Al instante

El sistema tributario de Colombia es inconstitucional: ¿Y qué?

Por Octavio Quintero, El Satélite

Imagen isafyi.com
El presidente del Banco de Colombia, Juan Carlos Mora, le revela a la revista Dinero.com (05/23/17), que el menor pago de impuesto a la renta le dejó a Bancolombia 53% más de utilidades en el primer trimestre de ese año…
 
Se presume que igual comportamiento debieron tener los demás bancos y entidades financieras.
 
Antes, el día 04/10/17, la DIAN había revelado al mismo medio, especializado en asuntos económicos, que el recaudo tributario alcanzó en el primer trimestre los 32,4 billones de pesos, con un crecimiento del 7,4%, jalonado por el incremento del IVA del 16 al 19 por ciento para todos los productos gravados con la tarifa general.
 
La conclusión no puede ser más dramática ni perogrullesca: la última reforma tributaria determinó a la baja los impuestos a la renta para favorecer a los capitalistas, mientras más grandes, mejor la tajada; y se hizo compensar con un alza del IVA que castiga a todos los consumidores, mientras más pobres, peor.
 
Cómo será de fuerte el impacto socioeconómico, que tiene postrado el crecimiento económico (PIB). Y cómo será el castigo que se les impuso a los consumidores, que da para compensar el menor recaudo por concepto de renta, y todavía empujar un mayor recaudo tributario en el trimestre, en términos generales, que pasó de 30,2 a 32,4 billones (+ $2,2 billones).
 
Fue el magistrado Jaime Araujo quien recordó recientemente, en un artículo acogido por varios medios digitales, entre ellos, El Satélite, que el sistema tributario de Colombia es inconstitucional, a la luz del artículo 363 que dispone: “El sistema tributario se funda en los principios de equidad, eficiencia y progresividad” (resalto nuestro).
 
A través de ejemplos al canto, como este de Bancolombia, vemos que la progresividad de que habla el artículo mencionado, no se cumple, ya que al comparar los ingresos tributarios entre directos (progresivos) e indirectos (regresivos), resultan superiores los indirectos, lo que hace que el sistema tributario en general sea regresivo y no progresivo; tampoco se practica la  equidad cuando se hace recaer sobre todos los consumidores la compensación de la baja decretada al impuesto de renta; y no es eficiente porque el apretón fiscal a los consumidores lo que ha redundado es en una caída general de la economía por el estrangulamiento a la demanda interna: así de sencillo.
 
Cuando se expidió la reforma tributaria del 2016, se iniciaron las demandas ante la Corte contra esa disposición, acusándola de regresiva, en los términos advertidos por el exmagistrado Araujo.
 
Actualmente se hallan a consideración de la alta corporación, nueve demandas, algunas ya admitidas, como la del abogado paisa, Felipe Andrés Moreno Henao, que incluye el artículo 184 (incremento del IVA) porque, en su concepto, viola el derecho a una vida digna: “la persona que tiene bajos recursos no puede suplir las necesidades básicas”, señala el jurista.
 
Quién sabe cuándo dispondrá de tiempo la Corte para fallar a fondo al menos una de estas demandas, considerando su importancia basada en la justicia social, eje central del mismo proceso de paz, al que tanta atención le estamos dispensando en lo político.
 
Fin de folio.- Pedimos a gritos un cambio de régimen político que nos gobierna, cuando tenemos a la mano la forma de hacerlo.
 

 

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPrint this page