Al instante

LA BARCA DE CALDERÓN: Capitulando ante los fuertes y poderosos

Por William Calderón Z.

Foto las2orillas.co

 

La precipitada renuncia del ministro de Minas y Energía, Tomás González, nos trae a la memoria un interesante documento elaborado juiciosamente el 5 de mayo de 1992 por el corajudo dirigente antioqueño Fabio Echeverri Correa cuando por esas calendas decía sin pelos en la lengua lo que hoy se revive en el Gobierno del camarada bolivariano Juampa

LO PRIMERO ES LO PRIMERO

Primero: con un “espirante” presidencial (el funesto Mindragacol Cárdenas) y el Tocarruncho contratista de su hermano, porque familia que contrata y devenga unida, permanece unida.

A propósito: ¿cuándo renunciará el kilométrico ministro de Hacienda? ¿Por qué Juampa no le pide la renuncia? ¿Será que le da pena?

Recuerdo cuando mi paisano y amigo Jesús Jiménez Gómez. de quien fui su suplente, en memorable debate el 16 de noviembre de 1976, sacó el gabinete lopista como escupitajo de sastre al entonces ministro de Justicia, Victor Renán Barco Lopez.

LO QUE DIJO DON FABIO ECHEVERRI

“Una de las primeras reglas que aprendimos los mayores desde la escuela, fue el principio o axioma que reza así: no hay efecto sin causa, máxima que va de gancho o está cuñada con otra que dice: a toda acción sigue una reacción . En la administración, en la gerencia, en la política y en la vida real del mundo entero desde siempre, como en la vida colombiana, también desde siempre las cosas han sucedido así. Sin embargo, parece ser que la regla que continúa vigente en el mundo ha cambiado o ha sido sometida a un fuerte revolcón en nuestro país. Veamos qué sucede y por qué al finalizar el Siglo XX. Doy unos ejemplos históricos.

CUANDO LOS MINISTROS RENUNCIAN

1o. Corría el año de 1941. Era senador colombiano y jefe conservador el doctor Laureano Gómez, quien en memorable debate parlamentario del día 30 de octubre, contra el Gobierno, señaló al señor ministro de Obras Públicas de la época, llamándolo ministro contratista . Terminado el debate, esa misma noche, (causa) el señor ministro renunció a su cargo (efecto). Lo hizo tal vez por dignidad, por respeto a la comunidad o por amor propio y para dar facilidades a las autoridades de investigarlo estando fuera del cargo.

LA SABIDURIA ORIENTAL

Los orientales llaman esto, traduciéndolo al inglés to loose face (o sea perder cara). En nuestro país los efectos (renuncia) tenían causas o eran fruto de errores, debates, desconfianza y viceversa. Había respeto por la ley, por el país y sus gentes y las acciones creaban reacciones. Obviamente, existían responsables.

EN OTRO SIGLO

Al finalizar el Siglo XX parece ser que los efectos no tienen causa ni a las acciones siguen reacciones que le convengan a la mayoría de la población. Solo se respeta a los más fuertes y a aquellos que meten miedo, causan terror y usan la fuerza. La nueva forma o estilo de gobierno solo atiende, dialoga, concierta y arregla con los delincuentes y los violentos, contrabandistas, evasores. Con todos los violadores de las leyes que le hacen daño a la sociedad. Los buenos sufren racionamientos, pagan más tarifas, deben respetar la ley. Con los buenos no dialoga nadie. Los buenos, según la nueva política, tienen que sufrir y aguantar resignadamente. Deben agacharse.

OTROS PUNTOS EVOCADORES

2o. En abril 26 de 1986 se presenta un masivo escape de material atómico en Chernobyl, Kiev, República de Ucrania, en la Unión Soviética. Hay muchos muertos, heridos y una gran nube radioactiva sobre Europa, (causa). Inmediatamente destituyen al gerente y a un gran número de técnicos y personalidades, (efecto).

3o. En enero 28 de 1986 el transbordador Challenger explota 76 segundos después del lanzamiento; mueren siete tripulantes y la educadora Christia Meaulff, (causa). En esa misma semana renuncian el presidente de la NASA y un buen número de técnicos y directivos. (Efecto).

4o. El día 12 de agosto de 1985 explota en vuelo un avión de Japan Airlines. (Causa). Al día siguiente se produce la renuncia del presidente de la compañía y encuentran el cadáver del jefe mundial de mantenimiento que se hizo el hara-kiri. (Efecto).

