalía había anunciado una imputación de cargos en su contra por las supuestas irregularidades que rodearon la firma del contrato para construcción del interceptor de Tunjuelo-Canoas. Para ese entonces, Pizano era el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá. El anuncio de la Fiscalía se hizo público hace un año, sin embargo, hasta ahora Pizano no había sido llevado ante un juez y sus allegados califican esta como una forma de presión que durante meses jugó en contra de su salud.

Según Pizano, su obligación consistía en informar a Corficolombiana de estas irregularidades, así como al presidente de la Concesionaria, representantes legales y a los gerentes de las áreas. Manifiesta que se presentaron en el 2015 y 2016 los informes respectivos. Las anomalías en los contratos pagados por Consol, dice Pizano, le fueron informadas por el representante de Corficolombiana en la constructora que fue Andrés Mauricio Millán y luego Javier Herman Mejía. El primero, también entregó a las autoridades el registro de las alertas que elevó.

“Cruzando con pagos, pues empezamos y luego solicitaba copia de las órdenes y servicio de los contratos y eran contratos que se repetían, o lo que llaman contratos espejo, se repetían sus objetos sociales con diferentes empresas y lo más importante que es lo que se insistió durante el desarrollo como controller de cumplimento y, era hasta cansón, del cumplimiento de los procesos de calidad que existieran las evidencias de los trabajos entregados. Entonces al solicitar esto nunca fue entregado por parte de los administradores, situación que se llevó a informar a Corficolombiana a su presidente”, indicó.

Al ser interrogado del por qué no denunció las irregularidades ante las autoridades, respondió: “Mi obligación era informarle al presidente de la Concesionaria que no se me estaba entregando la información efectiva y también le informé al socio minoritario, pero no tendría por qué informarle a ninguna autoridad, o sea había un manejo interno de información y se le informó al representante legal de la Concesionaria, como al socio minoritario”.

Parte de sus revelaciones sirvieron para que la Superintendencia de Industria y Comercio abriera pliego de cargos contra Corficolombiana, la Constructora Norberto Odebrecht, Odebrecht Investimento EM Infraestructura Ltda, Episol SA y Concesionaria Ruta del Sol SAS. ¿La razón? Los presuntos pagos irregulares entre el 2013 a 2015 por parte del Patrimonio Autónomo CRDS (Concesionaria Ruta del Sol) a Consultores Unidos SA, a Bracol y a Profesionales de Bolsa por $ 15.401 millones de pesos. También por montos de $16.891 millones de pesos, que según reportes entregados por el controller a las autoridades, se habrían desembolsado de manera irregular.

Pero los informes de Pizano iban mucho más allá, las supuestas irregularidades que encontró tocan contratos por $ 55.000 millones de pesos. En rasgos generales, esta fue la maqueta que le dejó Pizano a los investigadores:

Puede leer: La indignación del procurador Carrillo con funcionaria de Odebrecht

Concesionaria Ruta del Sol SAS Sector 2
Con fecha de corte al 7 de octubre del 2015

Total de montos de contratos: 16.844.656.719
Monto de los pagos: 21.124.047.314

Inversores Profesionales:
Monto del contrato: $ 1.895.918.549
Pago: $ 1.805.680.600
Se efectuaron pagos a este proveedor sin que se tenga evidencia de las labores realizadas por el mismo. Además, se tienen dos contratos en los cuales sus objetos están relacionados con temas que ya se habían ejecutado o cerrado, antes de la firma de dichos contratos (ANI y Magdalena Dos)

Desimpro S.A.
Monto del contrato: $ 1.2017.648.280
Pago: $ 2.154.686.435
Los pagos efectuados a este proveedor son superiores a los contratos firmados. Además, llama la atención que había otros contratistas que estaban haciendo las mismas tareas, ej: Inversores Profesionales.

Gestora de Proyectos de Infraestructura SAS
Monto del contrato: $ 4.195.011.314
Pagos: $ 2.635.094.828
Se efectuaron pagos a este proveedor sin que se tenga evidencia de las labores realizadas por el mismo. Además llama la atención que había otros contratistas que estaban haciendo las mismas tareas, ej: Inversores Profesionales. También se encontró un pago que se produjo sin la legalización del contrato, que debía llevarse a cabo con las firmas Representante Legal y el Gerente Administrativo de la Concesionaria Ruta del Sol, así como del contratista.

Consultores Unidos SA
Monto del contrato: $ 6.658.597.999
Pagos: $ 6.602.282.720
Se efectuaron pagos a este proveedor sin que se tenga evidencia de las labores realizadas por el mismo. Se observan algunas inconsistencias entre las fechas de aceptación de las ofertas comerciales de este proveedor, con las fechas comprometidas de plazo para la enterga de trabajos (que son anteriores a las fechas de aceptación de las ofertas).

Profesionales de Bolsa
Monto del contrato: $ 2.000.000.000
Pagos: $ 7.750.813.816
No hay justificación para contratar esta firma, ya que Corficolombiana estaba brindando asesoría en estos temas.

Ingream SAS
Monto del contrato: $ 877.444.577
Pagos: $ 175.488.915
En el proceso de selecciòn de las tres propuesta, que finalizó con la adjudicación a la Empresa Ingream SAS; se identificó que una de las propuestas era falsa y la otra se presentó un mes después de recibidas las dos anteriores.


Consorcio Constructor Consol

Con corte al 7 de octubre del 2015

Total del Consorcio Constructor:
Monto del contrato: $ 35.599.324.674
Pagos: $ 34.055.401.128

Consorcio SION:
Valor del contrato: $ 10.052.997.580
Pagos: $ 7.452.480.404
Se efectuaron pagos por una construcción que no se ha ejecutado. Además, no tienen aprobación del gerente contractual.

RGQ Logistics:
Valor del contrato: $ 4.000.000.000
Pagos: $ 2.477.939.120
El contrato tiene como objeto el transporte multimodal de carga y los pagos no cuentan con la aprobación del gerente contractual.

Consorcio Torrosa:
Valor del contrato: $ 9.389.332.670
Pagos: $ 6.994.026.330
Las obras pagadas al contratista las está ejecutando Consol y no el contratista (Torrosa). Además los pagos no tienen aprobación del gerente contractual.

Asesores Presoam SAS
Valor del contrato: $ 12.156.994.424
Pagos: $ 9.752.595.539
No hay justificación para contratar a esta firma ya que la experiencia y el personal lo tiene Consol.

Consultores Unidos S.A.
Giro a Panamá: $ 7.405.359.735
Este pago correspondía a una indemnización para este proveedor, que a la fecha no ha sido justificada. Dicho pago no fue sometido a la autorización del gerente contractual.

Acerca de Revista Corrientes (2863 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas