Al instante

El domingo de “Bouvines”

Por Diego Calle Pérez, profesor e investigador social

Grabado tu

Esta es una reseña para significar la importancia de la historia en el ambiente social.

“El Domingo de Bouvines” de Georges Duby constituye uno de los pilares de la microhistoria junto con “El regreso de Martin Guerre” de Natalie Zemon Davis y “El queso y los gusanos” de Carlo Ginzburg, ambos textos de reconocimiento cultural como expresaría Bernando Hoyos. Al igual que los otros dos, “El Domingo de Bouvines” se centra en un hecho histórico concreto para explicar determinados aspectos históricos. En este caso Georges Duby decidió centrarse en la Batalla de Bouvines que tuvo lugar en el siglo XII en un lugar entre Francia y Flandes y que enfrentó al rey Felipe de Francia con Juan Sin Tierra de Inglaterra y Otón de Alemania. Una batalla muy significativa para Francia, ya que según Duby supuso la semilla de lo que hoy es el país francés.
El Cuaderno de la Historiadora: El regreso de Martin …
Como comenté en la entrada de La Historia en el Cine, El regreso de Martin Guerre o Le retour de Martin Guerre, dió lugar a un libro titulado de la misma manera.
Leer más…

Como otros historiadores y en especial Jaime Jaramillo lo ha dicho, la microhistoria analiza un hecho histórico concreto que en cualquier otro tratamiento pasaría inadvertido y lo usa como base para explicar determinados aspectos históricos de manera muy detallada. En el caso de esta obra, Duby nos lleva por el mundo de la guerra medieval, en primer lugar explicándonos esta batalla en concreto para después explicarnos otros aspectos como el concepto de la “paz” y cómo ésta llegó a ser algo controlado por la Iglesia que necesitaba la paz entre señores para que hubiera guerra en tierra santa. Otro aspecto fue la incursión del dinero en la guerra y, por tanto, el surgimiento de mercenarios. Guerreros que eran despreciados pero necesarios, despreciados porque no luchaban por el honor sino por el dinero y necesarios porque eran guerreros increíblemente buenos, habían hecho de la muerte su profesión y se habían especializado en ello. También da detalles del armamento, y de cómo se organizaba una batalla y de que cómo funcionaban las capturas a grandes señores. En definitiva, Duby parte de Bouvines para ofrecer al lector una imagen de la guerra en la Edad Media y lo cierto es que lo consigue.

“El domingo de Bouvines” es una lectura ligera -apenas unas 200 páginas- y muy enriquecedora que permite al lector conocer más no sólo sobre las batallas medievales o sobre el hecho de Bouvines en concreto, sino también para conocer y tener claro qué es la microhistoria. Muy recomendable para todos los que tengan interés en ello. Muy recomendable en el proceso de paz que se discute y causa roncha desde la HABANA para COLOMBIA.

Ir a la barra de herramientas