Al instante

LA ECONOMÍA: Petróleo, años de escasez (19)

Por William Giraldo Ceballos

Foto aporrea.org

Después de 50 años de autosuficiencia y de exportar excedentes, entre 1974 y 1984 Colombia vivió su mayor crisis para el abastecimiento de petróleo para sus refinerías.

 

Durante este período fue necesario importar 240 millones de barriles de petróleo que le costaron al país cerca de 5 mil millones de dólares.

 

La congelación interna de los precios del petróleo indujo a las compañías concesionarias a bajar la producción de los campos y a suspender sus inversiones para el mantenimiento de éstos y para la búsqueda de nuevos yacimientos.

 

En el mercado internacional, a raíz del embargo del petróleo dispuesto por los países productores reclamando una mayor participación en la explotación de esta riqueza a cargo de las compañías extranjeras en sus territorios, el precio del barril pasó de US$2,oo a US $40,oo.

 

La decisión adoptada por la Organización de Países Productores de Petróleo, OPEP, originó una corriente de antipatía generalizada contra las compañías multinacionales petroleras.

 

“El petróleo es, con el gas natural, el principal combustible de cuantos ponen en marcha el mundo contemporáneo, una materia prima de creciente importancia para la industria química y el material estratégico primordial para las actividades militares. Ningún otro imán atrae tanto como ‘el oro negro’ a los capitales extranjeros, ni existe otra fuente de tan fabulosas ganancias; el petróleo es la riqueza más monopolizada en todo el sistema capitalista…La Standard Oil y la Shell levantan y destronan reyes y presidentes, financian conspiraciones palaciegas y golpes de estado, disponen de innumerables generales, ministros y James Bond y en todas las comarcas y en todos los idiomas, deciden el curso de la guerra y de la paz…” (20)

 

Los anteriores eran por aquellos años los planteamientos socio-políticos del uruguayo Eduardo Galeano que se debatían en las aulas universitarias de América Latina en medio de la crisis petrolera que agobiaba las economías de los países de la región.

 

 

(20) Galeano Eduardo, “Las venas abiertas de América Latina”.

 

Ir a la barra de herramientas