Al instante

Es urgente un tercer, un cuarto y quinto canal ¡pero ya!

Por Giovanni Agudelo Mancera, (La Sal en la Herida

Imagen listas.20minutos.es

Ya no más el abuso del duopolio, monopolizando la televisión abierta, usufructuando el espectro electromagnético, que es de todos nosotros, queriendo cobrar por ´su señal´ HD a los cable operadores y por las retransmisiones que hagan los establecimientos comerciales de ´sus frecuencias´. (Escribimos entre paréntesis y en negrilla ´su señal´ y ´sus frecuencias´ porque obviamente no son de ellos, son de todos los colombianos).

Ya no más cable operadores, queriendo cobrar a sus suscriptores, por señales HD que no pagan al duopolio, (ni unos ni los otros la deben cobrar), empaquetando la televisión abierta análoga, sin separarla de su oferta, la cual debe ser transmitida gratis, aún en caso que el suscriptor esté en mora.

Ya no más una ineficiente e inepta Autoridad Nacional de Televisión, que lo que menos tiene es eso, ´Autoridad´, que no vigila ni sanciona, que le tiene miedo al duopolio y también a los cable operadores, que no defiende los derechos de los colombianos por una televisión abierta gratuita y de calidad.

Ya no más una Súper Intendencia de Industria y Comercio, que se entromete en todo, en este caso, en el litigio del duopolio con los cable operadores, viendo todo como un negocio, (como en el caso de las basuras favoreciendo a los monopolios), ignorando que esas frecuencias no son de nadie, que son de todos los colombianos.

Es urgente un tercer, cuarto y quinto canal ¡pero ya!, y que no sean de los grupos económicos, que sus administradores sean las Universidades Públicas, la Academia, la Empresa Pública, y que sean financiados por el Estado. Que se cree un Ministerio de la Televisión, donde no haya monopolios, donde no se mire la televisión como un negocio, y donde el televidente no sea tratado como un consumidor, sino como un colombiano con derecho a la libre información, a la cultura, al entretenimiento sano, a la inclusión social y a la participación, en otros derechos.

Que cuando se acabe esas concesión, o arriendo, o como lo quieran llamar, con el duopolio, no se le prorrogue más, y que las frecuencias y el espectro electromagnético vuelva a manos del Estado.

Que quienes quieran hacer televisión privada, y no quieran vigilancia, ni supeditarse a las normas, entonces hagan alianza con cable operadores y monten los canales que les venga en gana, utilizando fibra óptica y pagando por ella. Si quieren satélite, pues que también lo paguen, pero que no usen las frecuencias, propiedad de todos los colombianos, para enriquecerse y monopolizar el mercado.

Es urgente un tercer, cuarto y quinto canal ¡pero ya!, que el Neoliberalismo deje el cuentico de las ´Bancas de Inversión´ para dilatar la adjudicación de nuevos canales, para no crearle así competencia al duopolio, que de seguro les hizo donaciones para sus campañas.

La televisión abierta es eso, abierta, y gratis, nadie debe pagar por ella, ni siquiera si tiene suscripción con algún cable operador, y la HD también, no necesariamente el televidente debe verla por el sistema de ´Televisión Digital Terrestre´, también por suscripción, y no debe incurrir en gastos para su recepción, si no tiene televisores con la opción TDT, entonces el gobierno, junto con el duopolio, y los cable operadores, deben suministrar los decodificadores y las antenas sin costo.

Tiene que acabar esa política Neoliberal que todo lo quiere volver negocio y rentable. Ese duopolio tiene muchas empresas con las que gana mucho dinero, entonces que no quiera multiplicar sus ingresos a costa de los televidentes. Ahora bien, si no quiere, (nos referimos al duopolio), que sus contenidos sean vigilados, si todo tiene que ser amarillismo, ´ narcomorbonovelas´, realitys y noticieros sensacionalistas, llamados ´carroña´ por los expertos, entonces que se queden solo en el cable, que inviertan para expandir su señal, pagando su transporte y permitiendo que la gente voluntariamente los vea o no, y no metiéndose en los hogares a la brava, por las frecuencias del estado, sin que las familias tengan otra opción.

Es urgente un tercer, cuarto y quinto canal ¡pero ya!, donde trabajen personas idóneas, que quieran la televisión pública, que realicen contenidos para educar y entretener sanamente, que no tengan influencia de grupos económicos, donde la pauta no ponga las condiciones y que la participación de los televidentes sea verdadera, no manipulada y condicionada. Donde haya convenios con los canales públicos, regionales, locales y comunitarios, para fortalecer la televisión pública y sacar de una vez por todas al duopolio de lo que él ve como ´negocio´.

La licitación para operar un tercer, cuarto y quinto canal, debe abrirse ya, y solo pueden participar Universidades Públicas, Empresas Productoras y Realizadoras de Televisión con experiencia en contenidos culturales, deportivos y de entretenimiento sano, Académicos, Productores Independientes con ideas innovadoras, etc.: y dicha adjudicación entregaría los espacios para hacer una buena televisión, pero sin ceder ni arrendar frecuencias a nadie, el espectro sigue siendo del estado, algo así como cuando existía esa figura mixta, antes del duopolio, donde había casi 50 programadoras y productoras, generando trabajo y buenos contenidos, eso sí, que no se entreguen dichos espacios por politiquería, porque caeríamos en lo mismo.

Ya no más duopolio, queremos televisión abierta gratis, de calidad y de inmediato. Ya no más cable operadores queriendo monopolizar también la televisión. Aunque ese es un tema para otro artículo, en Colombia se debe implementar una verdadera ley antimonopolio, no más Slim ni grupos económicos extranjeros, que son igual de nocivos a los de acá, monopolizadores y manipuladores, y que acaban con la libre competencia.

Juan Manuel Santos, que todo lo incumple, también nos falló con el tercer canal que tanto prometió

Es urgente un tercer, cuarto y quinto canal ¡pero ya!

P.D. Este artículo lo escribimos el 6 de junio de 2014 y hoy cobra más vigencia, por eso lo republicamos.

giovanniagudelomancera
periodista

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page