Al instante

Gregorio Barrios, “para complacer a un amigo”

Gregorio Barrios Imagen ebaying.com

Gregorio Barrios Villabriga nació en Bilbao (España) el 31 de enero 1911. En su juventud su mayor ambición fue realizarse en el canto y realmente lo consiguió. Se consagró como cantante melódico en el Pasapoga de Madrid y en el Casino Estoril de Lisboa con temas románticos como “Dos cruces” (Carmelo Larrea) y “Abril en Portugal”. También se presentó en varias capitales europeas.

Por razones de tipo político su familia viajó a Argentina en 1931,  y se empleó en una empresa que construía carreteras.  Cómo le gustara el canto tomó clases en el Conservatorio para educar la voz haciendo su primera presentación en 1938 en la Radio Callao de Buenos Aires. Presentaba un programa radial Hoy canto para ti que tuvo mucha sintonía.

Con ese mismo título participó en su primera película y luego actuó en ¡Qué hermanita! Inicialmente se dedicó a cantar tangos y grabó varios: “Yo no sé qué me han hecho tus ojos”, “Adiós pampa mía”, “Cafetín de Buenos Aires”, “Caminito”, “El día que me quieras”, “La cumparsita”, “Nostalgias”, y otros más, pero  en 1940 se dio cuenta que el estilo de la canción romántica, que imponían en Buenos Aires, el Dr. Alfonso Ortiz Tirado y Juan Arvizu tenía muy buena acogida y decidió dejar el tango para cantar boleros, cuando Leo Marini, Eduardo Farrel, Hugo Romani y Fernando Torres comenzaban también su carrera como boleristas.

Américo Belloto lo vinculó al sello Odeón en la grabación de boleros que tuvieron mucho éxito en su voz, entre ellos “Somos ”, “Diez minutos más”, “Soñar”, “Corazón a corazón”, “Una mujer”, (tuvo mucho éxito en su voz) “Volvamos a empezar”, “Inolvidable”, “Palabras de mujer”, “Dos almas”, “Frío en el alma”, “Noche de mar”, “Bésame mucho”, “Espérame en el cielo”, “Tres palabras”, “Sé muy bien que vendrás”,  “Abrázame así” temas que grabó entre 1945 a 1948 y que lo dieron a conocer ampliamente en el ambiente romántico latinoamericano. Hay algo en su estilo que lo hace diferente a los boleristas mencionados anteriormente. Viajó al Brasil en varias ocasiones,  y estuvo también en La Habana, México, Venezuela, Colombia (1954), logrando en su gira enorme acogida.

En 1962 se estableció definitivamente en Sao Paulo, contrajo matrimonio con una brasilera en 1966, organizó una orquesta y siguió deleitando con su voz el ambiente romántico brasilero hasta que la muerte lo sorprendió accidentalmente el 17 de diciembre de 1978. Tenía 67 años.

Fotografía y datos biográficos de la obra Cien años de Boleros de Jaime Rico Salazar

 

Ir a la barra de herramientas