Al instante

Juez ordenó enviar a la Modelo a Rafael Uribe Noguera

Redacción Justicia, Diario El Tiempo, Bogotá

Rafael Uribe Noguera, en el banquillo. Foto El Tiempo

Aseguró el ente acusador que su conducta es la de un hombre peligroso que podría atacar a menores.

Según la fiscal del caso existen los suficientes elementos que llevan a inferir que Uribe Noguera fue la persona que abusó y posteriormente le quitó la vida a la menor.

Foto El Tiempo

Foto El Tiempo

Según la fiscal del caso existen los suficientes elementos que llevan a inferir que Uribe Noguera fue la persona que abusó y posteriormente le quitó la vida a la menor.

Para la Fiscalía, Rafael Uribe Noguera representa un peligro para la sociedad, para los niños y los familiares de Yuliana Andrea Samboní Muñoz, su víctima, por tanto era necesario su permanencia en un lugar de reclusión.

Uribe Noguera, el hombre señalado por las autoridades de haber sido el autor material del asesinato de una niña de siete años fue enviado a la cárcel Modelo de Bogotá.

 

 

Según la fiscal del caso existen los suficientes elementos que llevan a inferir que Uribe Noguera fue la persona que abusó y posteriormente le quitó la vida a la menor.

Durante la audiencia, que se llevó a cabo en el Complejo Judicial de Paloquemao, el ente acusador reveló nuevos detalles como el informe de Medicina Legal en el que se precisa que la niña presentaba múltiples traumas en su cuerpo “los que fueron producidos antes de su muerte”, y con lo que se concluye que la pequeña fue sometida a varias horas de tortura.

Además, que el detenido se encontraba consciente cuando llegó a la clínica Navarra, de acuerdo con el informe que suministró a las autoridades un funcionario del centro asistencial. Cuando llega a la clínica, relató la fiscal, les dijo a los médicos que había consumido alcohol y aguardiente y que tres horas antes había consumido cocaína (Lea también: ‘Así fueron las 11 horas de búsqueda sin tregua de la pequeña Yuliana’.

Aseguró que la ingesta de alcohol la tuvo unas siete horas antes, es decir –según la fiscal– siete horas después se habían eliminado todos los efectos de la bebida embriagante. Lo que parece indicar que Uribe fue consecuente con sus actos.

“Tuvo todo el día para hacer lo que hizo y además dormir”, indicó que Uribe Noguera estuvo encerrado en el apartamento desde las 9:30 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde”, cuando llamó a uno de sus familiares.

“Llama la atención –agregó la fiscal– que el médico dice que ingresa a la clínica sin ninguna actividad alucinatoria, con pensamientos lógicos, y sin ninguna idea de suicidio”.

Para el ente acusador, se debe analizar la modalidad de la conducta “porque se trata del crimen a una niña de tan solo siete años, una niña que apenas empezaba a vivir. Que fue raptada y después sometida a todo tipo de vejámenes”.

De acuerdo con la investigación Uribe Noguera intentó desaparecer todo aquello que lo comprometiera con el crimen.

“Qué hace después de cometer su delito, intenta ocultar su cadáver en un sitio en donde no pudiese ser hallado. Que por presión mediática es que le cuenta a su hermano que se había tratado de un accidente. Su hermano Francisco es quien al final le cuenta a un agente del Gaula el sitio en donde al final es hallado el cadáver”.

Ir a la barra de herramientas