Al instante

El jarillón

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal, Diario ADN

Desde hace mas de 30 años,cuando los alcaldes de Cali fueron dejando que los sin techo construyeran sus cambuches encima del dique artificial que protege a la capital del Valle de las inundaciones del rio Cauca, se habla del bendito jarillón y de las soluciones que deben tomarse.

Durante el fin de semana pasado , dos afluentes del rio Cauca, los ríos Palo y Desbaratado, hicieron aumentar con sus crecientes el caudal del rio que, como el Magdalena, ha recorrido de sur a norte al país. Y fue Troya. Las calles y casas de Juanchito y los corregimientos construídos entre el jarillón y el rio se anegaron y todos volvieron a pensar en la tragedia que puede ocurrir si ese jarillón, en vez de ser restaurado y desocupado de sus invasores,lo dejan así como está.

Si esa barrera protectora de Cali se rompe, todo el llamado Distrito de Aguablanca,la ciudad dentro de la ciudad donde vive el mayor número de afrodescendientes, más de un millón, y otra buena parte, desde El Templete hasta Salomia, se inundaría como lo hizo en 1950.En aquellos años,los pensantes líderes de Cali se apresuraron a copiar del Missisipi lo del jarillón y lo construyeron.

Ahora ni siquiera pensando en que un millón de damnificados defendiendo sus muebles, trepados en los techos y pidiendo servicios sanitarios ahogarían cualquier respuesta gubernamental ,los dizque líderes de Cali no se deciden.

Si en vez de disputar quien contrata su desalojo y reparación y quien cobra la tarifa, si la CVC o Minambiente o la gobernación, no se ponen manos a la obra, la capital del Valle no deja de correr el inminente riesgo. Pero si la ambición y la garosidad los seduce ,se los lleva el que los trajo.
@eljodario
eljodario@gmail.com
Si quiere oir el audio de esta columna en la voz de su autor vaya a: https://www.spreaker.com/user/eljodario/el-jarillon-gardis-adn-enero-25

Ir a la barra de herramientas