Al instante

La sequía crea desplazamiento forzoso y hambre en Bolívar

Por Libardo Muñoz

Más de 300 familias desplazadas por la suqía en Bolívar. Foto regioncaribe.org

Grupos humanos salidos del campo bolivarense, se desplazan todos los días en busca de centros urbanos donde albergarse con niños y ancianos, huyen de la falta de agua potable y de la sequía que tiene a la Región Caribe transformada en un escenario desolado y desesperanzador.

La población campesina de la Región Caribe vive una crisis migratoria muy parecida a los dramáticos desplazamientos que vemos en Europa del este, solo que los medios, especialmente la televisión, no le están dando el trata miento de lo que es en verdad: una degradación inhumana, quizás más antigua que la de las balsas que se hunden en el mar frente a las costas de Grecia repletas de gente.

“Hay familias que no se desplazan porque no tienen a dónde ir” en el departamento de Bolívar, una variante de la situación en la que no se cae en cuenta en la actual crisis social acentuada por el fenómeno de “El Niño” pero que puede estar ocurriendo en otras zonas de la Región Caribe.

El Defensor delegado para asuntos agrarios de la Defensoría Nacional del Pueblo Andrés Felipe García dijo: “la gente está pasando hambre en Bolívar por la sequía y la pobreza”.

El caso de los niños wayuu en la Guajira es capítulo aparte en la tragedia social de la Región Caribe.

Las personas afectadas de manera directa por la sequía en la costa norte de Colombia pueden sumar unas 426 mil, de acuerdo con un informe de la Defensoría Nacional del Pueblo.

Tierra impactada, en la que es imposible cultivar en la Región Caribe por la sequía suma 171.300 hs y los animales domésticos, reses, cerdos y aves de corral perdidos pueden sumar 98.700, reporta el informe de la DNP.

Los grupos familiares desplazados por la sequía en la costa, que tienen parientes en centros urbanos cuentan con la posibilidad de lograr un alojamiento dentro de una casa, donde se acomodan en forma un poco más digna.

Pero hay otros desplazados que ocupan albergues improvisados en canchas deportivas, bodegas o aulas escolares donde se hacinan
y crean una situación antihigiénica, fácilmente contraen enfermedades bajo el peligro de olas de mosquitos transmisores del dengue, el chikunguña o el zica.

La Defensoría Nacional del Pueblo expresa en el informe que en la costa el municipio de El Carmen de Bolívar tiene el grupo más grande de desplazados por la falta de agua potable, por la sequía y la ausencia absoluta de atención de un Estado corrupto que naufraga en el mar de los escándalos, en el manejo inescrupuloso de obras como la Refinería de Cartagena, la entrega de Isagen y el paramilitarismo como instrumento de gobierno contra la protesta social.

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page