Al instante

La próstata sale del clóset

Por Oscar Domínguez Giraldo

El presidente Santos y los médicos de la Fundación Santafé sacando la próstata del closet . Foto static.iris.net.co

Desde que el presidente Santos la sacó del anonimato, la próstata no conoce. Desplazó el tema de la paz en todas las tertulias. El expresidente y senador Álvaro Uribe, se prepara para una operación parecida.

En su momento, el país estuvo matado con la próstata de “Juan”, como le dicen sus hermanos. Uno de ellos (Luis Fernando) anda por el mundo sin ella.

Nunca hubo vacío de poder. Santos fue anestesiado del ombligo para abajo. Él piensa del ombligo para arriba. Hacia abajo, practica otra clase de malabarismos.

La prosaica presa obró un primer milagro: puso al expresidente Uribe a tuitear sin darle en la jeta a su exdelfín a quien le deseó éxito en la cirugía. Es lo más romántico que ha escrito. Ahora vendrá trinos al revés. La historia se repite porque carece de imaginación. Dicen.

En Lima, que visitó recién “desprostatizado”, sus colegas presidentes de América, convirtieron en juguete  la presidencial glándula. Examinaban a Santos con curiosidad de bacteriólogos. No lo miraban a los ojos sino al sitio donde está ubicada la presa ¿entrando a mano derecha?

Sólo faltó que “Lafar” se dejen venir con un pronto acuerdo de paz. Lo harían después, bajo la “desprostatización” de Uribe.

A partir del momento en que Santos hizo pública su avería prostática, se pusieron de moda los urólogos que viven de manipular, mimar y/o extirpar ese apéndice.

Adonde van, los desproUstatizados son ametrallados con preguntas. Con locuacidad que envidiarían Roy Barreras, José Obdulio Gaviria y Piedad Córdoba, pontifican sobre lo que suele ocurrir cuando la próstata se sale del libreto.

En las fiestas, los meseros les mantienen repleto el vaso. Los primeros pasabocas son para ellos. No tienen necesidad de abalanzarse sobre la bandeja cual lagartos de último semestre.

Las facultades de medicina tienen copados los cupos para urología. Nadie quiere estudiar derecho, ingeniería, otorrinolaringología. Ni siquiera periodismo. ¿Los aspirantes a economía, odontología, arquitectura y medicina “qué se ficieron”?

Los “proustáticos” a quienes se les extirpó la glándula, decidieron hablar en voz alta de su experiencia. Antes callaban ruidosamente.

Es más, celebran los chistes perversos que giran alrededor de la capada, perdón, de la extirpación: que si les cayó encima esa plaga de Egipto llamada disfunción eréctil, que si el gustico que sabemos se mantiene después de…

Para quedar igualados con su caudillo, los santistas purasangre decidieron hacerse operar de lo mismo. Mínimo,  pidieron  cita con el urólogo con el secreto deseo de adquirir el achaque presidencial.

El meridiano y el nocturno del sexapil masculino pasa actualmente por la próstata que se convirtió en parte del paisaje del macho alfa. Las mujeres  se interesan más por su funcionamiento. Después de Santos, no es el corazón el que regula el amor… sino  la próstata.

A los varones domados ya no se nos sube la bilirrubina, el colesterol, ni los triglicéridos: se nos trepa el antígeno. Gracias, presidente Santos, por enseñarnos a convertir la próstata en nuestra mejor amiga…

 

Acerca de Revista Corrientes (2885 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas