Al instante

LA BARCA DE CALDERÓN: Tercera parte de un apasionante debate

Por William Calderón Z.

Pedro Antonio Antonio Marín, sentado, antes de asumir el alias de Manuel Marulanda en homenaje al dirigente sindical torturado y muerto en calabozos del Servicio de Inteligencia Colombiano. Aquí con sus compañeros en el mito fundacional de Marquetalia. (diariodelorinoco)

LA VERDADERA HISTORIA DE LAS FARC

El Barquero le da cuerda al reloj de sus nostalgias estudiantiles. Fueron años marcados por nuestros pasos en los claustros de la Universidad de Caldas, cuando compartíamos pupitres con el inmolado líder de la Unión Patriotica, Bernardo Jaramillo Ossa; el malogrado Tito Arias y el psiquiatra Arcila Arango, rector de ese claustro académico, a quien sacó el entonces presidente Alfonso López Michelsen como escupitajo de sastre y por la puerta de atrás, después del desplante que le hicieron los compañeros del alma mater caldense, a quien recibieron de espaldas durante todo el recorrido por la manizaleña Avenida Santander.

AÑORANZAS UNIVERSITARIAS

Recuerdo las magistrales clases de Enrique Quintero Valencia, quien con su propio texto nos indicó cómo un joven oriundo de Villlamaría, Caldas, llamado Gilberto Vieira, ejercía como secretario general y fundador del Partido Comunista en Colombia.

Cuarenta años después, los senadores José Obdulio Gaviria y Alfredo Rangel, en la comisión primera del Senado, nos refrescaron la memoria en un debate que ha sido ignorado por el aparato estatal, pero que dada su importancia aquí rescatamos con el mayor de los gustos.

EL ORIGEN

Desde 1930 existe el partido Comunista de Colombia, fundado por unos intelectuales, obreros, artesanos muy inteligentes y juiciosos, políticamente, encabezados por Tomás Uribe Márquez.

Un libro reciente, “Liquidando el Pasado”, de Jose María Rojas y otro escritor, recopila la información desde el año 26 hasta el 32 de los documentos del partido comunista (en el 28 era partido socialista). Ahí encontramos esta constante histórica: el partido comunista predicó siempre la violencia, la fuerza, como único camino para llegar ellos al poder. Pero, además, la combinación del ejercicio de la fuerza con el ejercicio electoral como mecanismo para asentarse entre las masas, para ganarse su confianza.

COMBINACION DE TODAS

LAS FORMAS DE LUCHA

En la década del 60, en medio de la guerra fría y ante el triunfo de Fidel Castro y frente la posibilidad de extender el fenómeno en América Latina, el partido Comunista de la Unión Soviética decide lanzar la consigna de combinar las formas de lucha creando organizaciones armadas que trabajaran al unísono no organizaciones legales de los partidos comunistas. Se fundaron guerrillas comunistas en prácticamente la mitad de los países de América Latina; organizaciones guerrilleras del mismo tipo y con los mismos propósitos de las Farc. Tan evidente es que fundar guerrillas fue un hecho subjetivo y político y no el producto de condiciones económicas, sociales y políticas, que a medida la órbita socialista iba modificando su correlación de fuerzas o su ubicación, se iban creando subsidiarias de esas nuevas tendencias todas ellas provenientes de una sola organización: las Farc.

LOS ELENOS

El Eln nació como una disidencia de las ideas del partido Comunista expresadas particularmente en el llamado foquismo, expandido teóricamente por Régis Debray y acogido por el Che Guevara y la Tricontinental.

EL EPL

El Epl se fundó como una división del partido Comunista en el seno del propio Comité Central, tres miembros del Comité Central y dos miembros de las juventudes comunistas se retiran y fundan una organización llamada Ejército Popular de Liberación, disidencia armada del PC y las Fsrc.

Fernando González "Pacheco" en cautiverio junto a Jaime Bateman, máximo líder del M-19 en 1981.

Fernando González “Pacheco” en cautiverio junto a Jaime Bateman, máximo líder del M-19 en 1981.

EL M19

El M-19 es una disidencia de las Farc. Lo vine a entender en la historia del M-19 que escribió Darío Villamizar. Muestra como la persona más cercana al cofundador de las Farc, Jacobo Arenas, miembro del Comité Central del Partido Comunista y delegado con funciones de comisario político, era el joven revolucionario samario Jaime Bateman Cayón, a quien lo acompañaron los miembros de las Farc y de la Juco: Fayad, Iván Marino Ospina, Pizarro Leongómez y otros miembros del partido Comunista. Esos son los fundadores del M-19. En el mito fundacional se pone al M-19 como el resultado del fraude electoral del 19 de abril de 1970. Lo que pasa es que Bateman sabía de política y sabía, sobre todo, de publicidad. Por eso él justificó la fundación de su movimiento con un hecho histórico de masas, además, en la historia colombiana, las elecciones de abril de 1970 que siempre fueron cuestionadas como fraudulentas.

Ir a la barra de herramientas