Al instante

Estados Unidos le cortó el vuelo a Ecuador

Por Rufino Acosta (paraver.co)

Imagen rtve.es

“Los muertos que vos matáis gozan de cabal salud”. La frase cervantina se les podría aplicar a los críticos que, tras la derrota de Estados Unidos ante Colombia, se anticiparon a darlo por liquidado en la Copa América del Centenario.
Con goles del interminable Cllnt Dempsey y Gyazi Zardes, el equipo que dirige el alemán Jurgen Klinsmann salió airoso 2-1 sobre Ecuador para convertirse en el primer semifinalista del torneo. El descuento fue obra de Michael Arroyo.
Estados Unidos se puso en ventaja a los 21 minutos del encuentro que se llevó a cabo en Seattle, cuando Jermaine Jones, quien más tarde sería expulsado, le envió centro a Dempsey para un poderoso cabezazo que dejó sin opción al portero Domínguez.
Sorprendido por el empuje gringo, Ecuador no pudo reaccionar y de esa manera se fueron al descanso. La ventaja mínima parecía justificarse por el control que ejercía Estados Unidos con un dinámico ritmo de juego.
Un hecho que afectó la estructura de ambos equipos se produjo a los 52 minutos por las expulsiones del ecuatoriano Antonio Valencia, por doble amarilla, y Jermaine Jones, roja directa, tras incidente con Bedoya y Arroyo. El colombiano Wilmar Roldán, árbitro del partido, no vaciló para tomar la decisión.
Estados Unidos dio el golpe de gracia a los 64 por intermedio de Gyazi Zardes, quien apenas tuvo que tocar el balón que había impulsado Dempsey desde la izquierda. Ya Ecuador daba señales de querer enderezar las cargas, pero esa anotación sería determinante para el desenlace del partido.
Pero Ecuador no quería darse por vencido y aceleró su trajinar sobre la zona chica rival. Así llegó el gol de Michael Arroyo después de un centro de Walter Ayoví desde la derecha.
Estados Unidos se vio obligado a retrasar sus líneas y los ecuatorianos arreciaron en busca del empate. Enner Valencia tuvo varias jugadas de gol, pero nunca pudo atinar con los remates de cabeza.
Montero hizo diabluras por su sector y el balón circuló peligrosamente por los predios del portero Guzan, en medio del desespero ecuatoriano y los apuros de la defensa estadounidense.
Al final, triunfo dramático de los dueños de casa que ahora esperan al ganador entre Argentina y Venezuela por las semifinales.
Ecuador había llegado a los cuartos de final después de 19 años de frustraciones y figuraba como favorito entre los críticos. Estados Unidos viene en alza y con su estilo ordenado y punzante ya parece haber superado todas sus expectativas.

Ir a la barra de herramientas