Al instante

La paz sin Uribe

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal, Diario ADN

En Colombia han estado ocurriendo las cosas tan precipitadamente que ni tiempo queda de poderlas comentar al mismo ritmo que ellas se producen. El sainete de los acuerdos de paz, conocidos como Mamotretos I y II, lo está demostrando plenamente.

El plebiscito del 2 de octubre para refrendar lo acordado en La Habana fue ganado por el NO, acaudillado fundamentalmente por Alvaro Uribe. La reacción del expresidente no fue la de ir a la Casa de Nariño como ganador a exigirle al derrotado presidente Santos que le nombrara en la Comisión Negociadora a Carlos Holmes, Oscar Iván e Iván Duque.No, él prefirió degradar a Santos y convertirlo en el razonero de los del NO ante las Farc.

Craso error histórico que los analistas futuros les cobrarán, tanto a Uribe, por haberse asustado con el cuero del tigre que mató, como a Santos por la falta de visión conciliadora al no producir esos nombramientos sin que se los pidieran.

El resultado lo estamos viendo. Los del combo del NO presentaron propuestas sin derecho a explicación. El Mamotreto I fue modificado en casi todo lo pedido, pero, fundamentalmente perdió en el Mamotreto II el espíritu de venganza que poseía.

Uribe y su combo no aceptaron la realidad y con pataleta y todo negaron que se hubiese modificado ,pero salieron a discutir la refrendación en el Congreso, donde son minoría.

La paz va a ser sin Uribe. Es una paz endeble, frágil, con un gobierno aporreado en su imagen y sin medios económicos y con una oposición electorera .Pero es la paz y hay que afrontarla con dignidad. No con espíritu burocrático ni mucho menos con terquedades. Toca montar un gobierno representativo de toda la nación, no de transición .Exijámoslo.
@eljodario
www.eljodario.co

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page