Al instante

El Idioma: Quisquillas de alguna importancia

Por Efraim Osorio (La Patria) y Abel Méndez (Diario del Otún)

Es un vicio de los españoles. Quiero decir, el uso del antepresente (pretérito perfecto de indicativo) por el pretérito simple, por ejemplo, “Esta mañana (…) se me ha presentado un hombre (…), quien me ha manifestado…” (Giovanni Papini, Gog, La “Fom”, traducción del español Mario Verdaguer), en lugar de “se me presentó” y “me manifestó”. De este vicio se contagió el presbítero Rubén Darío García; prueba de ello, esta muestra: “El libro de Job ha sido escrito hacia el siglo V a.C., cuando el pueblo de Israel fue desterrado de Babilonia” (LA PATRIA, 8/2/2015). Con el antepresente expresamos una acción durable en el pasado, verbigracia, “ese paisano se ha casado ya cuatro veces”, lo que quiere decir que se podría casar una quinta. Una vez muerto, castizamente habría que decir: “Ese paisano se casó cuatro veces”, porque se trata de un hecho cumplido. En el ejemplo del columnista, así: “El libro de Job fue escrito en el siglo V…”. Sin duda.

‘Colaless’. ¿Sabe usted qué diablos significa este terminacho? ¿No? Yo tampoco lo sabía, hasta que un día, hojeando el nuevo y costoso diccionario de la Academia de la Lengua (vigésima tercera edición, 2014), lo vi, y quedé suspenso, atónito y sin palabras. Está, para más señas, entre ‘colaire’ y ‘colambre’, con la siguiente definición: “Colaless. De ‘cola’, trasero, nalgas y el inglés ‘less’, ‘sin’, formado a imitación de ‘topless’). m. Arg., Chile, Par. Y Ur. tanga”. Ésta, con la segunda acepción que el mismo diccionario le da: “(Voz tupí). m. o f. Prenda de vestir que por delante cubre la zona genital y por detrás deja las nalgas al aire”. Definición muy poética, por cierto. Agrega que en España se usa más como masculino y en América como femenino. ¿Lo cree usted? Eso es como decir ‘madreless’ (‘huérfano’), evidentemente un término mal construido, puesto que sus dos elementos son de idiomas diferentes. Correctamente, habría que hacerlo con las palabras inglesas ‘rear’ (uno de cuyos significados es ‘trasero’) y, ¡claro!, ‘less’: ‘rearless’; o, en castellano, ‘sincola’. Pero aquélla no es castellano, como tampoco lo es ‘colaless’. ¿Que la usan en esos países de Suramérica? ¡Que lo hagan! Nosotros también empleamos muchísimos vocablos disparatados, lo que no los hace castizos. Y, ya ve, en esa misma edición no aparece nuestra hermosa y expresiva palabra ‘afugias’ (‘afanes, apuros’), que Malaret -Augusto, lingüista y abogado puertorriqueño, nacido a finales del siglo XIX- escribía con jota, ‘afujias’. Nota: En inglés, el término ‘topless’ sí está bien estructurado, pues su significado, ‘con el busto desnudo’, se debe a la falta de la parte superior del vestido (‘top’). ‘Cola’, en cambio, además de sus múltiples acepciones, tiene la regional de ‘trasero’, ‘nalgas’, ‘tafanario’, pero no la de la tela que los cubre. Deduzca usted la conclusión.

Y siguen las sorpresas. En mayo del 2005 y en agosto del 2011 me referí extensamente a la palabreja ‘precuela’, empleada por la gente del cine, productores, actores y comentaristas, como Carolina Venegas en la presentación que hace de una nueva serie de televisión: “Todo lo que debes saber sobre ‘Better Call Saul’, precuela de la mítica ‘Breaking Bad’ y llamada a ser la serie del momento” (El Tiempo, Había vida antes de Breaking Bad, 15/2/2015). Pero no es ésta la sorpresa. La sorpresa, y mayúscula, fue encontrarla en el nuevo diccionario de la Academia de la Lengua, y de esta manera: “Precuela. (Del inglés ‘prequel’, y este formado sobre ‘sequel’ -secuela-, con sustitución de la primera sílaba por ‘pre-’ ‘pre-’). f. Obra literaria o cinematográfica que cuenta hechos que preceden a lo de otra obra ya existente”. Etimología traída de los cabellos, porque su palabra de origen, del verbo latino ‘sequor’ (‘seguir, ir detrás’) a través del sustantivo ‘sequela’ (‘consecuencia’), es indivisible. ‘Comienzo, origen, preludio’; este último, por ejemplo, significa “algo que precede inmediatamente a una cosa, la anuncia o es el principio de ella” (M. Moliner). ¿Para qué más? Y de ‘comienzo’ y ‘origen’ no es necesario dar explicaciones. ¿Para qué, entonces, el término espurio ‘precuela’?

