Al instante

El letargo de Todelar

Por Edgar Hozzman, Londonderry New Hampshire

(Logo RBG.blogspot.com)

 

La que fue la gran cadena radial de mediados de los sesenta, setenta y parte de los ochenta, que marcó un record insuperable de sintonía en El Campín y que en los estudios de sintonía lograba las tres primeras posiciones con Radio Tequendama, Radio Continental y La Voz de Bogotá. En esos años, Todelar hacía gala de su famoso eslogan ” Nos oyen y nos creen”. El Circuito del pueblo, en recordados Juegos Panamericanos de Cali en 1971 fue una manta de audiencia. Este momento estelar de Todelar se logró gracias al concurso de un equipo humano de excelentes, profesionales y la gestión empresarial de los Tobón Martínez: Germán y Bernardo.

Bernardo Tobón Martínez. Bernardo Tobón de la Roche y Germán Tobón Martínez (cepriky.blogspot.com)

Bernardo Tobón Martínez. Bernardo Tobón de la Roche y Germán Tobón Martínez
(cepriky.blogspot.com)

 

Mucho se habla de Bernardo Tobón de la Roche, quien fue el fundador del Circuito con sus hermanos, Jaime y Jairo y el aporte económico de Doña Isabel Martínez, que fue definitivo para que esta empresa saliera adelante.

Bernardo fue el gran beneficiado. Su macro fortuna la hizo sin invertir el porcentaje que esta empresa requería, capitalizó el talento de sus hermanos. Jairo era un mago en lo que ha técnica se refiere y originó el mejor sonido de la radio colombiana. Jaime transpiraba radio por cada poro, vivía como pocos la radio.

Cuando tuvo la oportunidad de proyectar a Todelar en Televisión Bernardo Tobón de la Roche no lo hizo, por su soberbia y falta de visión hacia el futuro. Renunció a los espacios que le habían adjudicado. !!!! Porque según él, su negocio era la radio.

No creyó en la banda FM. Cuando sus hijos Bernardo y German le hicieron ver que el futuro radial estaba allí, ya Caracol, RCN y Olímpica le habían tomado ventaja.

Bernardo Tobón de la Roche, en sus últimos años acrecentó su misantropía, la que lo condujo a desconocer a su primera familia, la que lo apoyó y proyectó.

Hoy Todelar están en un triste letargo. Es una caricatura de su exitoso e inolvidable ayer. Ya no es El Circuito Todelar, el que se escuchaba en todas partes, al que se le creía.

Lo queda claro es que los Tobón Kaim, Carlos Arturo, Olga Lucía y María Clara, no les gusta, ni entienden de radio, ellos crecieron con las comodidades que les dio la macro fortuna de Bernardo Tobón de la Roche a diferencia de sus medio hermanos German, Bernardo y Mercedes quienes nacieron y crecieron entre micrófonos y consolas haciendo radio y proyectándola. Para alegría de quienes vivimos el momento estelar del Circuito Todelar, aún hay una luz de esperanza para salvar lo que queda de esta cadena radial, Bernardo Tobón Martínez y su sobrino German Tobón Camelo, un profesional serio y estructurado quien silenciosamente ha sacado adelante sus emisoras de TOCA.

VICENTE MOROS

Se especula con la salida de Radio Caracol de Moros hombre de radio que ha sido el comodín para salvar algunas frecuencias musicales relegadas en los estudios de sintonía, no importando su género musical. Aclaro que la especialidad de Vicente es el sonido antillano.

Ya es hora que los directivos de Prisa le den la importancia que se merece este profesional de la radio.

CONTRATO DE HERNÁN PELÁEZ

En diciembre se vence el contrato del Ingeniero Peláez con Prisa, el interrogante que ronda el ambiente radial, ¿negociaran los españoles con Peláez, o lo dejaran ir?

(Foto  eluniversal.com)

(Foto eluniversal.com)

Sería una pérdida grande para la audiencia la ausencia en la programación de Radio Caracol, “Del Pulso del Fútbol”, espacio que sin Peláez debe cerrar su ciclo, al igual que “Café Caracol”.

