Al instante

EL PANAL DE MIELES: No más limosnas para los consejos de planeación en Sucre

Por Alejandro Mieles Trespalacios

Foto corozal-sucre.gov.co

 

 

 A la Asamblea de Sucre fue presentado un proyecto de ordenanza que abre las puertas a nuevos entes para integrar el Consejo Territorial de Planeación (Ley 152).Las juntas comunales, por ejemplo, serán incluidas en las directivas de éstos. En el Concejo de Sincelejo cursa otro proyecto en el mismo sentido.

 

Con base en la Ley 152 existe un Consejo Nacional de Planeación, el Consejo Territorial y los Consejos municipales, los cuales son los encargados de aprobar, primero que la asamblea departamental, el Plan de Desarrollo y hacer un seguimiento del mismo. En el caso de los departamentos y municipios, sus integrantes son nombrados por el gobernador y el alcalde respectivo por ternas de la Sociedad Civil.

 

Los Consejos de Planeación ejercen un papel sobresaliente en la elaboración del Plan de Desarrollo Departamental y en los municipales, por su participación en las audiencias comunitarias para escuchar a las gentes sobre sus proyectos prioritarios.

 

La gran falla—que viene desde que nació esa figura—es que tales entidades son apéndices de los gobiernos, y éstos se sostienen con los recursos de las gobernaciones y de las alacaldias,y en la mayoría de los casos, como ha pasado en sucre, sus directivas se convierten en limosneros de los gobernantes, es decir, no le incluyen partidas económicas en los presupuestos para hacer un trabajo eficiente.

 

En un Congreso de Planeación en Bogotá 15 años atrás, se propuso que éstos fuesen elegidos popularmente con presupuesto propio. Los gobernantes ven a los Consejeros de Planeación como “plato de segunda mesa”

 

Ojalá, pienso yo, que el gobernador, Edgar Martínez Romero, dé un tratamiento decente a estas entidades que son la representación de la Sociedad Civil en esa tarea. No más limosnas para los Consejos de Planeación.

 

Sería conveniente que los diputados estudiarán a fondo lo que pasa en los Consejos de Planeación. Y que los mismos fueran entidades con facultades administrativos. Que los diputados y concejales no busquen dividendos

Ir a la barra de herramientas