Al instante

El Ruiz

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal, Diario ADN

Cuando en 1985 el nevado del Ruiz estalló, no existían sismógrafos en sus laderas y los manizalitas se vanagloriaban de tener una perra pastor alemán en el Refugio del Ruiz, al pie de la nieve, que cuando el volcán trepidaba ella se ponía nerviosa y así anunciaba el peligro. Se trató torpemente, y a como diera lugar, de disminuir el temor sobre el peligro que se venía encima y con laxitud irresponsable esperaron caer la avalancha y el estallido de muerte nos cogió con los calzones abajo.

El volcán-nevado del Ruiz, hace dos días. Foto cronicadelquindio.com

El volcán-nevado del Ruiz, hace dos días.
Foto cronicadelquindio.com

Ahora el Ruiz, como los otros volcanes de Colombia, tienen un seguimiento minuto a minuto con sismógrafos ,medidores de gases, inclinómetros y, en especial, cámaras vigilantes, que permiten estar atentos a su evolución y si bien todavía los científicos no han podido predecir con exactitud, ya pueden advertir sobre cuando ellos se están poniendo nerviosos.

El Servicio Geológico Colombiano no tiene todavía ni las páginas webs ni el personal para explicarle a los habitantes los fenómenos telúricos y volcánicos, como si los tiene el Ecuador . Los comunicados y boletines que expiden entonces son siempre escuetos, burocráticos y despreciativos del temor que sienten los colombianos por las manifestaciones de los volcanes o por los sustos de los terremotos.

Por estos días, cuando el volcán del Ruiz ha estado de nuevo con su penacho al aire y es visible desde muchas partes del centro del país, las noticias oficiales sobre el fenómeno no cambian de modelo.Y preocupa, además, que la doctora Calvache sale a minimizar cuando la entrevistan, hablando en un tonito tan ridiculizador que parece olvidar los miedos de un país que no quiere volver a vivir lo de 1985.
@eljodario.co
www.eljodario.co

Ir a la barra de herramientas