Al instante

EL PANAL DE MIELES: 36 años de la caída de las corralejas de Sincelejo

Por Alejandro Mieles Trespalacios

La tragedia del 20 de enero de 1980 en Sincelejo. Foto archivo El Heraldo

 

36 años, 500 muertos, muchas viudas, nostalgia, debates por las corralejas, festejos que añoran   ganaderos y habitantes del común, porque éstas están metidas en la mitad del corazón de los sucreños, temas recordados por nativos y visitantes para este 20 de enero.

 

El alcalde saliente, Jairo Fernández Quessep, primo del entrante, Jacobo Quessep Espinosa, durante tres años de gobierno reemplazó las corralejas por espectáculos culturales distintos al Toro Bravo, no sabemos, pues si el nuevo alcalde en el 2017 permitirá dichos espectáculos taurinos, sostiene que hará una encuesta para que el pueblo diga la última palabra.

 

Las personas que vivieron la caída de los palcos, testigos de la tragedia del 20 de enero de 1980, estiman que aquello fue trágico ver morir tanta gente, familiares, amigos, banderilleros, manteros y garrocheros.Fue el especculo de la muerte.

 

Varios sincelejanos, entre ellos, periodistas taurinos aseguran que Sincelejo se conoce en el mundo por las corralejas, otros, contradictores de éstas, creen lo contrario   porque la corraleja es sinónimo de barbarie, sobre todo por el maltrato animal y la muerte de decenas de caballos. En el 2016 no habrá corralejas, aunque el 20 de enero sin corralejas es frio, es apagado. Habrá que esperar 365 días para saber si estas fiestan regresan. Finalmente, las corralejas se convirtieron en un negocio de unos pocos en perjuicio del pueblo. Así piensa muchos.

 

Por otra parte, en la mayoría de los pueblos de Sucre y Córdoba se realizan corralejas y los primeros que adquieren boletas para los palcos son los sincelejanos, eso sucede en Sampueés, San Pedro, Sahgun , Betulia y demás poblaciones

amantes del Toro Bravo.

 

 

 

 

 

 

Ir a la barra de herramientas