Al instante

EL PANAL DE MIELES: Francisco Caraballo, un ex guerrillero sin protagonismo político

Por Alejandro Mieles Trespalacios

Francisco Caraballo Foto lapluma.net

 

El único jefe guerrillero que se ha abstenido de hacer protagonismo en la presente coyuntura de diálogos es Francisco Caraballo Rodríguez, columna vertebral del ELP, Ejército de Liberación Popular, prefiriendo seguir en la Casa de Paz de Medellín.

 

 

 

Pacho—como lo llamaban sus colegas de generación—se distinguió por ser un hombre inteligente, pausado e introvertido, de poco hablar, sencillo en todo el sentido de la palabra, sobresaliente estudiante de bachillerato y luego curso tercer año de derecho en la universidad de Cartagena.

 

Reincorporado a la vida civil, Francisco Caraballo, el ex comandante del EPL que firmo con el gobierno un acuerdo de paz. Foto

Reincorporado a la vida civil, Francisco Caraballo, el ex comandante del EPL que firmo con el gobierno un acuerdo de paz.
Foto elpaís.com.co

 

 

 

 

Durante su época de estudiante, de primaria y secundaria, en su natal Mompox,se caracterizó como un constante activista, organizaba manifestaciones públicas para cuestionar los gobiernos comenzado por el Frente Nacional, perteneció al Movimiento Revolucionario Liberal,MRL, línea dura con tendencia comunista.

 

 

 

 

Sus estudios de derecho los hizo en la Heroica y los combinaba como profesor de Idiomas del colegio Es Colombia, de la misma ciudad, establecimiento educativo entonces orientado por el doctor Luis Manuel Ricarte; allí compartía opiniones con Edgar Perea, quien a la sazón se desempeña como profesor de inglés; Perea con el decurso de los años se convirtió en una de las mejores voces de la radio colombiana.

 

 

Años después Francisco Caraballo Rodríguez desapareció del panorama, abandonó sus estudios universitarios y su ejercicio político, en la plaza pública se destacó por la coherencia de sus ideas de izquierda, simpatizante del comunismo desde los tiempos de estudiante.

 

 

 

 

 

Pacho Caraballo, para una mejor referencia, se metió en la guerrilla sin que sus amigos y familiares lo supieran y después fue reconocido como un duro jefe del EPL con incidencias en la Costa, en la región del Sinú, años después cayó en manos de la justicia pagó su condena, salió en libertad y prefirió no hacer protagonismo político como otros exguerrilleros.

Según nuestras investigaciones sus amigos, especialmente, no han vuelto a saber de su vida, sus colegas lo recuerdan como un hombre inteligente y de una recia personalidad, lamentándose que una persona así se haya quedado marginada de los grandes temas nacionales.

 

 

 

De familia humilde y nacido en un hogar honesto y rico en virtudes, Pacho Caraballo pensó que él podría ser un factor importantes para defender a los pobres de la injusticia social; Ese fue el Pacho que yo conocí;

 

 

Ir a la barra de herramientas