De buena fuente Pantalla & Dial ha sabido que hay ofertas tentadoras, tanto de Radio como de Televisión para Hernán Peláez. En radio seguramente la única oferta que Peláez tendría en cuenta sería la de La W. El Ingeniero ha sido claro: “mi marca radial ha sido Caracol”. Si existiera Todelar, seguramente hubiera tenido en cuenta su oferta ya que Hernán, fue parte del elenco grande del Circuito Todelar, cuando de oía y le creían.

TRANSMILENIO Y SU EMISORA

El sistema de transporte de Bogotá lanzará en próximos días su emisora virtual para que los usuarios puedan escuchar las últimas noticias, música moderna y algo de lo que sucede en el día a día.

Ciertos portales tendrán también el sonido de lo que está pasando.

Uno de los invitados para organizar el sistema radial es Guillermo Díaz Salamanca y la parte periodística estará a cargo de José Luis Ramírez.

De pronto, Todelar les podría prestar una de esas hondas que están desactivadas y sin sintonía.

UNA ACLARACIÓN: YO NO HAGO LAS ENCUESTAS

Ante los comentarios sobre los bajones de sintonía de algunas emisoras y programas de la radio colombiana, que hemos comentado en anteriores columnas, nos llegan miles de razones sobre supuestos malos entendidos. Los resultados están allí, las preguntas a los oyentes las hizo la ECAR. Por lo tanto, no es mi responsabilidad que se pierdan seguidores.

Solo informamos.

HÉCTOR ELÍAS TROYANO GUZMÁN

Se inició en el periodismo como corresponsal de El Espectador en Neiva, su tierra natal. Los inolvidables años sesenta fueron un lapso en el que el Circuito Todelar comenzaba a proyectarse, gracias a la mística de profesionales de la talla de Alberto Díaz Mateus, Javier Giraldo Neira, Joaquín Marino López, Gonzalo Amor, Miguel Granados Arjona, Eduardo Aponte Rodríguez, Armando Moncada Campuzano, entre otros grandes comunicadores que fueron la guía y norte para quienes comenzaban en la radio. Héctor hizo sus pinitos como narrador deportivo en La Voz del Tolima Todelar, tratando de emular a Carlos Arturo Rueda. Eran años en los que los hermanos Tobón Martínez les daban la oportunidad a las nuevas generaciones de locutores, creando así una escuela.

Héctor Elías gracias a esta escuela tuvo la oportunidad de ser narrador de La Voz del Río Grande de Medellín.

El novel locutor regresó a las salas de redacción en 1968, para reforzar el equipo deportivo de El Siglo, de donde fue llamado para que se pusiera al frente de la Agencia EFE y más tarde dirigiera la sección de deportes del Noticiero 24 horas.

Después de haber trabajado con el Ministerio de Educación colaborándoles a los ministros Luis Carlos Galán y Arizmendi Posada, decidió vincularse con Villa de Leyva donde fundo el Periódico El Correo de Ricaurte, medio que promueve la cultura y el encanto de este bello rincón boyacense.

LA CENTRALIZACION DE LA RADIO

Esta política y el monopolio le han hecho mucho daño a la radio, restándole el dinamismo que tuvo en la segunda mitad del siglo XX.

Tiempo en el que se hizo una radio excelente, gracias a la producción, originalidad e ideas de quienes estaban al frente de Caracol, Sutatenza , RCN , Todelar, Super, Coral, cadenas que competían por la excelencia de su programación. En cada sede de estas cadenas la programación estaba enfocada a las necesidades e idiosincrasia de la región, con elencos de locutores, periodistas, animadores y productores que hicieron época. Fueron años en los que la noticia estaba descentralizada al igual que el esparcimiento, lo que hizo de la radio colombiana la mejor de Iberoamérica.

Hoy, la centralización y el monopolio de la radio la hecho, repetitiva, monótona y mediocre, salvo algunas excepciones.
ehozzman@gmail.com

Ir a la barra de herramientas