Al instante

LA BARCA DE CALDERÓN: El cuento chino de Yepes

Por William Calderón

Representante a la Cámara Arturo Yepes y "la rebajona" en la "dieta" de los congresistas. Foto fronterainformativa.co

 

— LE METIO UNA “REBAJONA” MILLONARIA A LAS NUEVAS DIETAS PARLAMENTARIAS QUE HAN INDIGNADO AL PAIS.

O el representante conservador Arturo Yepes Alzate—el hermano menor de Omar— cree que Colombia es un país de tarados mentales o nos quiere demostrar que sabe más un gato de telegrafía que él de ciencias matemáticas.

Según esta versión cuyabra de Pitágoras, el nuevo sueldo de los congresistas colombianos es, (léase bien), de seis millones y medio de pesos y no de 27 millones 929 mil pesos. A otro perro con ese hueso, don Floro Arturo. Mejor, ¡MAMOLA!, así, en mayúsculas.

A este prospecto de jefe político no se le puede creer ni lo contrario de lo que dice. Eso de que el “chequecito” para los padres de la patria ahora les llegará por modestos seis millones y medio de devaluados pesos es puro cuento chino y nada más. Pobrecillos: nos va a tocar convocar una “Teletón” para ayudarles a pagarles sus tributos a la DIAN. De la colecta también se beneficiarán los magistrados de las altas cortes que reciben salarios cuantiosísimos por trabajar lo mismo o menos que sus vecinos del Capitolio.

LAS MENTIRAS DE YEPES

El exótico Floro Arturo viene hablando a diestra y siniestra por todos los medios que suelen aguantárselo de lo que él llama, sin sonrojarse,

“la verdad del miserable salario que reciben los congresistas colombianos”. En su irritante defensa habló de los (óigase bien) “intereses” de los abnegados congresistas que por su arduo trabajo de sol a sol, de martes a jueves reciben como salario 6 millones y medio de pesos”. ¡Qué descaro!

No hay derecho a que mientras millones de trabajadores rasos devengan salarios de hambre, los presuntos legisladores reciban unas dietas que bordean los 29 millones de pesos mensuales que el benjamín del yepismo hace objeto de una cuantiosa rebajona de 23 y dio millones de pesos. ¡Cínico!

¿CUANTO GANA REALMENTE UN CONGRESISTA?

La Barca de Calderón puede certificar que lo dicho por el señor Yepes carece de seriedad, pues un parlamentario colombiano cobra por ventanilla por los siguientes conceptos :

1). En gastos de representación, 11 millones de pesos

2). Recibe adicionalmente una prima de servicios de 8 millones de pesos.

3). En la pagaduría el salario básico de cada congresista aparece recibiendo seis 6 millones quinientos mil pesos, pequeña cifra de la que se vale Yepes para hablar de “lo mal remunerados que estamos los padres de la patria”.

LAS ÑAPAS MILLONARIAS

¿Y qué decir de todas las gabelas que reciben por igual senadores y representantes: 1) Carros blindados. 2) Escoltas fuertemente armados. 3) Sostenimiento de la llamada Unidad Legislativa, cuyo costo, per cápita, es de 50 salarios mínimos mensuales. 4) Oficinas a todo dar al frente del Capitolio. Y muchos etcéteras más.

Y EL SALARIO MINIMO, ¿QUE?

Mientras tanto, el salario mínimo esá en $ 689.500 pesitos, a los desvergonzados “padres de la patria” les triplican en tres míseros salarios su congrua mesada a 27. 929.064

Y DE LOS MAGISTRADOS, ¿QUE

Otros privilegiados con estos aumentos son los Magistrados de las Altas Cortes, quienes reciben el mismo tratamiento que se les otorga a los Congresistas. ¿Será que ante la Dirección de impuestos nacionales tanto los congresistas como los togados declaran por los privilegios que reciben del dadivoso Gobierno Bolivariano de Colombia?

Averíguelo, Vargas!

LO QUE DIJO EL SOFISTA YEPES

Frente al aumento en el salario de los congresistas que quedó en 27 millones 929 mil pesos, el representante a la Cámara por Caldas, Arturo Yepes, respondió que en realidad un congresista gana 6 millones 500 mil pesos, pues el resto de los dineros se invierten en otras labores.

Explicó que son nueve millones para el pago de créditos adquiridos durante las campañas y para el pago de las sedes que se tengan en el departamento con su respectivo personal. Once millones para el desarrollo de las actividades de líderes comunitarios, alojamiento y alimentación cuando hay eventos sociales en los departamentos. Aclaró que de esos recursos el congresista no debe apropiarse.

Según el representante, los congresistas deben aclarar en qué invierten estos salarios para evitar especulaciones de los medios de comunicación que aseguran que se recibe la totalidad de los recursos.

LA INDIGNACIÓN DE LOS SINDICALISTAS

Desde cuando se conoció el escandaloso aumento de los ingresos mensuales para los miembros del poder legislativo, arreciaron las críticas entre los colombianos de a pie.

Si el Congreso de la República ha sido, por años, una de las instituciones más desprestigiadas de Colombia, con este abusivo aumento de sus privilegiados ingresos crecerá como la espuma la pésima imagen de las dos cámaras.

Frente a este abusivo aumento, los sindicalistas plantean que esto aumenta la desigualdad en el país y también afecta la paz. Según Víctor Bustacara, los congresistas se deben negar a recibir el aumento y el gobierno debe revisar cuanto antes el escuálido salario mínimo.

© 2016 Microsoft Términos Privacidad y cookies Desarrolladores Español

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page