Al instante

“Estoy de acuerdo con el senador Robledo”: Uribe

Por Octavio Quintero, Director Grupo Editorial El Satélite

Jorge Robledo del Polo Democratico y Alvaro Uribe, el líder del Centro Democratico. Foto blogspot.com
El senador Robledo, indiscutiblemente el más consistente y popular que tiene el parlamento colombiano en los últimos años, estaba en la noche del miércoles haciendo una de tantas críticas al gobierno del presidente Santos cuando, imprevistamente, el expresidente Uribe, al tomar la palabra, empezó diciendo que estaba de acuerdo…
A algunos medios de TV, entre ellos la sección, ‘Código Caracol’, les pareció esto sorprendente, tanto, como si de repente se hubieran unido en un fuerte abrazo indisoluble el agua y el aceite.
Los medios de comunicación adictos al gobierno de turno, en este caso a Santos (mañana al que le suceda), pretenden demostrar en esta coincidencia entre Robledo y Uribe, cierta inescrupulosa unión política temporal entre estos dos extremos ideológicos.
Afortunadamente en los últimos años la gente no le está comiendo cuento a estos medios, ellos sí, inescrupulosos, que intentan torcer en provecho del presidente Santos un hecho tan evidente como es su mal gobierno; tan evidente que hasta dos extremos como Robledo y Uribe, están de acuerdo en ello.
Eso sí es sorprendente; eso sí es noticia para cualquier medio veraz e imparcial, que el gobierno haya caído en la circunstancia extrema de ser rechazado en todos los sectores del espectro político: derecha, izquierda y centro, porque hasta ayer, sus mejores amigos, como el propio expresidente Gaviria, le están dando palo o permitiendo que le den sin decir ni pio como el precandidato liberal Humberto de la Calle, su brazo derecho en la negociación con las Farc-Ep, porque intuyen que, políticamente hablando, Santos es un leproso al que hay que sacarle el cuerpo de cara a las próximas elecciones del año entrante.
Por Dios, que en tantos años que llevo de periodismo y activismo social, no había visto una circunstancia parecida, ni de lejos. Hasta Uribe en el 2010, próximo a concluir su gobierno, varios candidatos se disputaban su ‘guiño’ presidencial, como se dice en el argot político. Hoy, lo mejor que puede hacer Santos, si es que tiene su ‘gallo tapao’, es ni mirarle, y hasta repudiarlo, mejor…
Por eso me parece extraña la frase que Santos espetó por ahí en algún acto público cuando dijo que no conocía a Vargas Lleras. Eso encaja en lo políticamente correcto: que Santos se aleje lo más posible de Vargas Lleras, y el expresidente Uribe se le acerque lo más posible, es el clic que necesita el exvicepresidente para recaudar ese montón de votos que detestan al primero y siguen apoyando al segundo. Por algo será que en materia de imagen pública son también cabeza y cola, como Robledo y Uribe, pero en materia ideológica.
La forzada interpretación de ‘unión política temporal’ que el ‘Código Caracol’ quiso darle a una simple coincidencia política entre Robledo y Uribe quedó en la pantalla como esa nota que aparece cuando uno mete mal el dedo: “¡Error!: el código no coincide”.
Fin de folio.- Si la evasión de impuestos es un delito, los delincuentes no debieran gozar de reserva tributaria cuando son procesados por la Dian. Y ni siquiera cuando son requeridos…

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page