Taller del idioma, ex

Abel Méndez, diario del Otún de Pereira

EX. «Con el expresidente César Gaviria ocurrió esta vez lo que casi siempre sucedía cuando hacía algún comentario el expresidente Alfonso López: que habló y puso a pensar al país». El Espectador.
El prefijo «ex», se usa para indicar que alguien que ejerció un cargo o un oficio ya no lo ejerce. No se usa, en el caso de cargos importantes, como el de los jefes de Estado o de Gobierno, cuando la persona ha muerto. Como se dice el presidente Laureano Gómez, el presidente Carlos lleras. Es esa la razón por la que nunca se oye hablar del exrrey o del expapa, pues por lo general, ellos mueren mientras están en el cargo. Cuando el expapa Benedicto XVI dejó su cargo voluntariamente, los encargados del protocolo vaticano se equivocaron al adjudicarle la denominación de «papa emérito» asimilándolo a «obispo emérito». En ese caso, a Joseph Ratzinger le corresponde el título de «obispo emérito de Roma» porque no se deja de ser obispo, pero sí se deje de ser papa.
COMAS DEL VOCATIVO. «Gracias, periodistas, por contribuir al desarrollo cultural de Pereira». Instituto Municipal de Cultura y Fomento al Turismo.
Qué bueno que el Instituto de Cultura se preocupa por la coma del vocativo, elemento de puntuación tan necesario como olvidado y más ahora que el idioma lo están rigiendo las redes sociales y las comas del vocativo son más escasas que un marrano verde.
COMILLAS. «“La decisión fundamental que debemos tomar los colombianos”, dice Gaviria, “es si le vamos a poner o no fin al conflicto armado”. Y agrega: “Si le vamos a poner punto final a la guerra mediante la negociación de la paz…”». El Espectador.
La cita contiene un entrecomillado que es interrumpido dos veces por el redactor para intercalar palabras propias. Las dos intercalaciones son diferentes. La primera identifica al personaje cuyas son las palabras textuales, la segunda da a entender que el personaje dijo algo más que la frase principal. En el primer caso no es necesario, como muchos creen, cerrar las comillas y volver a abrirlas; basta usar rayas: “La decisión fundamental que debemos tomar los colombianos —dice Gaviria— es si le vamos…”. No van comas porque el original, de seguro, no puede llevar coma después de «Gaviria», en caso de que hubiera se pondría una sola después de la segunda raya. En la segunda interrupción es innecesaria, pero puede ser de dos clases: Si lo agregado es inmediatamente después del primer enunciado: “… fin al conflicto armado. Si le vamos a poner punto final…”. Si lo agregado no es inmediato se usan los puntos suspensivos entre corchetes: “… fin al conflicto armado […] Si le vamos a poner punto final…”.
CONCORDANCIA. «Cristian, es uno de los que al día se fuma 25 baretos aproximadamente…» El Diario del Otún.
Otro inacabable. Muchos fuman 25 baretos, Cristian es uno de ellos; Cristian es uno de los que fuman 25 baretos.
taller95@yaho.es
…Ejemplos de:

Años de edad. Una de las acepciones de año es ‘edad’, es decir, ‘tiempo vivido’.
Persona humana. Una persona es un ‘individuo de la especie humana’.
Prever con antelación. Prever es ‘ver con anticipación’.
Mendrugo de pan. Un mendrugo es un ‘pedazo de pan duro o desechado’.
Volver a insistir. Insistir significa ‘repetir o hacer hincapié en algo’.
Losa de piedra. Una losa es una ‘piedra llana’.
Añadir/agregar después. No se puede añadir/agregar antes.
Progresar positivamente. Progresar implica positividad; significa ‘avanzar, mejorar, hacer adelantos en determinada materia’.
Pequeña casita. El sufijo “ita” tiene valor diminutivo.
Nexo de unión. Nexo equivale a ‘unión, lazo, nudo’.
Accidente fortuito. Un accidente es fortuito o no es accidente.
Avanzar hacia delante. No es idiomático; ¿acaso se puede avanzar hacia atrás?
Hecho real. Si no es real, no es un hecho.
Obsequio gratuito. Si no es gratuito, no es obsequio.
Pensar para sí. No se puede pensar para otro.
Polos opuestos. Los polos son opuestos por definición.
Regalo gratis o gratuito. Si es regalo, es gratuito.
Supuesto hipotético. Todo supuesto es hipotético.
Testigo presencial. Todo testigo es presencial.
Tubo hueco. Si no es hueco, no es tubo.
Acceso de entrada. Acceso significa entrada o paso.
Buena Ortografía. Ortografía es la ‘correcta o la buena escritura’.
Cita previa. Una cita siempre tiene que haber sido previamente acordada.
El protagonista principal. El protagonista siempre es el personaje principal.
Hemorragia de sangre. La hemorragia siempre es de sangre.
Lapso de tiempo. Lapso es un periodo de tiempo transcurrido.

Y unos muy comunes:

Salir al exterior
Conclusión final
Demencia cerebral
Volver a repetir
Colaborar juntos
Divisas extranjeras
Utopía inalcanzable
Jóvenes adolescentes
Encarar de frente
Mitades iguales
Gritar alto
Arder en llamas
Estrenar por primera vez
Relación bilateral entre dos países
Subir arriba
Bajar abajo.

Ir a la barra de herramientas