Al instante

La selección de fútbol de Colombia no es asunto de milimetría

Por Rufino Acosta (paraver.co)

José Pekerman, entrenador de Colombia. Foto futbolsapiens.com

El técnico argentino José Pekerman citó a un grupo de 18 jugadores para uno de los llamados microciclos con la antena puesta sobre los partidos de la eliminatoria ante Bolivia y Ecuador. Atlético Nacional, con ocho, y Atlético Junior, cuatro, ofrecen la cuota mayor. Algo que desde el punto de vista práctico tendría un tanto de lógica por ser los dos equipos que encabezan el primer torneo local del 2016.

No han faltado las críticas, sobre todo en las redes sociales, donde se agrupa lo bueno y lo malo de la pasión que suele despertar el fútbol.

Algunos sueltan feroz artillería y sostienen que Pekerman acaba de restablecer la llamada “rosca paisa”, que hizo carrera durante la época de Francisco Maturana y Hernán Darío Bolillo Gómez. El hecho de no haber llamado a jugadores de Santa Fe, flamante campeón de la Copa Suramericana, les sirve de fundamento a los inconformes.

Son reacciones típicas del fanático, sin mayor asidero en la realidad. Está claro, verbigracia, que prefirió dejar tranquilo a Santa Fe mientras buscaba su casilla para la fase de grupos de la Copa Libertadores, objetivo que alcanzó tras vencer por 3-0 al modesto Oriente Petrolero de Bolivia.

Pero aun en el peor de los mundos, suena descabellado pretender que el estratega gaucho aplique una especie de milimetría a la hora de las convocatorias, para que todos los rincones del país queden contentos. Tampoco debería sorprender que haya un equipo base. De ser posible, tocaría los terrenos de lo deseable, ante el poco tiempo de que se dispone para las tareas de una selección.

Habría que señalar, por último, que salvo pequeños e inevitables reparos, el plantel que se reúne desde este domingo, está formado por jugadores que lo hacen bien en la campaña oficial y algunos de los cuales ya han formado parte de los grupos habituales de la selección.

Nacional (8), Junior (4), Cali (3), Medellín (2) y Millonarios (1) integran la lista de los aportantes. Se quedan por fuera los demás, quince en total. No había cama para tanta gente.

¿Importancia de este tipo de trabajos? Varios de los denominados expertos estiman que son de escasa utilidad, porque el técnico siempre tiene la mirada puesta sobre los jugadores que actúan en el exterior. Otros dicen que simplemente se trata de llenar una formalidad. Como fuere, me parece que resultan convenientes y de algo le deben servir al entrenador.

Por lo pronto se rompe una rutina de inercia que desde hace rato solo cambiaba a la hora de los compromisos oficiales. Para la mayoría de los citados es una oportunidad de acercamiento al estilo de trabajo del cuerpo conductor y a lo que significa tener por lo menos la opción de subirse al tren de la eliminatoria.

Los hombres del microciclo son estos:

Porteros: Cristian Bonilla (Nacional) y Luis Hurtado (Cali).

Defensas: Daniel Bocanegra (Nacional), Farid Díaz (Nacional), Deiver Machado (Millonarios), Jorge Arias (Junior), Juan Sebastián Quintero (Cali) y Dávinson Sánchez (Nacional).

Mediocampistas: Sebastián Pérez (Nacional), Alexander Mejía (Nacional), Daniel Torres (Medellín), Guillermo Celis (Junior), Jarlan Barrera (Junior), Víctor Ibarbo (Nacional), Vladimir Hernández (Junior) y Johan Arango (Medellín).

Delanteros: Marlos Moreno (Nacional) y Hárold Preciado (Cali).

Si quieren y para quedar tranquilos, hagan el ejercicio de rigor sobre la lista. Es posible que al menos admitan que están casi todos los que son.

Ir a la barra de herramientas