Al instante

Falencias del sistema judicial colombiano ¿O de los jueces?

Por Antonio Guihur Porto, Barranquilla

Imagen Foros Semana
No soy abogado pero no trago entero y  me pregunto.  Las leyes y códigos judiciales de Colombia determinan expresamente que la calumnia, la injuria, la mentira, la falsedad,  el dolo,  la mala fe, etc., en un acto ante las autoridades en general, constituyen un delito que debe ser sancionado civil y penalmente.
Cuando un ciudadano, cualquiera que fuere, se presenta a una notaría a hacer una declaración jurada, el notario le toma la declaración bajo la gravedad del juramento que lo obliga a decir la verdad, toda la verdad y solamente la verdad so pena de incurrir en los delitos citados.
Más delicado y sensible debe ser cuando cualquier ciudadano actuando como testigo ante un juez de la república o ante algún o algunos magistrados de las varias cortes existentes en el país, declara mentiras o inexactitudes de mala fe de hechos que no le constan, y peor y más grave aún, si ese ciudadano tiene algún tipo de investidura de autoridad política.
Ahora bien, cuando un testigo bajo la gravedad del juramente declara falsedades o hechos que no le constan, al retractarse posteriormente de sus declaraciones iniciales por cualquier motivo o razones, de hecho,  ipsofacto, él mismo ha demostrado que cometió un delito al faltar a la verdad en su primera declaración y por la tanto, no se requeriría de ninguna prueba adicional para que el juez o magistrado lo juzgue y lo condene. En un estricto sistema judicial ceñido totalmente a una justicia imparcial, no debe tener cabida el perdón porque el declarante o denunciante se retracte o “pida disculpas” al afectado.  Eso es laxitud legal.
La pregunta es: ¿por qué en Colombia hay muchos casos de falsos testigos y calumniadores que están en libertad y no han sido juzgados y condenados por faltar a la gravedad del juramento? Si un testigo condenado por otro delito cualquiera que esté detenido pagando cárcel incurre en nuevo delito de faltar a la verdad bajo la gravedad del juramento, se le debería aumentar la pena que está purgando.
El delito de faltar a la verdad se tipifica cuando bajo la gravedad del juramento se ha jurado decir la verdad, toda la verdad y nada más  que la verdad; luego entonces, si un testigo no ha sido sometido a ese juramento legal, no puede ser juzgado, de lo contrario se estaría faltando a una verdadera justicia imparcial.
Acerca de Revista Corrientes (2916 artículos)
Revista Corrientes es un propósito periodístico respetando los puntos de vista y la libertad de opinión de quienes aporten sus colaboraciones, análisis,artículos y columnas para su publicación. También se publican todos los comentarios respetuosos por desacuerdos con los contenidos de las colaboraciones publicadas.
Contacto: Sitio web
Ir a la barra de herramientas