5o. A finales de diciembre de 1988, la temperatura en el Estado de la Florida, USA, llega a registros inferiores a cero grados centígrados. La población conecta los aparatos disponibles para generar calor. La inesperada demanda produce graves daños en los equipos de transformación y distribución de energía eléctrica de la Florida Power and Light. Miami y otras ciudades sufren apagón por muchas horas. (Causa) Esa semana renuncia el presidente de la Florida Power and Light y el Parlamento del Estado se ocupa de analizar el problema de esa empresa privada y de imponer sanciones. (Efecto).

6o. En junio 19 de 1982 salen a la luz pública graves problemas del Banco Ambrosiano. Abusos, errores y malos manejos. (Causa) En abril de 1992 renuncia el presidente mundial de Olivetti debido a su vinculación con lo anterior y es puesto en la cárcel. (Efecto).

7. En mayo 29 de 1987, el joven Mathias Rust, ciudadano alemán nacido en Hamburgo, despega de Finlandia volando una pequeña avioneta Cessna 172 y aterriza en la Plaza Roja de Moscú, capital rusa y de la Unión Soviética. (Causa) Al día siguiente renuncian el ministro de la Defensa y varios funcionarios de la seguridad soviética. (Efecto).

8o. Año de 1992 – Guadalajara, México. Se produce una grave explosión y se registra gran número de muertos y heridos. (Causa). El presidente Salinas de Gortari visita la ciudad, exige una investigación y un reporte en 78 horas, al cabo de las cuales se informa que queda fuera de su cargo y en la cárcel el alcalde; al tiempo que otros funcionarios y ejecutivos de Petróleos Mexicanos son destituidos e investigados. (Efecto) Como se ve hasta aquí, siempre que hay causas, éstas generan efectos.

EL PRIMER APAGON

Veamos qué ocurre al tiempo en Colombia por las mismas fechas de 1992: Todo parece indicar que un buzo, con grandes poderes de brujería y el don de la ubicuidad se sumergió el mismo día y a la misma hora del mes de febrero en el fondo de todas las represas que forman parte del sistema hidroeléctrico del país y parece ser que en todas encontró un gran tapón y las destapó. (Causa). Amaneció el país a partir de marzo 2 con el más fuerte y cruel de los racionamientos de energía de que se tenga noticia. (Efecto).

No hay luz eléctrica, ni semáforos, ni ascensores, ni teléfonos, ni computadores. No pueden trabajar peluqueras, carpinteros, cerrajeros, soldadores, torneros, modistas, carniceros, sastres. No operan los pequeños talleres, heladerías y otros establecimientos de comercio, pequeña industria, servicios y confección. Si las cosas continúan así tendremos otros muchos efectos que posiblemente se traduzcan en quiebras de miles de colombianos trabajadores y honestos que laboran con tesón en mini-empresas, fami-empresas, micro-empresas, empresas medias y otras, que no pueden comprar ninguna de las miles de plantas eléctricas que con exención de impuestos entraron para los ricos.

LA HISTORIA VUELVE A REPETIRSE

Algunos medios de comunicación y varios exfuncionarios del sector de energía eléctrica descubrieron esa misma semana de febrero, que otro brujo raro, más poderoso que el brujo que destapó las represas, había dañado el mismo día casi todas las plantas de generación térmica en el país. Todo sucedió la noche anterior a la iniciación del racionamiento y obraron, según cuentan, de común acuerdo, el brujo que destapó las represas y soltó el agua y el brujo que dañó las térmicas. (Causa) Debido a lo anterior, un alto porcentaje de la energía térmica tampoco puede producirse. (Efecto).

Y desde esa fecha en adelante, marzo 2 de 1992, solo vemos aumentar los problemas de la gente más pobre y necesitada. (Gran efecto) GRANDES QUIEBRAS.

También dijeron que el responsable era El Niño y últimamente los del sector eléctrico quieren responsabilizar a un señor que nadie conoce y que los técnicos llaman con el sobrenombre de “El modelo”.

LO MISMO QUE ANTES.

El país soporta grandes causas que no crean efectos. Hay acciones que no producen reacciones. Racionamiento eléctrico, ausencia de servicio telefónico, violencia y guerrilla inseguridad, serrucho, coimas, secuestro son causas por las cuales parece que nadie está en la obligación de responder, y a nadie le piden cuentas como si ninguno tuviera la obligación de evitarlas, corregirlas y responder por lo que suceda mal. Indigna aprender la forma alegre como el Gobierno capitula con los fuertes y poderosos.

 

Ir a la barra de herramientas