Al instante

La Barca de Calderón

Por William Calderón Z.

energiaysalud.org

TEMPORADA DE CRESPONES NEGROS

Comencemos por Santander. Según lo relata el diario Vanguardia Liberal, de Bucaramanga, en la cumbre de su edad dorada falleció doña Mery Maldonado de Ordóñez, tronco de una tradicional familia en la que confluyen muchas de las mejores características del talante santandereano.

La distinguida matrona era la señora madre del Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez Maldonado.

ASISTENTES AL DUELO

La Barca estableció que a la ceremonia exequial no asistió el señor Presidente de la Republica, Juan Manuel Santos, y que en su representación concurrieron los ministros Néstor Humberto Martinez y Luis Felipe Henao, así como la señora Luz Maria Zapata, esposa del Vice presidente German Vargas Lleras. Por las altas cortes asistieron Gabriel Mendoza , Maria Claudia Rojas, Margarita Cabello y Leonidas Bustos.

El acto del sepelio se efectuó en el Jardín Cementerio Altos de La Colina.

En días pasados, también el Departamento de Santander despidió a doña Bertha Gutiérrez de Ortiz, la señora madre del ex magistrado Julio César Ortiz.

OTROS QUE PARTIERON

Esta Barca de los crespones negros registra, asimismo, otras tristes partidas hacia el más allá: el distinguido médico manizaleño Enrique Vélez Hoyos, esposo de la admirada ex Miss Universo Luz Marina Zuluaga. El odontólogo Fabio Echeverri Mejia, hermano del ex gobernador Emilio Echeverri. También presentamos nuestras condolencias a la señora Olga Rivas de Echeverri por la repentina muerte de su esposo Hernando Echeverri. El Quindío lamenta, además, la muerte en días pasados del ex director del diario La Crónica y exgobernador Rodrigo Gomez Jaramillo, el querido “Cabecillas”, lo mismo que del ex alcalde de Armenia Elio Martínez Márquez. Igualmente, recordamos desde esta columna al magistrado Filemón Jiménez, predecesor y espejo moral del consejero Alberto Yepes y del presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruiz para cuyos dolientes va nuestra sentida voz de condolencia y el abrazo solidario.

OTRO CRESPON NEGRO

En la ingeniería colombiana se registra el deceso del notable constructor Ezequiel Pinsky Saragovia, quien le entregó su enorme capacidad profesional y lo mejor de su talento a las megaobras de Colombia. Con su triste se nos fue el pionero de las grandes transformaciones urbanas de las decadas del – 80 y 90. A él lo añoraremos por siempre muchos compatriotas.

Que haya paz en las tumbas de estos colombianos ejemplares.

EL REGITRO DEL DIARIO EL PAIS

Con mucho pesar, el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero Velasco, se refirió al fallecimiento del ingeniero Ezequiel Pinsky Saragovia, ocurrido recientemente en La Sultana del Valle.

El mandatario de los caleños expresó sus condolencias por el deceso de quien forjara parte del desarrollo de la capital vallecaucana, así como constructor de grandes obras en la comarca, el país y fuera de sus fronteras, posicionando la primera firma de esta clase a nivel nacional.

Enfatizó que era quizás uno de los pocos que ponían vallas para decirle a la comunidad, cuántos días faltaban para culminar los trabajos que emprendía, lo que generaba una alta credibilidad de su empresa, la que se proyectó como de extraordinaria organización en el desarrollo de sus obras, que constribuyeron en gran medida a la proyección y progreso de la Cali moderna, lo que todavía beneficia a la ciudad.

Por su parte, la secretaria general de la Alcadía, Ximena Hoyos Lago, señaló que las obras realizadas por Ezequiel Pinsky son un referente de la historia urbana de Cali, “lo que debe verse reflejado en una deuda de gratitud con él como hijo adoptivo, pero que contribuyó al progreso de esta capital”.

Ir a la barra de herramientas