Al instante

LA BARCA DE CALDERÓN: El derecho a disentir en la vida política

Por William Calderón

Imagen xooimage.com

 

En este ejercicio sobre el disenso o sea el derecho a disentir dan sus opiniones juristas de reconocida solvencia moral y política. Y es al propio tiempo una comedida invitación a los lectores para que saquen, si a bien tienen, sus propias conclusiones.

La Real Academia de la Lengua nos da esta definición sobre el significado del vocablo: La palabra disenso refiere el desacuerdo, la desavenencia, entre dos o más personas acerca de una cuestión en particular.

LA LIBERTAD DE EXPRESION

Disenso se denomina la circunstancia mediante la cual dos o más personas presentan posturas distintas en lo que respecta a un determinado tema. Ejemplo: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a decirlo” .

Esta sentencia –erróneamente atribuida al genio galo Voltaire– fue en realidad utilizada por primera vez por la escritora inglesa Evelyn Beatrice Hall, quien la expresa en una biografía sobre el famoso filósofo francés.

Curiosamente la frase ha pasado a la posteridad como si se tratase de una cita de Voltaire y esta tan extendida que se usa en todo el mundo cuando se quiere hacer referencia a la libertad de expresión.

EL MANUAL DEL VEEDOR

En un folleto de 39 páginas, el Veedor del Partido Liberal, don Rodrigo Llano Isaza, Miembro de Número de la Academia Colombiana de Historia y de la Academia Liberal de Historia y Miembro Correspondiente de las Academias Real de España, Guatemala, Venezuela y Brasil y el consagrado jurista, ex-magistrado de los probos que quedan y presidente del Tribunal Disciplinario del Partido Liberal Colombiano, arriesgando que les digan de todo, y sin pedirle permiso a nadie, como suelen hacerlo los hombres de carácter, ya tan escasos, de su bolsillo escribieron:

LA LECCION DEL CIUDADANO

Recogiendo las palabras “Dejad Hacer”, de don Manuel Murillo Toro a Miguel Samper, publicadas en El Neogranadino, año VI, N° 246, 15 de abril de 1853, paginas 126-128. Pasando por Alfredo Kellers, quien afirmaba enGuatemala, en mayo de 2004: “Disiente quien opone razones a la ideología o a la praxis política dominante….” Cuando en Colombia sobre el disenso o el derecho a disentir, nos hemos acostumbrado a dirimir nuestras diferencias a la brava.

EL ESTADO TOTALITARIO

“Es aquel que se niega a reconocer limites intrínsecos de su autoridad e invade los terrenos del individuo”. (Owen M Fiss)

En el transcurso de la historia universal nada ha sido más peligroso que disentir, porque se pierde la vida. El sátrapa ruso Josep Stalin mató a 30 millones de sus compatriotas y el chino Mao a otros 20 millones. Los revolucionarios franceses,

con el incorruptible Robespierre a la cabeza, pusieron de moda la guillotina. Por no saber disentir se matan Sunitas y Chiitas–Turcos y Kurdos y, ahora los desalmados asesinos del Estado Islámico.

EL DISENSO EN COLOMBIA

Victimas del disenso en Colombia han sido muchos: Don Fidel Cano Gutiérrez, su nieto Guillermo Cano Isaza Alvaro Gomez Hurtado: Raúl Echavarría Barrientos y Gerardo Bedoya Borrero, en Cali; en Medellin, el popular comunicador radial Diego Vargas Escobar, en Manizales, Eudoro Galarza Ossa, director del diario La Voz de Caldas. En la misma ciudad de las ferias, los colegas Orlando Sierra Hernandez, subdirector del diario La Patria, y el comentarista taurino Pepe Valencia; en Armenia, Ernesto Acero Cadena y Rommel Hurtado y como

ejemplo más reciente el criminal atentado, a plena luz del dia, contra e director del radio-noticiero La Hora de La Verdad, Fernando Londoño Hoyos, cruento episodio en el fueron asesinados sus escoltas Rosemberg y Ricardo.

AL OIDO DEL DOCTOR RODRIGO LARA RESTREPO

Al hijo homónimo del inmolado líder y también sacrificado en el altar de la democracia, Rodrigo Lara Bonilla, va nuestra voz de solidaridad y de aliento por su vertical carta sobre las irregularidades en el departamento de la Guajira; su conducta es solo parecida a la que asumió su valiente padre; por eso los caldenses le sugerimos que interpretando el mandato del Consejo de Estado se dirija con su valiente actitud y le sugiera lo mismo al contumaz gobernador de Caldas, Guido Echeverry Piedrahita. para que dé un paso al costado, como lo denuncia el escritor Gardeazabal en su columna “Jodario”.

A propósito de este tema: ¿Qué opinión tiene el presidente del Tribunal Disciplinario del Partido Liberal de Colombia, magistrado José Ferney Paz Quintero?

DOCTORES LARA RESTREPO, LLANO ISAZA y PAZ QUINTERO: ¡SALVEN USTEDES A CALDAS!

© 2016 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

Ir a la barra de herramientas