Al instante

LA COLUMNA DE CECILIA: Lo escrito, escrito está, alcalde Petro

Por Cecilia Orozco Tascón

Gustavo Petro, alcalde de Bogotá (vanguardia.com)

Gustavo Petro y Carlos Arturo Gómez Pavajeau —abogado del oscuro magistrado Jorge Pretelt— se han referido, rabiosamente, a esta columnista, tal vez con la intención de que, intimidada, opte por la línea del silencio.

Vano esfuerzo. El segundo de los mencionados, ordinario y soez pese a ser un “maestro” universitario, no merece que me ocupe de él, salvo por la atención que continuaré poniendo a sus estrategias en los procesos que involucren a personajes públicos que lo contraten: no por ser sus clientes adquieren inmunidad frente al quehacer noticioso que le parezca adverso a sus tácticas. Ni más faltaba. Por su parte, Petro se queja de que “jamás” he “sacado un informe favorable” a su alcaldía; dice que me disgustó su denuncia contra el cartel de la contratación de Bogotá porque hago parte de un grupo político que se benefició con la corrupción de esa época y asegura que lo califiqué de “despreciable” por haber denunciado a Samuel Moreno. Como no soy relacionista ni publicista, profesiones respetables pero lejanas al oficio al que me dedico, no gastaré mi tiempo en explicarle al alcalde cómo se ejerce el periodismo independiente. Que busque un alma piadosa que lo haga.

En cuanto al apelativo de “despreciable” con que, en efecto, lo llamé en una ocasión y cuya tergiversación le interesa al mandatario capitalino no solo para ubicarme entre los corruptos que, según él, somos todos sus críticos, sino para evitar responder sobre su oportunismo político al que, en realidad, aludí entonces, remito a los lectores a un comentario que Petro publicó en El Tiempo el 18 de febrero de 2009, cuando aspiraba a ganar la consulta interna del Polo contra el pulcro Carlos Gaviria, para ser el candidato presidencial del Polo en 2010. El título de su escrito es significativo: “De Samuel pende el Polo”. Allí, Petro le coqueteaba al alcalde Moreno con el fin de que ambos se aliaran contra el sector que apoyaba a Gaviria: “Nosotros le hemos propuesto al sector del alcalde de Bogotá (Moreno), dado el rechazo público a nuestra propuesta por la izquierda tradicional, cuatro puntos de acuerdo para hacer del Polo un real movimiento de izquierda democrática” (http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-3322911). También podrán leer dos noticias, una de 2009, en El Tiempo (“Gustavo Petro e Iván Moreno en acercamientos”), y otra, de 2010, en el portal La Silla Vacía (“El abrazo entre Petro e Iván Moreno”). Anexo, además, un par de columnas mías de 2010 y 2011 publicadas en El País de Cali, (“Mala reacción” y “De Samuel no te acuerdas”). Lo escrito, escrito está, señor alcalde y no admite discusión. Dicho lo anterior, regresemos a lo que usted quiere que olvidemos: la salud —o enfermedad— financiera de la ETB. Unos cuantos datos registrados oficialmente refrescarán su memoria:

Ingresos 2011: $1,49 billones; ingresos 2014: $1,43 billones. Utilidades operacionales 2011: $266 mil millones; 2014: $104 mil millones. Según la Contraloría distrital, abonados de internet fijo 2011: 561 mil. 2014: 563 mil; abonados de fibra óptica proyectados a 153 mil: 20 mil. Las utilidades netas de 2012 fueron infladas con la deuda que Claro le pagaría y cuyos dineros aún no llegan. Doctor Petro: en la vida real cuentan los hechos y el pasado. Lo demás, es pura carreta. Como no lo entendió, por eso, a usted le fue como le fue.

Entre paréntesis.- El alcalde me contesta un derecho de petición que le hice sobre su parentela en la ETB, con un no rotundo. Nueva pregunta: ¿Sabe quién es Tania Tejada de Alcocer, cuál nexo la une a ella con la familia de su esposa, cuál preparación académica tiene y cuál cargo ocupa en la ETB?

Cecilia Orozco Tascón | Elespectador.com
i

Ir a la barra de herramientas